• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exèrcit de Terra
Ministerio de Defensa
Exèrcit de Terra

Ejército de Tierra

Escudo EMMOE

Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales

Notícies

lunes 16 de septiembre de 2019

Nombre: 17/2019

LA EMMOE COLABORA CON LA ASISTENCIA SANITARIA DE LA PRESTIGIOSA ULTRA-TRAIL CANFRANC-CANFRANC

/es/Galerias/Imagenes/unidades/Huesca/emmoe/Noticias/2019/17_EMMOE_01.jpg

Organización (Foto: EMMOE)

/es/Galerias/Imagenes/unidades/Huesca/emmoe/Noticias/2019/17_EMMOE_02.jpg

Carrera (Foto: EMMOE)

/es/Galerias/Imagenes/unidades/Huesca/emmoe/Noticias/2019/17_EMMOE_03.jpg

Rueda de prensa (Foto: EMMOE)

 

La EMMOE. aporta a la prueba la máxima garantía de seguridad desde sus medios especializados hasta la experiencia del personal con formación en distintas misiones  internacionales. En concreto, una ambulancia de Soporte Vital Avanzado y dos de Soporte Vital Básico -en vehículos todoterreno- (que se sumarán a otra Soporte Vital Avanzado civil), y que se irán moviendo en función del desarrollo de la carrera. También se instalarán 7 puestos fijos -que vienen a convertirse en unos 12, en función de los movimientos de las ambulancias-; y habrá, entre personal civil y militar, 7 médicos, 8 enfermeros y 9 profesionales más, entre conductores y sanitarios. Además, todo ello se reforzará con los 28 puntos de control distribuidos a lo largo del itinerario. La carrera se subdivide en distintas pruebas: Una ultra de 100km, otra de 75 km, una maratón de 45 km, una carrera de 16 km y una andada, a todo esto hay que sumar las dificultades que ofrece el terreno montañoso de la zona y la gran participación con mas de 850 corredores y 250 voluntarios.

En este sentido, el director de la carrera aseguro que «sería muy difícil hacer esta carrera con seguridad sin el apoyo de la EMMOE».

El comandante médico Jorge Palop (EMMOE) es el responsable de la organización sanitaria de toda la prueba. Una tarea de gran dificultad, teniendo en cuenta que se trata de cinco pruebas en distintos valles, en lugares de difícil acceso donde una evacuación puede resultar muy compleja con dos noches, en las que el helicóptero no puede volar y que requiere una impecable coordinación con los médicos, enfermeros y personal sanitario voluntario que aporta su capacidad profesional.