• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes del Boletín de Tierra

viernes 26 de julio de 2019

Número: 7528

En la Comandancia General de Baleares

Plan Vigilante Balear en la isla de Cabrera

Tareas de mantenimiento en la isla de Cabrera

Tareas de mantenimiento en la isla de Cabrera

Una alumna comprueba la dotación de la ambulancia

Una alumna comprueba la dotación de la ambulancia

Unidades de la Comandancia General de Baleares (COMGEBAL) mantienen entre los meses de mayo y septiembre la presencia militar en la Isla de Cabrera –dentro del desarrollo del Plan Vigilante Balear– a través de destacamentos con rotaciones semanales.

Las misiones encomendadas son proporcionar presencia militar, el control y mantenimiento de las instalaciones y colaborar en la preservación del medio ambiente, así como mantener el carácter militar de la isla.

La isla de Cabrera, actual Parque Natural Marítimo Terrestre, fue hasta no hace muchos años un Campo de Maniobras y Tiro dependiente de la COMGEBAL en el que una sección era destacada de forma continua y permanente con rotaciones mensuales.

Curso Técnico de Transporte Sanitario

Además, desde principios de marzo, como una medida más para facilitar la reinserción laboral del personal de tropa en el momento de su desvinculación con las Fuerzas Armadas, se está desarrollando el Curso Técnico de Transporte Sanitario, dependiente del Servicio Público de Empleo Estatal.

En total, 14 alumnos de las unidades de la Comandancia han concluido, el 22 de julio, la parte teórica del curso, en la que han ejercido como profesores el personal sanitario del acuartelamiento “Jaime II”.

Ahora, una vez superada esta primera fase, y hasta el 31 de julio, los alumnos realizarán prácticas en las ambulancias del Servicio de Atención Médico de Urgencias (SAMU). La integración con el personal del SAMU es total, realizando todos y cada uno de los cometidos que les son propios, siempre bajo la supervisión de un técnico experimentado que ejerce de tutor.

Tras la superación de esta fase y de las correspondientes pruebas de evaluación, los aprobados obtendrán el título de Técnico de Transporte Sanitario.