• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Notícies

martes 1 de julio de 2014

Nombre: 01

Academia de Artillería.

Acto de Despedida de EMIEO y EMIES.

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

 El pasado 28 de junio tuvo lugar a las 12:00 horas en el Patio de Orden de la Academia de Artillería el acto de despedida de los Caballeros Alféreces Cadetes de 5º Curso de la Enseñanza Militar para Acceso a la Escala de Oficiales (EMIEO) y los Sargentos Alumnos de la Enseñanza Militar para Acceso a la Escala de Suboficiales (EMIES).
Al acto acudieron tanto el personal de la Academia como muchas de las autoridades civiles y militares de Segovia, que quisieron compartir dicho día con la Academia de Artillería.
El acto se inició con la recepción del Estandarte, y a continuación, se rindieron honores a la Autoridad que lo presidió, el General Director de la Academia de Artillería, Excmo. Sr. D. Alfredo Sanz y Calabria, quien, posteriormente pasó revista a la formación.
Después de la entrega de condecoraciones al personal de la Academia, se entregó el Premio Huelin al Teniente Coronel CGET Artillería Escala de Oficiales D. L. Algara como profesor más destacado por sus valores morales, militares, técnicos y docentes, manifestados durante el curso académico. El premio Huelin fue creado durante el curso 2008/2009, según el convenio de colaboración suscrito entre la Academia de Artillería y los herederos de D. P. Huelin (Comandante de Artillería fallecido el 11 de abril de 1969 en acto de servicio, por accidente de helicóptero, en Guadalix de la Sierra, siendo profesor de la Academia de Artillería).
Este año, además, y con motivo del 250 Aniversario de la Inauguración del Real Colegio de Artillería, se entregó una reproducción de la Estatua Minerva, diosa de la sabiduría, al General Director de la Academia de Artillería D. Alfredo Sanz y Calabria, como reconocimiento a todo el personal de la Academia por el trabajo realizado a lo largo de este año.
Acto seguido, Clara Luquero de Nicolás, Alcaldesa de Segovia, inició su discurso recalcando la importancia que tuvo el Real Colegio de Artillería en la renovación estructural de la enseñanza en la España del siglo XIX, logrando unir la teoría, la práctica y la investigación, dando un aire modernizador a la ciencia, industria y tecnología, que acabó siendo aplicado satisfactoriamente en las industrias españolas de aquella época. Y finalizó su alocución felicitando a todos los alumnos que finalizan sus estudios deseándoles suerte en sus futuros destinos.
A continuación los alumnos recogieron por un lado su Certificado de Estudios y por otro lado su Título de Segoviano Honorario, título que el Excelentísimo Ayuntamiento de Segovia, entrega a todos los artilleros que cursan sus estudios en la Academia desde el año 1952.
Asimismo la Alcaldesa de Segovia entregó un premio a los números uno de 5º Curso de EMIEO, así como a los números uno de EMIES en sus especialidades de Artillería de Campaña y Antiaérea y Costa.
Posteriormente los alumnos que se despedían de la academia de Artillería, desfilaron para despedirse del Estandarte en un emotivo acto parta todos ellos.
Fue entonces, el momento de las palabras del General Director de la Academia de Artillería, el cual instó a los alumnos a mirarse sus hombreras, señalándoles que las estrellas o galones que ya empiezan a vislumbrar les van a convertir en oficiales y suboficiales del ejército español. Pero no les hará líderes. Desde luego no los líderes que España necesita, los líderes de los hombres y mujeres que van a depositar en ustedes su confianza –toda su confianza-, para llevarles al combate.
Por eso el General Director les señaló que en un mundo cambiante como el que vivimos, es preferible regirse por principios que, al ser abstractos, siempre son más flexibles; antes que por recetas, ya que las más de las veces no se adecúan a la situación. Recordemos: voluntad de vencer, libertad de acción y capacidad de ejecución. Corazón, cabeza y manos.
Finalmente, el General les indicó que todos ellos tienen un reto apasionante: hacer una España y un mundo mejor. Para ello, toda esta Academia, desde quien les habla hasta el jardinero, ha hecho todo lo humanamente posible para estar a la altura del mismo; ahora, la responsabilidad es suya.
El acto continuó con el Homenaje a los caídos, para finalmente entonar el Himno de los Artilleros y posterior desfile de la unidad formada.