• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

GRUPO DE REGULARES DE MELILLA

“La unidad más condecorada del Ejército Español”

El 30 de junio de 1911 se crean las FUERZAS REGULARES INDIGENAS DE MELILLA, con personal de tropa indígena y tropa española en menor número bajo el mando de oficiales y suboficiales españoles, alistándose los primeros voluntarios en el Fuerte de Sidi-Guariach (hoy de la Purísima). Se inicia, de esta forma, la historia de las FUERZAS REGULARES, nombrándose como primer Jefe de esta singular Unidad al Teniente Coronel de Caballería D. DÁMASO BERENGUER Y FUSTÉ.

Con una organización inicial de un Batallón (Tábor) de Infantería y un Escuadrón de Caballería, fueron concebidas, fundamentalmente, como fuerzas de choque; lo cual demuestra durante sus primeras acciones consiguiendo, el día 15 de mayo de 1912, durante la Campaña del Kert, la concesión de la primera Cruz de la Real y Militar Orden de San Fernando a un componente de las Fuerzas Regulares, el Teniente de Caballería D. JAIME SAMANIEGO Y MARTINEZ FORTÚN, por su actuación en la toma del poblado de Haddu Al-lal u Kaddur.

Las brillantes actuaciones de estas fuerzas, empleadas siempre en los lugares y las acciones de mayor riesgo, contribuyen a asentar su fama y, en poco tiempo, se convierten en imprescindibles, por lo que el 31 de julio de 1914 una Real Orden amplía estas fuerzas a cuatro GRUPOS DE FUERZAS REGULARES INDIGENAS, compuesto cada uno por dos Tábores de Infantería, de tres compañías, y un Tábor de Caballería, de tres escuadrones.

Una de estas unidades es el GRUPO DE FUERZAS REGULARES INDIGENAS DE MELILLA Nº 2, organizado con el personal del Tábor de Policía de Alhucemas y, posteriormente, con el III Tábor de Regulares de Melilla Nº 1; instalándose inicialmente en la Alcazaba de Melilla y con campamento en Nador. Su primer Jefe fue el Teniente Coronel de Caballería D. Antonio Espinosa Sánchez.

Desde  su creación,  y en   particular  durante  el  llamado  Desastre de Annual, el Grupo se bate con bravura sin igual en cuantas acciones participa, demostrándose una sólida preparación y disciplina que en más de una ocasión les hace llegar al sacrificio, como en el caso de los laureados Capitán D. Juan Salafranca Barrio, en la defensa de Abarrán, y el Capitán D. Joaquin Cebollino Von Lindeman, en el convoy a Igueriben.

El 29 de julio de 1922 se organiza el GRUPO DE FUERZAS REGULARES INDIGENAS ALHUCEMAS Nº 5 con base en Segangan y teniendo como primer Jefe al Teniente Coronel D. Rafael Valenzuela Urzaiz, a quien sustituyó el igualmente heroico Teniente Coronel D. Claudio Temprano Domingo.

Su bautismo de fuego tuvo lugar el 26 de octubre del mismo año en la ocupación de Taguaid y continúa interviniendo heroicamente durante toda la campaña de Marruecos, trasladándose a la zona occidental del protectorado desde el 6 de junio de 1924 hasta final de ese mismo año y, más tarde, desde el 5 de enero hasta el mes de julio de 1927.

Durante toda la campaña de Marruecos y, más tarde, en la guerra civil española, estos Grupos, como el resto de las Fuerzas Regulares, combatieron sin igual en cuantas operaciones participaron, aumentando el número de sus Tabores de tal forma que se hizo preciso su desdoblamiento en nuevos Grupos que desaparecieron en la década de los cincuenta.

Tras la retirada de España del Protectorado en Marruecos, en el año 1958,  los Grupos 2 y 5 se repliegan a la ciudad de Melilla, finalizando la primera época de los Regulares e iniciándose la segunda como una Unidad de línea de Infantería, con personal de reemplazo. En el año 1985, desaparece el Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas Alhucemas Nº 5, haciéndose depositario de su historial el Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla Nº 2 que pasó a denominarse REGIMIENTO DE INFANTERIA MOTORIZADO "FUERZAS REGULARES DE MELILLA   Nº 52", recogiendo igualmente los historiales de los extinguidos  Grupos de Fuerzas Regulares Indígenas Nº 7 y 8 y el del Regimiento de Infantería Melilla Nº 52, contribuyendo con ello a que el GRUPO DE REGULARES DE MELILLA Nº 52, denominación que recibe desde el 1 de Enero de 2000,  sea la Unidad más condecorada del Ejército Español.

En el año 1999, con la profesionalización de las Fuerzas Armadas, nace la tercera época de los Regulares, convirtiéndose en una Unidad de primera línea.

El 20 de Febrero de 2002, en un emotivo acto en el parque Hernández de la Ciudad, presidido por el Ministro de Defensa D. Federico Trillo y Martínez-Conde, se hace entrega de la Nueva Enseña Nacional al Grupo de Regulares de Melilla nº 52, con la inscripción del nombre actual de la Unidad. La madrina fue la Sra. D. Francisca Conde Ramírez.

La Compañía “Capitán Tassara”  compuesta por 72 Regulares, durante  los  meses de marzo a Septiembre del año 2002, llevaron a cabo una Misión Internacional en Kósovo.

La Compañía “Melilla” participó en el año 2006, durante los meses de Mayo a Septiembre, integrado en la Agrupación Táctica “Ciudad de Melilla” en la SPFOR XXVIII, en la zona de Bosnia i Herzegovina.

