• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Notícies

viernes 11 de octubre de 2013

Nombre: 01

ACTIVIDAD DE INSTRUCCIÓN DE LA JEFATURA DEL MADOC. EN LA SIERRA DE CAZORLA 8-10 OCTUBRE 2013-10-11.

Actividad instrucción Cazorla.

Actividad instrucción Cazorla.

Actividad instrucción Cazorla.

Actividad instrucción Cazorla.

Actividad instrucción Cazorla.

Actividad instrucción Cazorla.

 

Los ejércitos modernos requieren, para lograr una efectividad máxima, de una compleja organización que incluye órganos como nuestro MADOC., que planifica el Adiestramiento, controla la Enseñanza Militar….misiones todas ellas de “despacho y ordenador”. A pesar de que durante la jornada de trabajo se destina un tiempo a la preparación físico-deportiva, es conveniente reforzar esta preparación con otras de mayor duración e intensidad. Se perfecciona así la preparación física del personal participante, enfocada a mantener las capacidades mínimas del combatiente, algo que debe poseer todo miembro del Ejército.
Con esta finalidad la Jefatura del Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra preparó una actividad de instrucción en la Sierra de Cazorla, a desarrollar entre el ocho y el diez de octubre. Además de estimular la preparación físico-militar del personal del MADOC. esta actividad de tres días completos potencia las relaciones de compañerismo entre los participantes, fomenta la realización de actividades deportivas y socioculturales y nos ayudan a conocer el patrimonio natural de Andalucía.
El martes día ocho, a las ocho de la mañana, veinte oficiales, ocho suboficiales y veintiún miembros de Tropa, embarcamos en el autobús que nos conduce a Cazorla. Tras una breve parada para el desayuno, llegamos al Centro de Educación Ambiental de Fuente del Roble en el municipio de La Iruela, que será nuestro “Cuartel General” a lo largo del ejercicio. Allí nos alojamos y hacemos las comidas necesarias.
Por la tarde, una marcha de “calentamiento” por el Arroyo de Linarejos y la Cerrada del Utrero.
Nuestro guía nos ilustra sobre el significado de los términos “cerrada” (lugar angosto y encajonado entre taludes) y “utrero” (animal vacuno de entre tres y cuatro años de edad). Al esfuerzo físico unimos el conocimiento de términos de nuestra lengua que no son de uso cotidiano.
Al día siguiente, nos levantamos antes de la amanecida, para que el Sol nos coja ya caminando en busca del nacimiento del río Borosa y la Cerrada de Elías. Una ruta variopinta que incluye el cruce de túneles no muy bien iluminados. La marcha es dura, el toque a la cantimplora constante, para evitar la deshidratación. Aquí se hace realidad aquello que afirmaba nuestro Premio Nobel Camilo José Cela en un poema dedicado a la Infantería española: …”cuando se siente exhausto, aun puede recorrer muchos más kilómetros…”
La marcha del tercer día, aunque más corta en horas que la del día anterior dura sus cuatro horas. Al final, todo un premio: La visita al Centro de Interpretación de la Torre del Vinagre, donde conoceremos, a lo largo de un recorrido muy didáctico e interactivo, la realidad pasada, presente y, esperemos, futura del Parque Natural de Sierra de Cazorla.
De vuelta nos detenemos en “Casa Juan” de Burrunchel, en La Iruela, antiguo miembro de la Compañía de Operaciones Especiales nº 91, que nos recibe siempre con la alegría del reencuentro con los antiguos camaradas. Tras la tensión que crea un intenso programa de ejercicios, la relajación que trae la “misión cumplida” invita a la charla, a profundizar en las experiencias y en la vida de los compañeros, reforzando así nuestra vocación militar, la “religión de hombres honrados”.