• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Novas

viernes 8 de mayo de 2015

Número: 42

Mando de Adiestramiento y Doctrina.

Parada militar en Granada para la celebración del XVIII Aniversario de la creación del MADOC

Formación XVIII Aniversario del MADOC.

Formación XVIII Aniversario del MADOC.

El TG. del MADOC pasando revista.

El TG. del MADOC pasando revista.

Desfile XVIII Aniversario del MADOC.

Desfile XVIII Aniversario del MADOC.

El viernes 8 de mayo al mediodía, tuvo lugar en Granada, frente al establecimiento militar de Capitanía General, el acto institucional para celebrar el XVIII aniversario de la creación del Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC). 

El acto estuvo presidido por el Teniente General D. Alfredo Ramirez Fernández, Jefe del MADOC, estando acompañado por el Alcalde de Granada, el Subdelegado del Gobierno y el Presidente del Consejo Consultivo entre otras autoridades y representantes de las instituciones y organismos de la ciudad.

Custodiando el estandarte de la Academia de Caballería, formaron, frente a la casa que habitó Gonzalo Fernández de Córdoba “el Grán Capitán”, una Sección de alumnos de la Academia de Caballería y una Sección de tropa de la Unidad de Apoyo. También ocupó su lugar con marcialidad la Unidad de Música de la Academia de Infantería, que el día anterior ofreció un concierto a la sociedad granadina.

Los actos se sucedieron con marcial precisión en una mañana en la que el tiempo también vistió sus mejores galas para realzar la parada militar. Un oficial relator iba explicando al público asistente el desarrollo de las diferentes secuencias, a saber: la formación en la Plaza de San Juan de la Cruz de las Unidades, las palabras de bienvenida, la incorporación del Estandarte a la Formación, los honores que se rindieron al Teniente General, la lectura del decreto de creación y de la orden extraordinaria del MADOC, la imposición de condecoraciones, las palabras del general Amador Enseñat como más antiguo de los condecorados, el nombramiento de los nuevos Adalides Honoríficos, la entrega al MADOC de la Imperial Orden Hispánica de Carlos V, las palabras del Teniente General Ramirez, el homenaje a los que dieron su vida por España y finalmente el desfile de la Fuerza.

En sus palabras el general Enseñat, Secretario General del MADOC, expresó con vehemencia sus sentimientos a la hora de cerrar su discurso:
“…El juramento ante la Bandera que todos nosotros hemos realizado obliga a entregar la vida, si preciso fuere, en defensa de la Patria, pero también a no escatimar esfuerzos en nuestro trabajo diario. Las recompensas recibidas son un recordatorio del juramento contraído. Los que hemos jurando la sangre, no podemos escatimar el sudor, no podemos ser cicateros en el servicio, no podemos ahorrar esfuerzo en el cumplimiento del deber. El prometido heroísmo en el combate ha de tener reflejo en nuestra vida diaria en la autoexigencia con la que llevamos a cabo nuestros cometidos. De otorgar la honra debida a la recompensa recibida, habremos de ser nosotros mismos los más exigentes jueces, cuando, al final del día militar, enfrentados en soledad a nuestra conciencia, hayamos de dirimir si nos consideramos merecedores de la máxima recompensa a la que puede aspirar un militar: la íntima satisfacción del deber cumplido.”.

En la ceremonia también fueron nombrados los nuevos Adalides Honoríficos, que es la distinción anual que el MADOC otorga a destacados ciudadanos como reconocimiento al apoyo prestado y a su trayectoria humana y profesional. En esta ocasión fueron galardonados: el cantaor flamenco D. Alfredo Arrebola Sanchez, el anterior teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería de Granada D. Ignacio Pérez De Herrasti y Narvaez, el presidente de Caja Rural de Granada D. Antonio León Serrano y por último el director de Convenios Santander-Universidades D Jose Antonio Cristóbal Alvaro, a todos ellos por la manifiesta identificación de sus cualidades personales con los de la institución militar. La representación de la espada del Rey Fernando el Católico es el objeto que el Teniente General hizo entrega a los honrados como nuevos Adalides.

El acto se cerró con el desfile de la fuerza por la calle San Matías, muy aplaudido por los granadinos que presenciaron la ceremonia.