• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • inprimatu
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo EMMOE

Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales

Texto no traducido

Esquí Alpino

 HISTORIA

           El esquí nació en el norte de Europa 2.000 años antes de Cristo. Sin embargo, no fue hasta principios del siglo XX que se comenzó a perfilar la modalidad predominante hoy en día, el esquí alpino.

            Era la época prehistórica cuando diversas tribus del norte de Europa (samis) se inventaron una nueva forma para desplazarse por encima de la nieve de forma rápida, con la ayuda de unos listones de madera colocados debajo de los pies. Sin saberlo, aquellos primeros europeos pusieron las bases del esquí moderno, aunque, entonces, se trataba tan sólo de una herramienta que les ayudaba a la hora de cazar, de luchar y de moverse. Los arqueólogos datan entre el 2500 y 4500 a. C. los esquís más antiguos encontrados en la región de Groenlandia.

            No fue, sin embargo, hasta el siglo XIX cuando el noruego Sondre Nordheim entró en escena y cambió de arriba abajo el mundo de la nieve. Se le considera el padre del esquí alpino, al que aplicó nuevas fijaciones, y el inventor de la técnica del Telemark. Hoy en día, ésta ha sido sustituida por el esquí alpino, una evolución más que tiene como principal característica la fijación del talón del esquiador al esquí. En este caso, la innovación estuvo a cargo de los esquiadores de los Alpes, de ahí el nombre de esquí alpino.

            Todo esto pasó a principios del siglo XX, y, enseguida, adquirió una gran fama. También se continuaron haciendo mejoras, especialmente gracias al ejército helvético: se crearon batallones de montaña y de ellos salieron nuevas fijaciones e incluso puntas metálicas (1930).

            En España, la afición por el esquí alpino llegó alrededor del 1908 y la zona de los Rasos de Peguera (Barcelona) fue una de las primeras zonas donde se practicó. Más tarde se extendió por La Molina, Candanchú, Valgrande-Pajares, Sierra Nevada y Navacerrada, entre otros lugares, que posteriormente se han convertido en importantes estaciones de esquí.

            En 1924 se celebraron en Chamonix los primeros Juegos Olímpicos de Invierno y los primeros Campeonatos del Mundo de Esquí y, desde entonces, las mejoras y la popularización de este deporte no han parado. En las competiciones, el objetivo es realizar un descenso, siguiendo un itinerario marcado por balizas (puertas), en el menor tiempo posible, y los esquís que actualmente se utilizan son más cortos que los de principios del siglo XX.

 1984-1985    1988-1989

MODALIDADES ACTUALES  
Descenso: se trata de la prueba más larga de todas en esquí alpino y la que ofrece velocidades más elevadas. Cada corredor realiza una sola bajada y el que invierte menos tiempo en completar el recorrido gana.
  
Slalom: se desarrolla sobre el recorrido más corto de todas las disciplinas, marcado con puertas de palos simples, los virajes son muy cerrados y requieren una habilidad especial en su encadenamiento. Cada participante realiza dos mangas diferentes, trazadas sobre la misma pista. El ganador es quien acumula menos tiempo en la suma de las dos bajadas.

Super-gigante: es una combinación de la velocidad propia de un gigante y la precisión necesaria para trazar las curvas en eslalon gigante, lo que pide al corredor una especial coordinación. El recorrido es menos largo que el descenso y cada corredor efectúa una sola bajada. La primera posición es para quien invierte menos tiempo.
Slalom gigante: Con las distancias entre puertas reducida y con menos puertas que en el eslalon. El trazado precisa de giros más cerrados que las pruebas de velocidad, lo que obliga a tener una gran calidad técnica por parte del atleta, que efectúa dos bajadas por recorridos de diferente trazados, pero siempre en la misma área y durante el mismo día. El vencedor es quien en la suma de las dos mangas acumula menos tiempo.
 
bundesheer_filzwieser 

 
Combinada: responde a la realización de una prueba de velocidad (descenso) y una de eslalon a dos mangas. La suma de los dos mejores tiempos determina el ganador. Las pruebas de combinada precisan de una realización exclusiva independiente de otras pruebas, si bien los recorridos tienden a ser menos largos que las pruebas clásicas. Asimismo, se realizan el mismo día.
 
