• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Notícies

lunes 1 de junio de 2015

Nombre: 53

Mando de Adiestramiento y Doctrina.

La Carrera de las Fuerzas Armadas “Las dos Colinas” en su X edición.

Tras el cañonazo de salida los corredores toman posiciones.

Tras el cañonazo de salida los corredores toman posiciones.

El grueso pelotón abandona el Acuartelamiento Cervantes.

El grueso pelotón abandona el Acuartelamiento Cervantes.

Los rostros de los primeros clasificados reflejan el esfuerzo y la dureza del recorrido.

Los rostros de los primeros clasificados reflejan el esfuerzo y la dureza del recorrido.

En la ciudad de Granada sede del MADOC a las 9:30 de la mañana del domingo, el tradicional cañonazo dio la salida a la décima edición de la carrera de las 2 Colinas. Una prueba durísima de 13 kilómetros que sube las dos colinas que flanquean el río Darro y que atraviesa el centro histórico de la ciudad.

La carrera contó con un apoyo de más de 500 personas entre voluntarios, policía local, técnicos de la Concejalía de Deportes a los que se unieron más de 200 miembros del Ejército, todos al servicio de las 4000 inscripciones recogidas este año.

El Ejército hace de amalgama del buen espíritu que tienen las empresas y las instituciones de la ciudad para financiar y apoyar este tipo de actividades. La carrera de las 2 colinas abarca nueve pruebas que comprenden desde la absoluta hasta la de pre benjamines, para aquellos que nacieron después del 2007 y que deben correr los 390 metros establecidos para estos futuros campeones. Uno de los objetivos de este singular evento es la promoción del deporte en los más pequeños.

Francisco Javier Parejo, ganó la prueba con un tiempo de 46 minutos y 3 segundos, equivalente a un ritmo de 3,24 minutos por kilómetro, mantenido a lo largo de los 13 kilómetros que tiene el singular recorrido, con cuestas y bajadas continuas, y que convierten a las 2 colinas en una de las pruebas más duras y exigentes del panorama de maratones de la provincia. Con la consecución de este triunfo, el atleta del Club Bikila suma ya su sexta victoria en la prueba, un palmarés que será difícil superar. Acompañaron a Parejo en el pódium Andrés Fernández Mediano, también del Bikila con un registro de 48 minutos y 14 segundos, seguido de Rubén Vigil Chacón del Alpino de Benalmádena con un crono de 48’ 29’’. Excelentes tiempos para unas cuestas y quiebros implacables y con un sol empeñado en torturar a los corredores desde temprana hora de la mañana. Entre las mujeres entró en primer lugar Paloma Zambrano Bolivar del Club de Atletismo Alhendin en un tiempo de 59’ 10’’, seguida de Elena Pérez Muñoz del Sapiens Human Runner en 1h 1’ 9’’ y de Ángela Avila Alché del Club Deportivo Triatarfe con una marca de 1h 1’ 49’’.

Pero lo menos importante del domingo fue el resultado deportivo, ya que muy poquitas carreras recorren el histórico entramado callejero de unos lugares que son Patrimonio de la Humanidad. Los bosques de la Alhambra, el Sacromonte o los laberintos del Albaicín son los incomparables escenarios por los que discurrieron los 2.400 atletas que finalmente tomaron la salida desde el Acuartelamiento Cervantes, que desde primera hora de la mañana bullía de corredores de todas las edades.

Según manifestó a los medios el General Amador Enseñat y Berea, Secretario General del MADOC, que organiza la prueba, para los militares, correr es una de los mecanismos más eficientes de enfrentar a los hombres y a las mujeres con sus propios límites; al mismo tiempo que una forma de superación, siempre es un ejercicio de voluntad y constancia. Correr supone conocer las propias fortalezas y debilidades y una formidable lección también contra la vanidad y la soberbia. Para los militares estar en forma es una obligación pues estamos obligados a superar un test físico todos los años adaptado al sexo y a la edad. Pero sobre todo es una fuente de alegría y satisfacción, y una manera para mejorar el espíritu de equipo superando todas las personas las mismas dificultades.

En palabras del Coronel Rafael García Fernández, promotor y artífice de las diez ediciones de la carrera y factótum de su organización y coordinación, la historia de las 2 colinas surgió, a raíz de la sesión de carrera continua y de gimnasia que tenían que hacer diariamente los componentes de la Agrupación Logística del Acuartelamiento Cervantes. De ese modo corriendo por los itinerarios de Granada, un día subían a la Alhambra, otro día subían al Sacromonte o al Albaicín, hasta que llegó un día en que se atrevieron con hacer todo en una sola tacada. El recorrido era duro pero lo compensaba el paisaje, la atmósfera, esa textura morisca que tienen las placetas, los aljibes, los viejos alminares, los cármenes y sus jardines, el caos de esquinas, cuestas y murallas por donde parece que no discurre el tiempo…

Con la entrega del tradicional cañón de bronce que constituye el trofeo, se cerró un día en el Acuartelamiento Cervantes. Una jornada de puertas abiertas en que los mayores compartían cervezas y refrescos mientras los niños se lo pasaban pipa corriendo, y dando brincos entre los soldados que repartían yogures y fruta. En definitiva mucha gente disfrutando de una carrera que moviliza Empresas, Ayuntamiento, al Patronato de la Alhambra, al Patronato de Deportes, a las Cofradías que jalonan el recorrido con avituallamiento, a la Banda de tambores y cornetas de Jesús Despojado… Una carrera muy completa y bien organizada que cada vez atrae a más corredores.