• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exèrcit de Terra
Ministerio de Defensa
Exèrcit de Terra

Ejército de Tierra

Armas del AMÉRICA 66

Regimiento de Infantería 'América' 66, de Cazadores de Montaña

Notícies

martes 22 de septiembre de 2015

Nombre: 057

15 al 17 de septiembre de 2015, en el Pirineo Occidental.

Prueba final para los cazadores de montaña

Instrucción Técnica de Montaña Estival en el Pirineo Aragonés.

 

 

Finalizando la fase de Instrucción Técnica de Montaña Estival (ITME), el Batallón de Cazadores de Montaña “Montejurra” II/66 ha realizado durante los días 15, 16 y 17 de septiembre diversas marchas de aplicación. Se cumple así con lo marcado en la Norma Operativa 302/13 de la Jefatura de Tropas de Montaña que regula y establece los requisitos para adquirir los distintos niveles de instrucción montañera.

Las marchas realizadas han sido de entidad sección, evaluándose el desnivel superado en función del tiempo empleado. También se ha tenido en cuenta la disciplina de marcha, la actuación de los elementos de abrehuellas y cierrafilas. Un elemento fundamental que se ha tenido en cuenta ha sido el mando y control del jefe de sección ante sus subordinados y la forma en que solventaba incidencias de cara al Jefe de Compañía. Se ha hecho especial énfasis esta vez en las tareas colectivas de la instrucción, toda vez que habían sido superadas las individuales durante los meses de julio y agosto.

El Spigolo o Aguja Sur de Ansabere

Al fondo el Spigolo o Aguja Sur de Ansabere. (Foto: RCZM 66)

El marco elegido ha sido la cabecera del Valle de Ansó, materializándose las ascensiones de la Mesa de Los Tres Reyes, Petrechema, Sobarcal y Mallo Acherito. Aunque el punto de salida y de finalización ha sido para todas ellas el Refugio de Linza, los itinerarios han sido diferentes para cada una de las marchas realizadas. Una vez más ha quedado de manifiesto la buena preparación física de los cazadores de montaña dado que el tiempo empleado no ha superado en ningún caso las cinco horas y media y el equipo portado era el de jornada. La climatología, sin embargo, ha sido adversa lo cual ha supuesto un aditivo a la instrucción pero no impedido realizar lo que previamente se había planeado. Acceder y permanecer ha sido más dificultoso debido a las fuertes rachas de viento.