• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exército de Terra
Ministerio de Defensa
Exército de Terra

Ejército de Tierra

escudo CEFOT 2

Centro de Formación de Tropa nº 2

Novas

lunes 27 de octubre de 2014

Número: 20141027

Reorganización del Batallón de Alumnos del CEFOT 2

En el patio de Armas del Centro

Formación del Acto de creación del BAL

Formación del Acto de creación del BAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El pasado día 17 de octubre se clausuró la formación del 1º Ciclo/2014 en el Centro, causando baja 694 Soldados y reincorporándose a sus destinos la mayoría del personal comisionado como profesor. Tres días después, el día 20, se incorporaban 505 aspirantes del 2º Ciclo/2014, llevando aparejado el alta de nuevos profesores en comisión de servicio, en total, dos Capitanes, dos Brigadas y cinco Sargentos 1º. Todo ello, como resulta habitual, ha llevado a la reorganización del Batallón de Alumnos (BAL), sobre todo, en lo que afecta al encuadramiento de los profesores en las tres compañías que lo componen.


Como apertura oficial del curso y para oficializar esta reorganización, el día 24 de octubre tuvo lugar un sencillo y breve acto, que consistió en una formación compuesta por la Escuadra de Gastadores, la Banda de Guerra y las tres compañías de AMPT. Durante su desarrollo se procedió a la lectura de la orden de Cuerpo de reorganización del Batallón, expresando los mandos orgánicos de cada una de las unidades. Además, el Coronel Director D. Fernando Caballero Echevarría pronunció  el discurso oficial de apertura del ciclo, dando la bienvenida a los nuevos aspirantes.


En su alocución, el Jefe del Centro disertó a los alumnos sobre la “preciosa, pero a la vez exigente profesión elegida, la necesidad de servicio que debe poseer todo buen soldado, así como, la importancia de su buena preparación física, profesional y mental”. Igualmente, resaltó el especial valor de las cualidades morales, exhortándoles: “aquí se os va a formar, que es mucho más que instruir; pues la formación no solo afecta a mejorar las cualidades físicas o a adquirir conocimientos, sino también a la forja del espíritu. Se trata de que saquéis los valores militares que, sin duda, lleváis dentro y que, históricamente, han convertido a nuestros soldados la envidia de otros ejércitos”.