En Enero de 2006, la Unidad se traslado a las modernas instalaciones de la Base “Alfonso XIII”, dejando el Acuartelamiento de Santiago.

En Diciembre de 2006 es inaugurada la Sala Museo, donde se rinde homenaje a todos los componentes de estas gloriosas Unidades. Entre los valiosos fondos de patrimonio, cuenta tanto con material propio de la Unidad, como cedidos por entes privadas o particulares. Es un  recorrido de la historia de los Regulares desde su creación hasta nuestros días. 

El Grupo de Regulares de Melilla así mismo tenía como una de sus misiones fundamentales la custodia de las islas y peñones: Islas Chafarinas, Islas de Alhucemas y Peñón de Vélez de la Gomera, manteniendo destacamentos permanentes en dichos enclaves. No obstante, con fecha 1 de julio de 2008 y en virtud de adaptaciones orgánicas, el Grupo de Regulares de Melilla pasa a guarnecer el destacamento del Peñón de Vélez de la Gomera, siendo responsabilidad del RAMIX-32 la custodia del destacamento de Alhucemas y del Tercio Gran Capitán 1º Legión, la custodia del destacamento de Chafarinas.

Uniformidad: Tras un largo proceso se han ido recuperando las prendas tradicionales características de estas Unidades destacando:

  • Tarbush: Gorro típico de color Rojo, con una borla negra de flecos.
  • Camisa: Color Garbanzo
     
  • Pantalón para formación: tipo Noruego, color Garbanzo
  • Faja: De distinto color para cada Grupo de Regulares, a juego con el color del Sulham y antiguamente también con las vendas de tela usadas en cada pierna. Los Regulares de Melilla llevan la faja de color Rojo y los de Ceuta de color Azul.
  • Sulham: Capa mas gruesa de color Rojo para Melilla y Azul para Ceuta
  • Alquicel: Capa blanca, cuando se lleva Sulham es la interior, de tela mas liviana
  • Correaje: Correaje de cuero de Marroquinería (personal de la Nuba y Escuadra de Gastadores).
  • Skara: Bolsa de costado de cuero de Marroquinería
NUBA (Banda)
  • Chirimía: la chirimía es un instrumento típico de la zona de Marruecos (parecido a la Dulzaina Castellana), que le da ese sonido tan peculiar a las marchas interpretadas por la NUBA.
PASO DE DESFILE:
  • 90 Pasos por minuto, marcha que da porte y majestuosidad a los Regulares.
CONDECORACIONES HEREDADAS POR EL GRUPO DE REGULARES DE MELILLA
UNIDAD LAUREADAS COLECTIVAS LAUREADAS INDIVIDUALES MEDALLAS MILITARES COLECTIVAS MEDALLAS MILITARES INDIVIDUALES MARIA CRISTINA
R.I. MELILLA Nº52   9 1 4 28
G.F.R.I. MELILLA Nº2 4 8 15 37 57
G.F.R.I. ALHUCEMAS Nº5 5 13 17 38  
TOTAL 9 30 33 79 85
BREVE RESEÑA HISTÓRICA NUBAS DE REGULARES

El 30 de junio de 1911 se crean las FUERZAS REGULARES INDÍGENAS DE MELILLA, con personal de tropa indígena y tropa española en menor número bajo el mando de Oficiales y Suboficiales españoles, alistándose los primeros voluntarios en el Fuerte de Sidi-Guariach en Melilla (hoy en día de la Purísima). Se inicia, de esta forma, la historia de las FUERZAS REGULARES, nombrándose, como primer Jefe de esta singular unidad al Teniente Coronel de Caballería D. DÁMASO BERENGUER Y FUSTÉ.

Desde su inicio estas fuerzas contaron con una banda de música con la denominación especial de “Nuba” (palabra con la que se designa en la zona a un conjunto musical). A la misma se  incorporan otros instrumentos musicales autóctonos, a los ya de por sí habituales de una banda (cornetas, tambores, etc.), entre ellos el más característico, la chirimía. Posteriormente los diferentes Grupos que se fueron creando contaron con su propia  nuba. Hoy en día solo quedan dos que son las que corresponden al Grupo de Regulares de Ceuta nº 54 y al Grupo de Regulares de Melilla nº 52.

Las nubas siempre han estado presentes en los grupos de Regulares, adoptando la música típica de las tropas indígenas del lugar con instrumentos típicos del Mogreb, el  instrumento más acorde con esas tropas  era la “CHIRIMÍA”(o gaitas como son llamadas en el Mogreb) siendo unos instrumentos que se  unieron  a las Bandas de guerra de cornetas y tambores.

La chirimía es un instrumento musical de viento de doble lengüeta. El sonido es de tiple muy agudo que es lo que caracteriza al citado instrumento.

La uniformidad de las nubas es la tradicional de estas fuerzas que se caracteriza por la vistosidad y colorido de las prendas que lo componen. Entre las mismas se encuentra el Tarbuch (prenda de cabeza de color rojo), las trinchas de Cuero marroquí con  “fantasía” (repujado que lleva el mismo), la Skara ( cartera de cuero), el suljan (capa de paño cuyo color depende del grupo al que pertenece la nuba, rojo para el grupo de Melilla y azul para el de Ceuta) y Alquicel (capa blanca) ello unido al uniforme que es de color garbanzo   y a su  paso majestuoso, da un especial colorido a estas nubas. 
 

Volver