Paralelo: es una especialidad poco practicada, que suele situarse como colofón de una copa o liga sistemáticamente de puntos. La prueba consiste en dos marcajes paralelos sobre una pista más larga que el eslalon. Los corredores van actuando por parejas y después de dos descargas gana quien menor tiempo ha invertido. Al ser el recorrido corto, se aprecia una gran lucha en la entrada de meta, cuando se determina quién pasa a la siguiente ronda.
EQUIPACION
            El equipo básico, aunque con algunas variaciones, es similar para todas las formas de esquí. Los esquíes están fabricados con franjas de madera, metal o materiales sintéticos, que permiten acoplarse a unas botas diseñadas para ello. La unión se consigue a través de unos dispositivos llamados ataduras o fijaciones, que permiten regular la fuerza del enganche. La superficie de la suela del esquí es de materiales muy resistentes y deslizantes, y se mantienen con la aplicación de ceras especiales que aumentan la velocidad de deslizamiento, dependiendo de las condiciones de la nieve. Los esquíes son de distinta longitud de acuerdo con la altura. Su anchura también varía desde 7 hasta 10 cm en el extremo delantero (espátula), se estrechan ligeramente hacia el centro y vuelven a ensancharse un poco hacia el extremo trasero (cola). La espátula suele estar curvada hacia arriba para evitar clavarse en la nieve. Los esquíes de la modalidad alpina son más cortos y anchos que los utilizados para la modalidad de fondo.
            Las botas, de suela plana, son una parte importante del equipo; para el esquí alpino se usan botas de plásticos especiales. En la modalidad alpina las ataduras sujetan las botas por la puntera y el talón con unos mecanismos que proporcionan flexibilidad y seguridad, y saltan en caso de caída, permitiendo que se desenganche la bota. Los bastones —que suelen tener una longitud entre 1,2 y 1,5 m— se usan para mantener el equilibrio y facilitar los movimientos. Están hechos de tubo ligero, metal o fibra, y tienen puños y correas para facilitar el agarre, así como un pequeño disco en la punta para apoyarse en la nieve.
 C. militares 12  CNME 2012 
COMPETICIONES MILITARES
            Antes de la creación del EEET ya sobre la década de los 50, nuestro ejército ya asistía a competiciones en otros países como Suiza, Francia o Italia, es por ello la especialidad más conocida y con más tradición en nuestro Ejército, sin embargo es en la que menos éxitos ha conseguido. Todo ello es por la gran tradición y nivel del resto de los países centroeuropeos, los cuales dan mucha importancia a estas especialidades deportivas, esto es trasladado a sus ejércitos que lo reflejan en las competiciones que realizan, tanto a nivel de Unidades como de Ejército.
            Siguiendo estas inquietudes, varios de los integrantes de sus equipos nacionales absolutos, son militares por la tranquilidad y seguridad que da al servir en el ejército poder continuar con su vida deportiva y luego de disponer, si lo desean, de un trabajo  fijo. En España ya es difícil a nivel civil conseguir resultados, y por lo tanto no lo es menos a nivel militar . Normalmente en las únicas disciplinas que se realizan en nuestro Ejército son el slalom especial y el slalom gigante, tanto en los campeonatos militares como en los civiles.
              Es la disciplina que historicamente ha contado con menor número de corredores dentro del EEET ya que fuerte inversión en materiales, entrenamientos, competiciones y remontes impiden obtener el rendimiento deseado respecto a otros equipos con más tradición y recursos.
               Todo lo expresado anteriormente no ha sido obstaculo para que se hayan obtenido algunas medallas en Campeonatos Internacionales Militares, como en Suiza o Francia y para que nuestra presencia en competiciones nacionales de caracter civil haya servido para dejar el nombre del Ejercito a un buen nivel. 
ALPINO
 

<<<<   volver   >>>>