• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • inprimatu
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Berriak

martes 8 de julio de 2014

Zenbakia: 01

Academia de Artillería.

Entrega de Galones.

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

El pasado sábado, 5 de julio tuvo lugar en la Academia de Artillería un acto para proceder a la entrega de galones de sargento a los componentes de la XL promoción tras dos años intensos de estudio, realizando una de las dos titulaciones de técnico superior a las que pueden optar: Mecatrónica o Administración de Sistemas en Red.  

A las 10:00 de la mañana en el Patio de Orden del Acuartelamiento de san Francisco el General Director D. Alfredo Sanz y Calabria recibía honores, para posteriormente una vez recibida novedades del Comandante D. Benjamín Muñoz Herrera, mando de la formación, pasar revista a la unidad allí formada.
El acto continuó con la Lectura de la Orden por parte del Comandante Accidental de la Plana D. Antonio Melchor Pena, para posteriormente los ya sargentos alumnos de la XL Promoción pasar a recoger sus certificados que acreditan la finalización de los dos primeros cursos.
Una vez todos los sargentos alumnos recogieron sus certificados, el General Director de la Academia de Artillería les señaló en su discurso que “su preparación, como la que siempre se ha dado en esta Academia, corresponde a una formación integral, que aúna lo mejor de la formación científica, es decir su Título de Técnico Superior, con lo mejor de nuestra tradición militar”.
Asimismo, el General les indicó que “cuando iniciamos este camino sabíamos que iban a ser muchas las dificultades y, entonces, les advertía de la necesidad de que se mantuvieran unidos; de que, a partir de sus individualidades, se convirtieran en una promoción. Me consta que así ha sucedido y esa es una de las claves de su éxito. Les felicito por ello, pero les advierto: sigan así, el futuro es mucho más largo y complejo de lo que ustedes mismos suponen, y su Promoción puede ser el colchón que les salve la vida en más de alguna caída”.
Finalmente, el General acabó su discurso indicando a los sargentos alumnos que “el próximo curso será exigente, tanto o más que los dos que acaban de superar; si bien será completamente distinto, toda vez que apunta a desarrollar en ustedes las cualidades morales y de carácter necesarias para convertirlos en los suboficiales que España necesita y, de esa manera, entrar a formar parte de la, así llamada, espina dorsal del ejército”. Por ello, les señaló que “Pensaran en ello por un momento. En el cuerpo humano hay sangre, nervios, músculos… pero es la espina dorsal la que mantiene unido al conjunto: alrededor de ella se articulan el resto de los elementos. La espina dorsal nos da nuestro aspecto: nos moveremos por la vida erguidos, con el porte orgulloso; o encogidos y encorvados, dependiendo de la forma y calidad de nuestra espina dorsal.   La espina dorsal, también, distribuye el peso entre todos los músculos del cuerpo, y mantiene un delicado equilibrio entre entereza y flexibilidad, que nos permite andar, correr o saltar, -movernos, en suma-“.
Una vez finalizada la alocución del General Director, tuvo lugar el acto homenaje a los soldados de todos los tiempos, para finalizar con el himno de los artilleros y posterior desfile de la unidad allí formada.
Numerosos familiares de los sargentos alumnos se acercaron desde distintos puntos de España, para poder compartir con ellos este primer hito en su vida de alumnos en la Academia de Artillería.