• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes del Boletín de Tierra

martes 17 de mayo de 2011

Número: 906

"Guardianes de hierro" para proteger los cielos

El general Bonal estuvo presente en el ejercicio

El general Bonal estuvo presente en el ejercicio

El sistema de misiles Nasams alcanza 25 Kilómetros

El sistema de misiles Nasams alcanza 25 Kilómetros

Puesto de mando en el ejercicio

Puesto de mando en el ejercicio

Beatriz Gonzalo/Madrid

La alianza entre los medios de Guerra Electrónica y los de Artillería Antiaérea para combatir en un ambiente electromagnético hostil se consolidó en el ejercicio "Iron Guard", organizado por la OTAN entre el 8 y el 15 de mayo, y que contó, por parte española, con la participación del Regimiento de Artillería Antiaérea nº 73.

Éste sirvió de base para constituir dos Unidades de Defensa Antiaérea (UDAA) -una ubicada en Mazarrón (Murcia), con su sistema de misiles Nasams y puestos de tiro Mistral (UDAA DELTA), y otra en la Sierra de Aitana (Alicante), con su sistema de misiles Aspide (UDAA AZOR)-, que hicieron frente a incursiones aéreas protegidas con medios de Guerra Electrónica de última generación y tomaron parte en las contramedidas a los sistemas antiaéreos, mediante equipos de Guerra Electrónica montados sobre medios terrestres.

El ejercicio se encuadra dentro del programa de entrenamiento de combate en ambiente de Guerra Electrónica, programado con el propósito de adiestrar a las unidades que se incluyen dentro del Sistema Integrado de Defensa Aérea de la OTAN.

 

Entrenamiento para pilotos

Además, la UDAA DELTA, con apoyo de la Unidad de Transmisiones del Mando de Artillería Antiaérea, se enfrentó al ataque de grupos de cazabombarderos de varias naciones contra objetivos de cuya defensa estaba encargada.

Ello dio la oportunidad a los operadores de los sistemas antiaéreos de adiestrarse con gran variedad de aeronaves -F-16, F-4, Mirage 2000, Tornado, Eurofighter y MiG-29-, al mismo tiempo que se entrenaban sus pilotos.

Por ello, este ejercicio también se enmarca en el programa de adiestramiento de pilotos de la OTAN denominado Tactical Leadership Programme (TLP), orientado a crear una escuela de excelencia en el pilotaje, con sede en Albacete.