• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exército de Terra
Ministerio de Defensa
Exército de Terra

Ejército de Tierra

Inspección General del Ejército

Inspección General del Ejército

Novas

miércoles 22 de febrero de 2017

Número: 19

Concierto para “Solistas” en el Auditori AXA de Barcelona

Recuerdo a los músicos fallecidos en el atentado de 1992

Recuerdo a los músicos fallecidos en el atentado de 1992

Panorámica general del Auditori AXA

Panorámica general del Auditori AXA

Palabras del teniente general Álvarez-Espejo

Palabras del teniente general Álvarez-Espejo

 

Se recordó a los músicos fallecidos hace 25 años en atentado terrorista y se despidió al teniente general Álvarez-Espejo, gran impulsor de los conciertos en Barcelona y Cataluña.

 

 

La Unidad de Música de la Inspección General del Ejército ofreció ayer, ante 600 personas, el segundo concierto de invierno para “Solistas” en el Auditori AXA del Centro Comercial L’illa Diagonal, una de las salas más importantes de la capital catalana y localizado en la principal arteria de la ciudad condal.

Durante la celebración del concierto hubo dos momentos muy emotivos, aunque por diferentes motivos. Uno de ellos fue la interpretación de la canción One moment in time, -Un momento en el tiempo- compuesta por Albert Hammond e interpretada en 1988 por la célebre cantante estadounidense Whitney Houston, en memoria del Brigada músico Virgilio Mas Navarro y el Sargento 1º Juan Antonio Querol Queralt, dos músicos que pertenecieron a esta Unidad de Música hasta el año 1992, año en el que un vil y cobarde atentado de la banda terrorista ETA en la calle teniente coronel Valenzuela, muy cerca del cuartel de “El Bruch” en Barcelona, acabó con sus vidas y sus prometedoras carreras musicales. El día 16 de enero se cumplieron 25 años.

El otro momento estuvo dedicado al teniente general Ricardo Álvarez-Espejo García que tras tres años y medio de Inspector General del Ejército y Representante Institucional de las Fuerzas Armadas en Cataluña, estaba presenciando su último concierto militar en el cargo, y por ello la Unidad de Música quiso rendirle un pequeño homenaje con la interpretación de una de sus piezas favoritas, Danza ritual del fuego, de la obra Amor Brujo del insigne compositor Manuel de Falla. El impulso que el teniente general Álvarez-Espejo ha dado a los conciertos se ha sentido claramente en Barcelona y en otros lugares de la geografía catalana. Tan sólo en los dos últimos años, se han celebrado 50 conciertos públicos.

Este concierto, enmarcado en el Ciclo Anual de Conciertos de la Jefatura de la Inspección General del Ejército, ha sido denominado para “Solistas” por tener en varias piezas del programa un protagonismo claro alguno de los instrumentos clásicos de viento metal, en especial, la trompeta, la trompa y los trombones, y su fusión con la percusión.

En la primera parte del concierto se interpretaron piezas tan célebres como el pasodoble Churumbelerías, la obertura de El tambor de granaderos, o la Marcha de los invitados de la popular ópera Tannhäusser. En la segunda parte se escucharon, además de las ya citadas One momento in time y Danza ritual del fuego, obras como La Veu de la trompeta, del joven compositor español Ferrer Ferrán, o la fantasía  Ireland: of legend and lore.

Finalmente, no podían faltar los bises para cerrar el programa. Con Trombones bravos y el pasodoble Soldadito español de la zarzuela La orgía dorada, el público congregado vibró y cerró con una gran ovación a la Unidad de Música de la Inspección General del Ejército, en una noche mágica de música.