• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • inprimatu
Formulario de Búsqueda
Lurreko Armada
Ministerio de Defensa
Lurreko Armada

Ejército de Tierra

Escudo de la Unidad

Brigada "Almogávares" VI de Paracaidistas

FUNDACION Y PRIMEROS AÑOS

Primer curso Paracaidista

 

 

FUNDACIÓN Y PRIMEROS AÑOS

(1954-1956)
 
El año 1953 el Ministro del Ejército, General D. Agustín Muñoz Grandes, comenzó una reorganización del Ejército de Tierra que suponía la adaptación de éste a los tiempos, consecuencia de las nuevas relaciones internacionales españolas y a la alianza militar con los Estados Unidos.
 
Se le encomienda la misión al ilustrísimo señor comandante don Tomás Pallás Sierra, que junto a 8 oficiales, 12 suboficiales y 149 de tropa formarán el primer curso de paracaidista, nace la I Bandera Paracaidista y recibe el nombre de "Roger de Flor", en memoria del famoso caudillo almogávar al servicio de la Corona de Aragón durante el siglo XV.
 
Después de varias semanas de entrenamiento, el 23 de febrero de 1954 se realiza el primer salto en paracaídas del Ejército de Tierra, desde aviones Junker y Savoia y se utilizan paracaídas modelo T-6. El día 16 de marzo finaliza el curso y el 18 se reciben los preciados "roquisquis" en un acto presidido por capitán general de la III Región Militar.
 
Durante los primeros meses de vida de la Bandera Paracaidista su uniformidad no fue muy estricta, cada uno, tanto los Mandos como la Tropa, vestían los uniformes del Arma o Cuerpo de procedencia, siendo inmensamente mayoritarios los procedentes de La Legión. Para los ejercicios y los imprescindibles saltos, le fueron entregadas prendas del Ejército de Aire: gorras de visera blusones y otras.
 
El 28 de abril de 1955 sufre La Bandera su primera baja en acción paracaidista, durante un lanzamiento de instrucción en la zona del Zulema - Alcalá de Henares- el CLP D. Antonio Ortiz Pérez, de la Primera Bandera, 2ª Compañía, queda enganchado en el patín de cola del avión de transporte, Junker – 52, resultando muerto al precipitarse al vacío con el paracaídas destrozado.

Volver a la pág. de Inicio