• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Novas

miércoles 8 de octubre de 2014

Número: 01

Academia de Artillería.

Acto XXV Aniversario de Salida de la 277 Promoción de Oficiales de Artillería.

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

Foto ACART

El día 4 de octubre a las 12,30 horas tuvo lugar en el Patio de Orden de San Francisco el Acto para conmemorar el XXV Aniversario de salida de la 277 Promoción de Oficiales del Arma de Artillería.

Fueron 40 los oficiales pertenecientes a la 277 Promoción de Oficiales del Arma, que finalizaron sus estudios en la Academia de Artillería el 13 de julio de 1989.
La jornada comenzó con una misa en la capilla de la Academia de Artillería, y posteriormente, a las 12:30 comenzó el acto en el Patio de Orden del convento de San Francisco.
Dicho acto fue presidido por el General Director de la Academia de Artillería, Excmo. Sr. D. Alfredo Sanz y Calabria acompañado por antiguos profesores de la Promoción así como los Jefes de Jefatura de la Academia.
Después de que el General Director pasase revista a la formación, el Teniente Coronel, D. Joaquín Broch Hueso leyó la Orden correspondiente al 12 de julio de 1988,  para posteriormente dirigir unas palabras a sus compañeros de promoción, y a los alumnos allí formados.
El Teniente Coronel Broch comenzó su alocución agradeciendo la presencia a los profesores que en su día se encargaron de su formación técnica y práctica señalando que su labor docente constituyó un ejemplo y un referente profesional y personal para todos ellos.
Continuó destacando el papel desarrollado por el Real Colegio de Artillería a lo largo de estos 250 años, innovando no solo por medio de su labor científica y académica, sino también en la forma de ilustrarles para ejercer el  liderazgo mediante la reflexión, ejemplaridad y la iniciativa.
Para concluir resaltó que aún queda mucho camino por recorrer y que lo acometerán con la misma ilusión y el mismo espíritu, sumado a la experiencia acumulada durante estos años de carrera militar.
El acto continuo con el Estandarte de la Academia ocupando su puesto en formación siendo recogido de manos del Teniente Coronel D. José María Martinez Ferrer, portaestandarte de la 277 Promoción durante el curso 1987-1988. Los componentes de la 277 Promoción saludaron al estandarte así como los familiares de los componentes de dicha promoción.
A continuación fue el General Director de la Academia de Artillería, Excmo. Sr. D. Alfredo Sanz y Calabria quién se dirigió a los allí presentes, refiriéndose a la promoción como “una promoción especial” porque él fue uno de sus profesores y porque de ella han salido unos magníficos profesionales.
Por otro lado habló del camino que aún les queda por recorrer basado siempre en las virtudes más importantes del Arma de Artillería:
·         La Lealtad, a sus superiores jerárquicos, a sus subordinados, a sus compañeros y a ellos mismos.
·         El rigor intelectual, siempre en la búsqueda del error hasta la obsesión, el desarrollo, el conocimiento y el análisis exhaustivo de los métodos, ya que sin estas premisas, los errores pueden ser catastróficos.
·         El trabajo en equipo, siempre dotado de una dirección reconocible, una estructura, un propósito definido y una división clara de cometidos dentro de la especialización de cada miembro. Porque cuando se trabaja en equipo el potencial se multiplica.
Para acabar les pidió que se mantuvieran unidos por el bien del Arma, por el bien de las Fuerzas Armadas y por el bien de España.
El Acto finalizó con un Homenaje a los soldados de todos los tiempos que murieron con honor,  recordando los allí presentes, al comandante Ramiro Minguela, componente de la promoción, quien fuera también profesor en la Academia, y como señaló el Teniente Coronel Broch presente en todos los que estaban allí formados.
El acto finalizó con el himno de los artilleros y  con un desfile de la Agrupación de Alumnos ante la Autoridad que lo presidió.
Posteriormente los componentes de la promoción recorrieron las dependencias de la Academia con sus familias, juntándose en el comedor de alumnos, donde hicieron entrega al Director de la Academia, del “eslabón” de la promoción, obsequio que representa la unión de todas las promociones del arma, quedando manifestado con la presencia de los más antiguos de las promociones anterior y siguiente a la 277.