• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • inprimatu
Formulario de Búsqueda
Lurreko Armada
Ministerio de Defensa
Lurreko Armada

Ejército de Tierra

Escudo de Armas del IHCM

INSTITUTO DE HISTORIA Y CULTURA MILITAR

Berriak

miércoles 19 de diciembre de 2018

Zenbakia: 20181219-34

34. Pañuelo Instrucción de Caballería

Pañuelo Instrucción de Caballería

Pañuelo Instrucción de Caballería

La recomendación hecha por el general Socías no cayó en saco roto pues por el diario El Popular del 1 de octubre de 1881 supimos del pañuelo de instrucción dedicado a la Caballería inventado por el capitán del arma Pelayo María Chacón y <<que ha presentado a la dirección general de su Arma, y en este centro lo han declarado reglamentario, sirviéndole al soldado de cubre-percha [...].

Hemos tenido ocasión de examinar dicho trabajo y hemos quedado agradablemente sorprendidos con las ventajas que ha de proporcionar [...]. Es de un metro cuadrado, existiendo en su centro estampado un caballo con su nomenclatura, y en las orlas de alrededor [...] los tiempos de montar, posiciones del hombre a caballo [...], actitud de limpiar y herrar el caballo, nomenclatura con sus figuras de la montura completa, sable, lanza y carabina [...] Y, por fin, formando con sus figuras la último orla, existe el manejo del sable, carabina y lanza.

Efectivamente, por la Circular de 29 de septiembre de 1881 se declaró reglamentario el pañuelo de instrucción cubre-percha presentado por el capitón D. Pelayo Chacón, y al que se le reconoció el mérito de su propuesta pues en su hoja de servicios se onotó: <<Dándole el Excmo. General Director las gracias por el celo e interés que ha demostrado por el bien del Arma>>. En el mismo archivo encontramos una interesante carta dirigida por el capitán Chacón al director general del arma en la que le explica de dónde le vino la idea: <<El haberse adoptado por distintos cuerpos e institutos del Ejército unos pañuelos designados con el nombre de cubre-perchas, en su mayor porte reducidos a ostentar los colores nacionales con su escudo de armas o los particulares de los cuerpos, me surgió la idea de reunir en modelo de estos pañuelos todos los detalles de instrucción ya mencionados, por medio de diferentes, variados y sencillos dibujos>>.

El pañuelo propuesto era una representación gráfica del Reglamento de Uniformidad para los Cuerpos del Arma de Caballería aprobado por Real Orden de 5 de julio de 1880, así como de los distintos reglamentos de armamento y de la Instrucción de Ejercicios y Maniobras de la Caballería de 1850. Por su éxito, el 9 de julio de 1882, el director general de Infantería se dirigió al de Caballería interesándose sobre las ventajas del nuevo pañuelo con vistas a su posible adopción en su arma. En este tiempo conocemos que podía haber varios modelos de pañuelo de instrucción cuya elección quedaba al criterio de los jefes de cada cuerpo como por ejemplo, aquel <<en cuyo centro está estampado el mapa de España y Portugal; como orla, una serie de episodios de la campaña de África y al mismo tiempo las más principales obligaciones del soldado>> Por otra parte, sobre la forma en que se debía usar el cubre-percha el teniente general Socías detallaba: <<Los efectos de vestuario se colocarán en la tabla o percha en la forma siguiente: el capote, enrollado y pronto para hacer uso de él, ocupará el primer lugar; encima, el pantalón que no se lleve puesto; a continuación, la maleta cerrada con las prendas de la primera puesta, bolsa de aseo y cepillos; el todo cubierto con el cubre-perchas o una toalla de las de reglamento que cada individuo deberá tener expresamente para este objeto; el casco, ros o chacó a la derecha con la visera al frente, y los zapatos a la izquierda del todo>>