• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

  • Inicio
  • Actualidad
  • La Infantería española celebra el día de su patrona, la Inmaculada Concepción

Actualidad

martes 10 de diciembre de 2019

Número: 7774

La Infantería española celebra el día de su patrona, la Inmaculada Concepción

Acto celebrado en el CGE, en Madrid

Acto celebrado en el CGE, en Madrid

Acto celebrado en Viator (Almería)

Acto celebrado en Viator (Almería)

Acto celebrado en Bótoa (Badajoz)

Acto celebrado en Bótoa (Badajoz)

La efeméride de la Inmaculada, patrona de la Infantería española, sembró el mapa de España de paradas y actos militares, el 8 de diciembre, que se vivieron con especial intensidad en las unidades del Arma.

Tal fue el caso del Regimiento “Inmemorial del Rey” nº 1, que celebró su acto en el Cuartel General del Ejército, en Madrid. Éste estuvo presidido por el 2º JEME, teniente general Martín Bernardi.

En el Cuartel General de la Fuerza Terrestre, en Sevilla, también se celebró un acto para conmemorar a la patrona de los infantes, en este caso bajo la presidencia del jefe de Estado Mayor, general Escámez.

En las Brigadas del Ejército, donde el peso de la Infantería es muy relevante, a pesar de contar con personal de todas las Armas, además de parada militar, hubo jornadas de puertas abiertas para que a la conmemoración de esta fiesta se sumasen también familiares y amigos.

Así sucedió en las bases “Álvarez de Sotomayor” de Viator (Almería), y en el acuartelamiento “Montejaque” de Ronda (Málaga), de la Brigada de la Legión. En la primera, ejerció la presidencia del acto el jefe de la División “Castillejos”, general González-Valerio; en el segundo, el jefe de la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército, general Salom.

Los legionarios son herederos históricos de los soldados que componían los Tercios Españoles de los siglos XVI y XVII, considerados entonces como la mejor Infantería del mundo, motivo por el cual la conmemoración de la Inmaculada reviste para ellos especial relevancia, al igual que para los componentes de la Brigada “Almogávares” VI, que también son legionarios. Su acto tuvo lugar en la base “Príncipe” de Paracuellos de Jarama (Madrid), y fue presidido por el jefe del Centro de Información de las Fuerzas Armadas, general Romero.

Entrega de distinciones

En el caso de la Brigada “Extremadura” XI, a la tradicional entrega de conmemoraciones a personal militar que se imponen el día de la Inmaculada, se sumaron otras especiales a personal civil. Una fue para el alcalde de Fuente del Maestre, Juan Antonio Barrios, que recibió una Bandera con motivo de la Jura de Bandera que acogió la localidad en mayo.La otra fue la entrega del título “Animosus Dux” al jefe de la Brigada Mecanizada “Santa Margarida” de Portugal, general Braga da Cruz Mendes, en presencia del jefe del Mando de Operaciones, teniente general José López del Pozo, que presidió el acto. La distinción quiere reconocer su proactividad en el hermanamiento entre ambas Brigadas.

En el Palacio Real de Valladolid, el jefe de la Cuarta Subinspección General del Ejército, general Rivas Moriana, entregó el premio de la Inspección General del Ejército al humorista gráfico José Mª Nieto González, y la distinción de la Cuarta Subinspección al reportero de Canal 8 Valladolid Eduardo Kilez, por su meritoria labor y colaboración en el reconocimiento a la importancia del trabajo que desarrollan las Fuerzas Armadas y los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado.

En las Comandancias Generales de Baleares, Ceuta y Melilla, las paradas militares por la patrona tuvieron como escenario el acuartelamiento “Jaime II” de Palma de Mallorca, el acuartelamiento “Millán Astray” de Melilla, y el acuartelamiento “González Tablas” de Ceuta, y estuvieron encabezadas por sus jefes: generales García Blázquez, De los Santos y Cebrián, respectivamente.

Un milagro de origen

La Inmaculada es patrona, además del Arma de Infantería, de los Cuerpos de Estado Mayor, Jurídico, Eclesiástico, Veterinaria Militar, Farmacia Militar y Oficinas Militares.

Fue declarada como tal oficialmente en el año 1892, aunque oficiosamente era venerada y considerada como tal desde 1585, a raíz del denominado milagro de Empel. En esa pequeña población, los infantes españoles resistían heroicamente las acometidas de los infantes holandeses, cuando un soldado, al excavar una trinchera, encontró una imagen de la Inmaculada. Tal hallazgo fue interpretado como un feliz augurio, contribuyendo a elevar la moral de las tropas y a salir airosos del asedio al que estaban sometidos. A la protección de la Virgen le atribuyen la salvación y la victoria.