• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

DESPLIEGUE PATRIOT EN TURQUIA

Despliegue de la Batería Patriot en Turquía

A petición del gobierno de Turquía, la Alianza lleva proporcionando desde enero 2013 protección a la población de este país debido a la situación de guerra civil que se vive en Siria, y la inestabilidad que esto produce en las fronteras de Turquía ante la posible amenaza que supone el uso incontrolado de misiles en la región.

En respuesta a esa petición de apoyo y con objeto de continuar proporcionando protección a la población turca ante las amenazas de misiles balísticos, el Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) nº 74 ha constituido y proyectado el contingente Patriot para llevar a cabo una misión que será disuasoria y defensiva.

El contingente español relevará, a partir del mes de enero, a las unidades holandesas, desplegando en el aeropuerto de Adana, los seis lanzadores de misiles Patriot y el sistema radar asociado. Este despliegue se complementa con el que unidades similares de Estados Unidos y Alemania mantienen en Kahramanmaras y Gazíantep, respectivamente. Está previsto que nuestro contingente  permanezca en Turquía por el período de un año, permaneciendo cada rotación en zona durante un semestre.

El contingente, compuesto por 150 militares bajo el mando de un comandante, integra elementos de mando y control capaces de activar un Centro de Operaciones, una Plana Mayor de Mando, una Batería de Fuego Patriot y una Unidad de Apoyo. Los primeros militares y material zarparon hacia Turquía antes de final de año 2014. Durante la primera quincena de enero, volará el grueso del contingente, completando su relevo en el aeropuerto civil de Adana con el contingente holandés antes de final de enero.

Con la participación en esta misión España contribuye a la seguridad y estabilidad internacionales, confirmando su compromiso con la Alianza y sus países miembros, en un momento en que la estabilidad regional se ve afectada por la situación.
Formación en el acto de despedida

Formación en el acto de despedida (Foto:RAAA nº 74)

Material Patriot saliendo del RAAA 74

Material Patriot saliendo del RAAA 74 (Foto:RAAA nº 74)

Inicio de la operación “Active Fence”

Desde que los militares españoles destacados para esta misión de la OTAN tomaron el relevo de los holandeses, el 26 de enero, viven en situación de «zafarrancho de combate» (alerta continua para mantener la batería operativa) las 24 horas del día. Proceden en su mayoría de la 9ª Batería del Grupo I —sito en San Roque (Cádiz)— del Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) nº 74; además, hay personal del Cuartel General y de la Unidad de Transmisiones del Mando de Artillería Antiaérea.

Para ello, su vida se organiza en turnos de ocho horas: activación, descanso y disponibilidad. Así todos los días durante los próximos seis meses, lo mismo que les espera a los que les sustituyan en el segundo semestre del año.

El reto, en este caso, es estar al cien por cien en las horas que toca trabajar, porque un ataque con misiles se resuelve en un espacio de tiempo muy breve, y no caben despistes ni dudas.

La rotación, unos 150 militares, llegó a Turquía a principios de enero, dividida en dos tandas, y por vía aérea. El lugar en el que se han instalado es la base turco-americana de Incirlik, donde tienen su zona de vida; luego, en las horas de trabajo, tienen que desplazarse hasta el cercano aeropuerto civil de Adana, donde permanece desplegada la batería porque así lo solicitó el gobierno turco cuando arrancó la misión.

El material, por su parte —los lanzadores de misiles Patriot y el sistema radar que lleva asociado— fue trasladado por mar en los buques Camino Español y Martín Posadillo, que partieron del puerto de Algeciras a finales de año y arribaron al puerto de Iskenderun dos semanas después. Una vez revisado y desplegado, su operatividad pasó a ser total el 26 de enero, día en que tuvo lugar el acto de transferencia de autoridad entre holandeses y españoles — simbolizado con el intercambio de la Bandera de la OTAN entre los dos jefes—. Desde ese momento, son los españoles junto con los estadounidenses y alemanes —ubicados en otros puntos próximos a la frontera con Siria— los encargados de la protección del cielo turco en el contexto de la operación de la Alianza Atlántica bautizada como “Active Fence”.

Para hacerlo, todos disponen de baterías Patriot (de diferentes versiones), una capacidad con la que Turquía no cuenta. De ahí que, en el año 2013, a raíz del recrudecimiento del conflicto en la vecina Siria, la OTAN pusiera en marcha esta operación y desplegara su sistema de defensa antimisil.

En la misión está implicado el sistema de alerta temprana de la OTAN, ubicado en Rammstein (Alemania). En caso de ataque, sus pantallas también lo detectarían y, según la traza del misil, asignarían a una batería o a otra la defensa de la zona.