• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • print
Formulario de Búsqueda
Army
Ministry of Defence
Army

Ejército de Tierra

Regimiento Acorazado de Caballería Pavía 4

Historial de la unidad

El actual Regimiento Acorazado de Caballería Pavía nº 4 tiene su más remoto origen en la llamada “Pequeña Armada de Pavía” que esta ciudad creó, para su autodefensa, con unos 2.000 infantes, 1.600 jinetes y algunas piezas de artillería, cuando aquellos territorios del Norte de Italia pertenecían a la corona del Emperador Carlos V. Precisamente fue uno de esos soldados de caballos ligeros quien hizo prisionero al Rey de Francia, Francisco I, en la Batalla de Pavía, el 24 de Febrero de 1525. El verdadero nacimiento del actual Regimiento data del 1 de Mayo de 1684, al crear el Gobernador General de los Estados de Milán una unidad de Caballería ligera con cinco Compañías de jinetes croatas. En 1685, al aumentar su fuerza a doce Compañías, pasó a ser Tercio de Dragones Arcabuceros, cuyo mando fue encomendado como Maestre de Campo al conde de Scheldon, de quien tomó el nombre. Tras combatir en Italia y Francia en las guerras de finales del siglo XVII, el Tercio llega a España durante la Guerra de Sucesión, tras la cual es reorganizado como Regimiento de Dragones (reforma de 1718) y toma el nombre de Pavía.

Durante todo el siglo XVIII y comienzos del XIX permanece en el Instituto de Dragones, consiguiendo resonantes triunfos para las armas españolas. Tras la Guerra de la Independencia y los posteriores conflictos políticos, Pavía desaparece por un tiempo de la nómina de Regimientos de Caballería (entre 1824 y 1844 es denominado “2º de Ligeros” y “León”), aunque no así su espíritu, que les lleva a ganar una Laureada en 1838. Recupera su nombre tradicional en 1844, pero no el Instituto, que cambia varias veces, hasta que en 1859 pasar a ser del de Húsares, al que perteneció hasta 1931. Con la reforma Azaña, los Regimientos de Húsares Pavía 19 y de la Princesa 20 se funden con el de Cazadores de María Cristina 27 para formar el 3º Regimiento de Cazadores, perteneciente a la 1ª Brigada de la División de Caballería. En 1935 el Regimiento pasa a denominarse Villarrobledo, nombre con el que combate en la Guerra Civil.

Pavía reaparece en 1944 como Regimiento de Dragones, de guarnición en Aranjuez, y empieza a recibir material auto en sustitución de los caballos (autoametralladoras, motos, sidecar, ..). En los años 50 se reciben los primeros carros M-24, con los que se organiza un Grupo de Escuadrones Mixto (un Escuadrón Mecanizado sobre Jeeps y un Escuadrón de Carros -10 M-24-) que combate en la guerra del África Occidental Española de 1957-58, con una intervención eficaz, a pesar de la penuria de medios. La reorganización del Ejército de 1960 prácticamente no afecta al Regimiento. La de 1965, por el contrario, sí: Desaparece la División y aparece la Brigada de Caballería “Jarama”. Pavía abandona su nombre tradicional de Dragones y pasa a ser Regimiento Acorazado (RCAC.) y a tener dos Escuadrones de Carros Medios, uno Ligero Acorazado y uno Mecanizado, además del de Plana Mayor, encuadrándose en dicha Brigada junto con los Regimientos Santiago 1, Almansa 5 y Farnesio 12.

