• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • print
Formulario de Búsqueda
Spanish army
Ministry of Defence
Spanish army

Ejército de Tierra

'Boletín Tierra' Newspaper Reports

Friday, August 16, 2019

Number: 7543

El Soldado de la USBAD `Tte. Flomesta´ Rachid ayudó a rescatar a dos personas en un incendio.

Sdo Rachid

 

Sdo Rachid

En Melilla, en la madrugada del domingo día 11 del presente, sobre las 2:30 h., el soldado Rachid , perteneciente a la USBAD “Tte. Flomesta” de Melilla, se encontraba en la urbanización de Tadino de Martinengo con un compañero cuando escuchó a una mujer pedir auxilio y que llamaran a los bomberos.

Al acercarse corriendo al lugar, se encontró con mucho humo saliendo del edificio y la puerta del portal cerrada. Una parte del edificio estaba llena de humo y los vecinos asomados en las ventanas.

Cuenta Rachid que, uno de los vecinos, quería tirar a su hijo para que cayese en una de las mantas, pero le dijo que no lo hiciese “mientras no hubiese fuego y que aguantaran lo máximo posible hasta que viniesen los Bomberos, aunque estaba desesperado y tenía miedo”.

Los vecinos le lanzaron la llave del portal, abrió una primera puerta y tras abrir una segunda se encontró con muchísimo humo, apenas podía caminar un paso. Pidió entonces a un chico que le sujetara la puerta para, tras un segundo intento cogiendo aire y en “apnea” poder entrar, encontrándose una chica en el suelo en estado convulsivo, inconsciente y echando espuma por la boca. “La saqué y la dejé en la carretera y me volví otra vez para dentro, pero no podía avanzar porque había mucho humo”, dijo Rachid.

En ese momento llegaron los bomberos y colaboró con ellos, aguantando las puertas pues se cerraban solas y había gente por las escaleras, ayudando también al rescate de una mujer, madre de la primera chica.

En el trascurso de su apoyo fue felicitado en varias ocasiones por el Jefe de los Bomberos diciéndole que lo estaba haciendo “muy bien”.

Desde la USBAD “Tte. Flomesta”, su Unidad, se quiere destacar su comportamiento ejemplar, no exento de riesgo, poniendo en peligro su vida por ayudar a otras personas, “no lo pensó dos veces”.