• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Operación Echo-Charlie

Un contingente militar español se desplazó a la R.D. del Congo el 14 de julio de 2006 y alcanzó su operatividad antes de finales de ese mes, para desarrollar la operación Echo-Charlie.

Adscrita a la Fuerza de la Unión Europea en apoyo de la Misión de las Naciones Unidas (MONUC) durante la celebración de las elecciones legislativas y presidenciales de la República Democrática del Congo, que se celebraron el 30 de Julio.

Una segunda vuelta tuvo lugar el 29 de octubre de las elecciones presidenciales entre el presidente Joseph Kabila y el ex líder rebelde, Jean Pierre Bemba.

El contingente está compuesto por un total de 130 efectivos, 90 de los cuales pertenecen a una Compañía de Infantería de “reacción rápida” de la VII Bandera del Tercio “Don Juan de Austria” de la Legión, 30 cumplen misiones de apoyo logístico, y otros 10 son oficiales y suboficiales que están destinados tanto en el Cuartel General de la Operación en Potsdam, Alemania, como en el de la Fuerza, ubicado en la capital del Congo, Kinshasa.

Coincidiendo con la llegada de los militares españoles se produce el repliegue del destacamento que permanecía en la capital congoleña desde el 1 de Julio realizando tareas de apoyo previas a dicho despliegue.

El contingente, a mando del Teniente Coronel Ruiz Benítez, tiene la misión de apoyar las acciones de la Misión de las Naciones Unidas para garantizar un proceso electoral libre, fiable y transparente, como parte fundamental del proceso de pacificación, estabilización y normalización democrática de este país africano.

Para conseguirlo, las Naciones Unidas autorizan a las fuerzas que componen la “EUFOR RD Congo” a utilizar sus medios y capacidades para garantizar la seguridad y libertad de movimientos de los componentes de la MONUC, a la vez que contribuir a la protección de la población civil y del aeropuerto de Kinshasa, en caso de peligro inminente.

La operación militar disponía de fuerzas avanzadas desplegadas en Kinshasa, unos 1.200 alemanes, franceses y polacos, alertadas en el país vecino Gabón, y una reserva estratégica preparada en territorio europeo. La misión se dio por finalizada el 30 de noviembre de 2006, regresando la totalidad del contingente el día 14 de diciembre de 2006.