• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exèrcit de Terra
Ministerio de Defensa
Exèrcit de Terra

Ejército de Tierra

Escudo de Armas del IHCM

INSTITUTO DE HISTORIA Y CULTURA MILITAR

Notícies

martes 18 de diciembre de 2018

Nombre: 20181219-10

10. Bandera con dedicatoria Melilla, 1909 (Gurugú)

Bandera con dedicatoria Melilla, 1909 (Gurugú)

Gurugú

La segunda campaña de Melilla duró cuatro meses y medio. Para su mejor estudio y comprensión, la hemos dividido en cinco fases, atendiendo a la actuación del general Marina:

 

Fase 1: del 18 al 27 de julio. Correspondió al momento inicial de los ataques rifeños y los combates de los días 18, 20, 23 y 27 de julio, en los que los rifeños pretendieron romper el frente español para aislar la plaza de Melilla del resto de posiciones, y que se saldaron con el desastre del Barranco del Lobo de éste último día, en el que produjo un desconcierto total en las tropas españolas tras un exitoso avance inicial y que como resultado de la confusión los españoles sufrieron un total de 1.046 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos; entre los primeros se encontraba el propio general Pintos y un tercio de la oficialidad. En estos días se incorporaron la 3ª y 1ª Brigadas Mixtas como primeros refuerzos llegados de la península, con lo que las fuerzas españolas sumaron un total de 18.000 hombres.  Fase 2: del 28 de julio al 19 de septiembre. El 27 de julio el general Marina fue nombrado Comandante en Jefe del Ejército en Operaciones, con la misión de dirigir a todas las fuerzas que combatían y de organizar la llegada de las unidades procedentes de la Península. El general Marina permaneció a la defensiva en el triángulo formado por el Atalayón, Sidi Ahmet y Melilla, organizando los refuerzos y mandando las columnas de reconocimiento del general Aguilera y el coronel Larrea al monte Gurugú entre el 24 de agosto y el 11 de septiembre, cuya toma era imprescindible para salvar la ciudad. En este periodo llegaron la 2ª Brigada Mixta y la 1ª y 2ª Divisiones Orgánicas Reforzadas, con lo que las fuerzas españolas sumaron un total de 43.500 hombres.

TEXTO:

D. Pedro San José, planta la bandera nacional en lo alto del Gurugú Al parecer, el soldado de cazadores de Las Navas, que hincó la bandera nacional en lo alto del Gurugú, el 29 de septiembre de 1909, fue D. Pedro San José, del cual, se desprendía ya una historia personal, de la cual, el General Marina, tenía conocimiento, motivo por el cual, sería propuesto para la Cruz Laureada de San Fernando. Esto quedó recogido en el diario madrileño “El Imparcial” del 5 de octubre de 1909. Dicha noticia decía literalmente lo siguiente: “…El soldado Pedro San José, que fue quien, en unión de cinco compañeros más, al mando de un teniente hincó la bandera nacional en una de las crestas del Gurugú. El relato de las peripecias ocurridas a este soldado, a quien el general Marina ha propuesto para la cruz laureada es interesantísimo. El día 18 de Julio, cuando entre un diluvio de plomo salvó a cuestas a su capitán y mató a dos moros que querían arrebatárselo, recibió cuatro balazos. Repuesto de sus heridas, y después de lograr subir al Gurugú y tremolar nuestra enseña en la cúspide del monte, cayose por un precipicio y se fracturó el brazo izquierdo, que es la lesión que ahora padece, y para colmo de desventuras, sus padres al saber que estaba herido y que habían degollado a un hermano suyo, sucumbieron al peso de tanto dolor y rindieron su tributo a la muerte. En medio de tanta desdicha, solo tiene el consuelo de haber trepado en primera línea por el Gurugú, de haber recibido felicitaciones sin cuento, entre otras la del propio general en jefe, y de haber recibido diversos regalos de la familia del general Marina…”. El parte oficial “…Melilla, 29, 11 M. A las siete y treinta ha sido ocupada posición que forma vertiente derecha barranco Lobo, dominando todo el valle de Beni Emsar (Beni-Ensar), poco después se han ocupado también los dos picos principales del Gurugú, enarbolando sobre ellos bandera española; han concurrido a la operación diez y seis compañías, tres baterías, tres secciones de Caballería, más una de Ingenieros; no ha habido resistencia; se está fortificando esta posición, donde quedará por ahora coronel Primo de Rivera con cuatro compañías de su regimiento y la Brigada Disciplinaria…”.