• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

ASPFOR XXXV

A partir del mes de junio, la Agrupación española en Afganistán (ASPFOR) XXXV, está compuesta, principalmente, por la Unidad Logística, a cuyo mando se encuentra el teniente coronel Manuel Sancho.

Su principal misión será “el mantenimiento en las mejores condiciones posibles del material que queda en zona de operaciones y el control del inventario para tenerlo todo localizado”.

La mayor parte de los integrantes de las ASPFOR XXXV provienen de la Agrupación de Apoyo Logistico (AALOG) nº 21 de Sevilla, Córdoba, Almería y Granada, pero también de la AALOG nº11 de Madrid, de la Brigada de Transmisiones y de la Jefatura de los Sistemas de Información, Telecomunicaciones y Asistencia Técnica (de estas dos últimas para el Centro de Comunicaciones).

Junto a ellos, el despliegue del Ejército en Afganistán se completa con personal destinado en los Cuarteles Generales de Herat y Kabul, y con los integrantes de la Unidad de Plataforma Autónoma Sensorizada de Inteligencia (UPASI) XIV, que lleva desde abril en zona de operaciones y que compone personal del Regimiento de Inteligencia nº1. En los próximos meses continuarán garantizando la protección y seguridad de las tropas multinacionales con los vuelos de sus aviones no tripulados Searcher, al igual que todos sus predecesores han hecho desde el años 2007.

Una vez que finalice el proceso electoral, acometerán una misión nueva y diferente: el desmontaje de la propia unidad y el repliegue, en colaboración con la Unidad Logística, de todo el material que la compone. Ellos serán, por tanto, los encargados de echar el cierre a esta faceta concreta de la misión afgana.

Enmarcada dentro de la Fuerza Española en Afganistán (ASPFOR) XXXV, el próximo 1 de octubre 88 militares de la Brigada de Infantería Ligera (BRIL) “San Marial” V y 5 del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas del Aire embarcarán rumbo a la base “Camp Arena”, en Herat. Los demás militares permanecerán on call.

Su misión: reforzar las condiciones de seguridad de la Base de Apoyo Avanzado (FSB, en sus siglas en inglés) de Herat. Una misión que, en éste momento, es responsabilidad de las Fuerzas Armadas italianas.

Bajo la coordinación del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, y a las ordenes del jefe de la FSB Herat, el coronel del Ejército del Aire Juan J. González, la Unidad de Refuerzo se encargará de la seguridad interna y externa del emplazamiento militar. Para ello, asumirá tareas como la vigilancia exterior, el control de accesos, las escoltas y las patrullas externas, en el entorno de la FSB, entre otros cometidos.

Al mando de la Compañía FP (Force Protection) estará el capitán Francisco Mateo.