• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exèrcit de Terra
Ministerio de Defensa
Exèrcit de Terra

Ejército de Tierra

Apoyo a Irak VII

La “Plaza Ibérica” de la Base “Gran Capitán”, en Besmayah (Irak), ha acogido en la mañana del viernes 24 de noviembre, el acto de relevo entre tropas españolas que forman parte de la operación Inherent Resolve. Después de seis meses de intenso trabajo adiestrando a las fuerzas de seguridad iraquíes, los integrantes del sexto contingente, formado sobre la base de la Brigada “Guadarrama” XII, han sido relevados por otro contingente compuesto en su mayoría por personal de la Brigada de la Legión.

En un acto presidido por el general Robert White, el jefe del contingente entrante, el general Luis Francisco Cepeda Lucas, ha recibido el mando del jefe saliente, el general Luis Martín-Rabadán Muro. En la parada militar, junto a los soldados españoles, formaron las unidades de Estados Unidos, Portugal y Reino Unido que, bajo liderazgo español, integran la Task Force Besmayah.

El nuevo jefe de la Task Force Besmayah dirigió unas palabras a los asistentes, en las que comenzó reafirmando “el claro compromiso y apoyo de España, la Coalición, la OTAN y las autoridades iraquíes a la misión”. Destacó como líneas principales de actuación para todos los componentes de la Task Force la adaptabilidad, la iniciativa y el trabajo en equipo. Finalmente, elogió la labor de las Fuerzas Armadas y de Seguridad iraquíes en su lucha contra el Daesh en estrecha colaboración con la Coalición.

El contingente de la BPC VII está constituido por alrededor de 350 militares, de los cuales la mayoría proceden de la Brigada “Rey Alfonso XIII” II de la Legión y el resto de distintas unidades del Ejército de Tierra y el Ejército del Aire. Además participa una Unidad de la Guardia Civil, que se encarga de impartir adiestramiento policial avanzado a las Fuerzas de Seguridad iraquíes.

España forma parte de una coalición multinacional de más de sesenta países organizada para derrotar al autodenominado Estado Islámico (Daesh) dentro de la Operación Inherent Resolve. Para ello, nuestro país lidera uno de los cuatro BPC (Building Partner Capacity), concepto diseñado para incrementar las capacidades del Ejército Iraquí con el apoyo de equipos de instructores de otros ejércitos aliados.