En 1986, siguiendo las directrices del Plan META, el Pavía comienza una nueva etapa, al integrarse en la Brigada de Caballería “Castillejos” II, con una orgánica que incluía un Escuadrón de Plana Mayor, otro de Apoyo y dos Grupos Acorazados. Comienza la recepción de nuevos medios (carro AMX-30EM2, misiles Milán, BMR,s,...) aún en los antiguos acuartelamientos de Aranjuez. El 27 de Diciembre de 1993 se ordena el traslado del Regimiento a Zaragoza, que queda materializado con la llegada del estandarte el 12 de Mayo de 1994. Ese año tiene lugar una nueva reorganización del Ejército (el Plan NORTE), de la cual sale el antiguo Scheldon con una estructura más reducida de la que antes tenía sobre el papel: desaparece el Escuadrón de Apoyo y el Grupo Acorazado II pasa a ser Mecanizado, al suprimirse su segundo ECC. Queda así el Regimiento con sólo cinco Escuadrones: tres de Carros, uno Mecanizado y el de Plana Mayor.

Coincidiendo con el comienzo de esta nueva etapa, se amplían las misiones, en concordancia con la nueva política de cooperación y defensa española y el nuevo marco de seguridad europea que se define en los primeros años 90. De este modo se intensifican los contactos con otros ejércitos (intercambio de escuadrones con Francia y Alemania; visitas a Gran Bretaña, Alemania y Estados Unidos; participación en el concurso de patrullas de reconocimiento “Boesselager”; cooperación con el ejército holandés).

Especialmente destacada es la participación en las sucesivas misiones de paz en la antigua Yugoslavia, pues miembros de Pavía se han integrado en todas las unidades enviadas por la “Castillejos” desde el comienzo de la intervención española: Agrupaciones de UNPROFOR “Málaga” (1992-93), “Madrid” (1993-94) y “Aragón” (1995-96), Grupo “Castillejos” (SPABRI I y II de IFOR), ELAC/SPABRI VI y SPABRI VIII “Castillejos”. Entre diciembre de 2000 y junio de 2001, Pavía constituye la base de la SPAGT XV, cumpliendo su misión en momentos de gran tensión política por el renacimiento de las presiones secesionistas bosnio-croatas. A fines de 2002, personal de este Regimiento se integró en la SPFRGT XIX.

A finales del año 2001 se sustituyen los carros AMX-30EM2 por los M-60-A3TTS, reafirmando así el carácter pesado de la Unidad, frente a la progresiva implantación de material sobre ruedas en los Regimientos Ligeros de la Brigada.

Finalmente al inicio del año 2010, en cumplimiento del RD 416/2006, el Regimiento se transforme en RCLAC. formado por un GCLAC y una PLMM regimental, contando con vehículos Centauro y VEC.


CAMPAÑAS

Guerra del Piamonte (finales del siglo XVII): Asalto del fuerte de Santa Brígida (1693). Batalla de Marsella (1694). Ocupación de la plaza de Cassale (1695). Defensa de Valenza del Po (1696).

Guerra de Sucesión Española en Italia (1701-06): Participa en las derrotas de Capri y Chiara y es sorprendido en el río Adda (1701). Se saca la espina en la batalla de Luzara (15-VIII-1702), en la que destroza a una Brigada de Caballería austriaca, arrebatándole el estandarte y los sables. Felipe V le concede el privilegio de portar tan preciados trofeos. Destaca en la conquista de Niza (1705) y la victoria de Calcinato (1706). Con el fin de la dominación española en el Milanesado (1706), marcha a España.

Guerra de Sucesión en España (1707-1714): Destaca en la batalla de Gudiña (7-V-1709, se rinden tres Regimientos de dragones ingleses) y la ocupación de Miranda de Duero (Mayo de 1710, los dragones a pie escalan un acantilado rocoso para conseguir la rendición portuguesa). Diezmado en la batalla de Zaragoza, se reorganiza a tiempo de participar en el asalto a Brihuega (9-XII-1710), en la que los dragones son los primeros en entrar por las brechas abiertas a cañonazos, consiguiendo la rendición de casi 5.000 ingleses. Un día después, carga contra los ingleses en Villaviciosa.

Expedición en defensa de Ceuta (1720).

