• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • inprimatu
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Berriak

lunes 20 de octubre de 2014

Zenbakia: 01

Academia de Artillería.

Acto L aniversario de salida de la 252 promoción de oficiales de Artillería.

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

 

El día 17 de octubre a las 13,00 horas tuvo lugar en el Patio de Orden de San Francisco el Acto para conmemorar el L Aniversario de salida de la 252 Promoción de Oficiales del Arma de Artillería.
Fueron 67 los oficiales pertenecientes a la 252 promoción de Oficiales del Arma, que finalizaron sus estudios en la Academia de Artillería el 15 de julio de 1964.
La jornada comenzó con una misa en la capilla de la Academia de Artillería, y posteriormente, a las 13:00 comenzó el acto en el Patio de Orden del convento de San Francisco. Antes del acto los componentes de la promoción acompañados por sus familias recorrieron las dependencias del antiguo convento de San Francisco, recordando anécdotas e historias sucedidas entre esos muros cincuenta años atrás.
El acto fue presidido por el General Director de la Academia de Artillería, Excmo. Sr. D. Alfredo Sanz y Calabria. Al mismo también asistió el Coronel D. Marino Martínez Para, antiguo profesor de la Promoción, formando en el patio de orden y viendo a los que fueron sus alumnos besar de nuevo el estandarte de la Academia.
El General de División, Excmo. Sr. D. José Domingo Agredano se dirigió en representación de la 252 promoción, a los allí presentes para destacar que aunque, debido al paso del tiempo, sus conocimientos sobre la ciencia artillera puedan estar desfasados y sus valores disminuidos, el acto de conmemoración de sus 50 años de salida sirve para renovar esos valores gracias a la unión y a la fuerza de todos los componentes de promoción.
Aconsejó a los alumnos formados en el Patio de Orden que se mantengan unidos, resaltándoles que la máxima satisfacción que como militares llegarán a disfrutar es la del deber cumplido. Para finalizar, señaló el buen trabajo que está realizando la Academia para obtener la certificación europea de calidad para lograr convertirse en centro de excelencia.
El acto continuó con el Estandarte ocupando su puesto en formación siendo recogido de manos del abanderado por el General de División, Excmo. Sr. D. Carlos Álvarez Tejero. Los componentes de la 252 Promoción saludaron al estandarte así como los familiares de los componentes de dicha promoción, en un acto emotivo al pasar a besar el estandarte de la Academia, cincuenta años más tarde pero con la misma ilusión que el día que salieron tenientes.
A continuación fue el General Director de la Academia de Artillería, Excmo. Sr. D. Alfredo Sanz y Calabria quién se dirigió a los componentes de la promoción, agradeciéndoles su dedicación en amar a España, su disposición permanente de servir a los demás, y su capacidad de tomar decisiones asumiendo el riesgo que eso conlleva sobre la vida de uno mismo y sobre todo, en la vida de los subordinados. Se refirió a todos ellos como “El Senado del Arma, nuestro Consejo de Ancianos”, para explicar que a pesar de que no sepan mucho de las actuales técnicas de tiro, y desconozcan algunos materiales usados actualmente, tienen algo mucho más importante, “el peso moral de quienes han desarrollado una larga y fructífera vida al servicio de los españoles”
Finalmente, se dirigió a la Unidad de alumnos a los que señaló la obligación de buscar la perfección en su trabajo, ya que la consecuencia de sus errores puede ser catastrófica y siempre siguiendo la premisa del padre Eximeno, que destaca el equilibrio entre la teoría, y la práctica, el estudio en profundidad de los materiales, y sobre todo, el del alma humana.
El Acto finalizó con un Homenaje a los soldados de todos los tiempos que murieron con honor,  en el cual todos los allí formados recordaron  especialmente los 22 componentes de la promoción fallecidos, muchos de ellos representados por sus viudas e hijos.