• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Notícies

viernes 20 de mayo de 2016

Nombre: 8

La nobleza Española y Granadina en tiempos del Gran Capitán.

Inauguración en Granada de la exposición del Gran Capitán.

La conferencia estuvo abierta a la sociedad de Granada.

La conferencia estuvo abierta a la sociedad de Granada.

El General Enseñat Secretario General del MADOC presentó al conferenciante.

El General Enseñat Secretario General del MADOC presentó al conferenciante.

El Coronel García Sánchez en un momento de su conferencia.

El Coronel García Sánchez en un momento de su conferencia.

El salón del trono de Capitanía General sede del MADOC fue el escenario de la conferencia del título, perteneciente al ciclo que con motivo de la exposición del Gran Capitán se ofrecen en la ciudad de Granada durante las próximas semanas. El Coronel de Artillería D Julián García Sánchez, destinado en el MADOC y Licenciado en Historia, expuso con amenidad el origen de alguno de los ducados, marquesados, condados, etc que fueron surgiendo durante la Edad Media. Aunque en la España de hoy, la posesión de un título de nobleza no supone ningún privilegio legal, es una distinción de carácter exclusivamente honorífico y simbólico, circunstancia que no fue siempre de este modo, ya que en  tiempos de los Reyes Católicos y del Gran Capitán tuvieron una  relevancia y protagonismo absoluto en la historia.  Habló después de la Grandeza de España, creada en 1520 por el Emperador y Rey Carlos I. De los casi tres mil títulos nobiliarios españoles, cerca de 400 poseen la distinción de grandes de España, que son representados por el Consejo de la Diputación Permanente de la Grandeza. Sólo, entre diez de las mayores casas: Alba, Alburquerque, Infantado, Medinaceli, Medina Sidonia, Osuna o Villahermosa, suman dos centenas de títulos.

El Coronel García Sánchez hilvanó el devenir de las principales casas, muchas de las cuales tuvieron su origen en Leonor de Guzman que fue amante de Alfonso XI, Rey de la Corona de Castilla, y de cuyo vientre nació la dinastía de la Casa de Trastámara, que terminó por poseer las Coronas de Castilla y Aragón. Se centró luego en las familias Fernández de Córdoba, Manrique de Lara y Mendoza, representadas por el Gran Capitán, María Manrique, su esposa y el Conde de Tendilla respectivamente.

A la conferencia asistieron unas noventa personas y contó, entre otras autoridades, con la presencia del Jefe del MADOC.