• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • print
Formulario de Búsqueda
Spanish army
Ministry of Defence
Spanish army

Ejército de Tierra

Coat of arms of the Operational Logistic Force

Operational Logistics Force (FLO)

News

Tuesday, April 9, 2019

Number: 058

Funeral con motivo del primer aniversario del fallecimiento del capellán castrense Carlos Avelino Recarey García

Momento del oficio religioso

Momento del oficio religioso

Vista de los asistentes al funeral

Vista de los asistentes al funeral

Palabras del general Sánchez

Palabras del general Sánchez

 

El día 8 de abril, el Arzobispo Castrense, Juan del Río Martín, presidió el funeral con motivo del primer aniversario del fallecimiento del capellán castrense Carlos Avelino Recarey García, en la Iglesia Castrense de San Andrés en A Coruña.

Entre los asistentes al acto se encontraban el general Francisco Javier Sánchez Fernández, Jefe de la Fuerza Logística Operativa (FLO), el general Luis Francisco Rodríguez Martínez, Jefe de la 15ª Zona de la Guardia Civil y el general Alfredo Pérez de Aguado Martínez, Jefe del Estado Mayor de la FLO. Así mismo, asistió en representación de la familia del fallecido, su hermano Juan y su cuñada Inmaculada, acompañados de sus sobrinas Isabel y Cristina.

Durante la homilía, el Arzobispo Castrense destacó la labor pastoral que el páter Recarey realizó en la Armada y, en su última etapa, en el Cuartel General de la FLO, así como su permanente disponibilidad para el servicio. Antes de la bendición final, el general Sánchez tomó la palabra y puso de relieve la trayectoria sacerdotal de Carlos Recarey, labor que realizó durante 28 años, 17 de los cuales fueron dedicados a la Armada Española y los 7 últimos meses al Ejército de Tierra. Igualmente, subrayó que tenían un hábito en común, que no es otro que dar los “¡Buenos días!”; con diferencias, la primera, que el páter lo hacía a través de un blog que llegaba a más de 30.000 personas mientras que el general Sánchez lo hace a través de un grupo de WhatsApp que llega a 300, descubriendo que ambas eran iniciativas que surgieron con intenciones similares, la de mostrar un despertar cargado de ganas de vivir y con esperanza. Los “buenos días” de Carlos Recarey no era un simple saludo, que se dice sin más, era un “buenos días” cargado de un espíritu alegre y optimista, que nos recordaba que estábamos vivos y que debíamos dar gracias a Dios y, sobre todo, sirvió de gran ayuda para mucha gente. Era una frase que hacía pensar, una anécdota o una historia que ayudaba a cada uno a afrontar la vida día a día, llegando estas reflexiones a países como Canadá y Estados Unidos. El éxito del páter Recarey fue su buen humor, con retranca gallega incluida, su proximidad, mostrando siempre su cercanía y sincera amistad, así como su preocupación constante por los demás, especialmente por quienes más lo necesitaban; era una persona muy querida. El general Jefe de la FLO finalizó sus palabras con la frase ¡muchas gracias y buenos días!

Las palabras del general Sánchez fueron acompañadas por una proyección de imágenes relacionadas con la acción pastoral realizada por el que fuera páter del CGFLO.