Guerras de Italia (1733-47): Los dragones de Pavía ocupan Florencia (1733) antes de participar en la batalla de Bitonto (25-V-1734), en la que derrotan a los coraceros austriacos, protagonizando una carga que termina con más de 5.000 prisioneros. Participa en la conquista de Sicilia, para volver a España en 1736. Entre 1741 y 1747 vuelve a intervenir, ahora en el centro de Italia. En la batalla de Madonna del Olmo (30-IX-1744) resiste las sucesivas acometidas del enemigo, con fuertes pérdidas. Ocupa Valenza del Po y toma Cassale, antes de sobresalir en Codogno (5-V-1746), donde sorprende a una División austriaca.

Campaña del Rosellón (1793-94): Batalla de Masdeu, ocupación de Colliure, batalla de Peyrestortes (pierde el estandarte austriaco ganado en Luzara casi un siglo antes), defensa de Trouilles y de Figueras.

Guerra de Independencia (1808-1813): Participa en la batalla de Bailén (19-VII-1808), formando parte de la reserva. Es derrotado en Tudela (Noviembre de 1808) y Uclés, aunque en esta última destaca protegiendo de la retirada de la Infantería. Participa en las batallas de Consuegra, Yébenes, Ciudad Real, Talavera, Aranjuez y Ocaña, todas ellas en 1809. En esta última, la más importante de las batallas de Caballería, Pavía queda desarticulado, a pesar de combatir valerosamente y estar a punto de conseguir la victoria.

Guerras Carlistas (1835-1840, 1872-76): Combate partidas guerrilleras en Castilla la Nueva. Destaca en las acciones de Alcaudete (1836, contra la expedición de Gómez), Novaliches (1838) y, sobre todo, en Cheste (2-XII-1838), en la que gana la Corbata de San Fernando al cargar uno escuadrón contra un convoy carlista fuertemente protegido. Los nuevos Húsares de Pavía vuelven al combate en la última guerra carlista. Destacan en la batalla de Oroquieta (1872), el levantamiento del cerco de Bilbao, la batalla del Monte Muru, la toma de Villarreal de Álava y la batalla de Treviño, en la que Pavía carga junto a los Lanceros del Rey.

Guerra de Cuba (1895-98): En 1895, envía un Escuadrón a Cuba. En unas duras condiciones que obligarán a la Caballería peninsular a modificar armamento, vestuario y técnicas de combate, el escuadrón destaca en la acción de Placetas (28-XI-1895) y consigue pacificar su sector de operaciones, con multitud de oscuros combates como los de Santa Clara, Buenavista, Samas, Lomas de Loca, Alturas de Mango y Camanayagua.

Guerra de Filipinas (1896-98): Al constituirse el Escuadrón de Lanceros Expedicionarios nº 1, Pavía aporta un Sargento, un Cabo y 12 soldados, siendo así una de las pocas unidades que ha luchado en 4 continentes.

Guerras de África (1909-10, 1921-22): Tras el desastre del Barranco del Lobo, la Brigada de Húsares interviene en diversas acciones que suponen la pacificación del territorio. Años más tarde vuelve a Melilla, siendo el primer Cuerpo de Caballería europea en llegar tras el Desastre de Annual (Julio de 1921). En la reconquista del territorio, interviene en las acciones de Sebt, Gurugú, Zeluán, Monte Arruit, Dar Drius y Tungutz. En esta última posición (24-I-1922) el Capitán Alós dirige la última carga a caballo de Pavía.

Guerra Civil (1936-1939): Acciones en frentes del Centro y Norte de la Península (Puerto del Pico, Jarama, Alfambra), ganando el Tercer Escuadrón y el Escón. de Ametralladoras de Villarrobledo la Medalla Militar Colectiva por su actuación en la batalla del Ebro. Un Grupo consigue en Somosierra otra Medalla Militar Colectiva.

Campaña de África Occidental Española (1958): Un grupo de Escuadrones expedicionario, participó en las operaciones en el Sahara Español.