• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Notícies

viernes 29 de mayo de 2015

Nombre: 52

Mando de Adiestramiento y Doctrina.

El liderazgo en la Enseñanza Militar de Formación.

Las academias militares son centros formadores de cuadros de mando que ocuparán los diferentes niveles en la jerarquía de los ejércitos.

Las academias militares son centros formadores de cuadros de mando que ocuparán los diferentes niveles en la jerarquía de los ejércitos.

Siempre se han buscado los mejores líderes para conducir las unidades de combate.

Siempre se han buscado los mejores líderes para conducir las unidades de combate.

El estilo de mando de estos futuros oficiales y suboficiales se caracteriza fundamentalmente por la elevada capacidad para motivar a los miembros.

El estilo de mando de estos futuros oficiales y suboficiales se caracteriza fundamentalmente por la elevada capacidad para motivar a los miembros.

La DIDOM lleva a cabo un estudio sobre “el liderazgo dentro de la enseñanza militar” el cual ha sido coordinado por la Comandante Dña. P. Gallardo y el profesor de la Facultad de Sociología de la UGR. D. Emilio Sánchez Santa-Bárbara como investigadores principales.

Desde hace años el liderazgo es un fenómeno que despierta un gran interés. En casi todos los ámbitos se plantean investigaciones para mejorar la enseñanza de estas capacidades humanas y profesionales para transformar a las personas en eficaces y eficientes. Es por ello que desde el ejército, desde siempre se busca los mejores líderes para conducir las unidades de combate.

Este programa de investigación cierra la segunda fase del programa de investigación “Desarrollo del liderazgo en el Ejército de Tierra”, iniciado en la segunda mitad del año 2011 y con él se cierra la investigación, llevada a cabo en la Sección de investigación de la Dirección de Doctrina, Orgánica y Materiales (DIDOM) del Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC).

Este trabajo tiene por finalidad determinar un sistema para la formación del liderazgo en el Ejército de Tierra. Ya que los diversos niveles de la jerarquía llevan implícitos la asunción de determinadas responsabilidades tales como: tomar decisiones, dar órdenes y hacerlas cumplir, fortalecer la moral de su grupo, motivar a los subordinados, mantener la disciplina y administrar los medios asignados.

La información que este estudio serviría para orientar el diseño de los planes de estudio en materia de liderazgo en las academias militares.

Las academias militares son centros formadores de cuadros de mando que ocuparán los diferentes niveles en la jerarquía de los ejércitos. Los oficiales ejercerán el mando mediante acciones directivas y los suboficiales lo harán mediante la transmisión de las órdenes recibidas y la supervisión del cumplimiento de la tarea encomendada.

El planteamiento de dicho estudio se diseñó para medir el liderazgo desde la descripción del propio líder en el contexto de la enseñanza militar de formación del Ejército de Tierra.

Se realizó una encuesta a dos grupos, el primero perteneciente a la enseñanza de oficiales y el segundo a la de suboficiales, una muestra de 476 efectivos en total.

Una vez obtenidas las respuestas de la muestra, se revela que los alumnos de la AGM y la AGBS asumen como preferido un estilo de mando que se caracteriza por: la creatividad, la innovación, la autodirección, la responsabilidad, la energía y el entusiasmo en el trabajo, la orientación hacia las personas, la apertura a la comunicación con sus subordinados, la ética, la integridad, la coherencia entre sus actitudes y la misión, visión y valores del Ejército de Tierra y una postura abierta de colaboración y participación dentro de la unidad. Al mismo tiempo, estos líderes tienen un elevado compromiso con la misión, saben definir y estructurar el trabajo y valoran la importancia de administrar recompensas por el esfuerzo y el trabajo bien hecho. La mayoría de estas características son propias de los líderes transformacionales. Dichos líderes son capaces de proporcionar a sus seguidores un sentido y conocimiento adecuado de la misión, el cual crea en ellos el interés por analizar el trabajo con nuevas miras y la motivación por trascender sus propios intereses y preocuparse por aquello que beneficia al grupo.

La motivación a través de la inspiración, recompensa, consideración individualizada, carisma y estimulación intelectual, influyen de forma positiva sobre la satisfacción de los subordinados en el trabajo y con su mando; la confianza y lealtad al líder y el esfuerzo extra que los miembros de la unidad están dispuestos a hacer para cumplir la misión.

Así la mayoría de los encuestados creían que las mejores referentes comprendían las formas de liderazgo activo, es decir, la existencia de un líder motivador dentro del grupo.

Para lograr este objetivo, el estilo de mando de estos futuros oficiales y suboficiales se caracteriza fundamentalmente por la elevada capacidad para motivar a los miembros de su unidad y dar significado al trabajo y a la misión; una conducta ejemplar capaz de suscitar el orgullo y la seguridad entre sus subordinados; la responsabilidad para administrar recompensas cuando se cumplen las expectativas y por ultimo el conocimiento individual de sus subordinados, sus necesidades de logro y de crecimiento personal y profesional.

No obstante es importante recordar que lo que se describe en este trabajo es el “ideal” de liderazgo que alumnos en formación de las academias militares creen que deben ejercer tras obtener su despacho de oficial o suboficial. Las características fundamentales de estos líderes, capaces de generar unidades cohesionadas, con personal satisfecho y eficaz, son principalmente: la creatividad, la capacidad de innovación, el alto grado de implicación en el trabajo, gran energía y entusiasmo, tendencia a asumir riesgos, autoconfianza, alta necesidad de influencia social y motivación para el liderazgo. Es importante la detección temprana de estas cualidades en los alumnos y potenciar su estilo de mando.