• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes del Boletín de Tierra

miércoles 11 de septiembre de 2019

Número: 7569

En la base 'General Morillo', en Figueirido (Pontevedra)

La ministra de Defensa condecora a los militares que repelieron un ataque en Malí

Los militares condecorados, junto a la ministra

Los militares condecorados, junto a la ministra

La ministra impone la condecoración a un militar

La ministra impone la condecoración a un militar

Revista a la formación, tras la llegada

Revista a la formación, tras la llegada

Los soldados Dávalos y Gómez recibieron ayer de la ministra de Defensa, Margarita Robles, la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo por su intervención para neutralizar un ataque terrorista contra la base de Koulikoro, en Malí, a finales del mes de febrero.

La titular de Defensa también impuso la Cruz del Mérito Militar con distintivo azul al brigada Néstor y al sargento 1º Varela, que fueron los encargados de desactivar los explosivos instalados por los terroristas y de asegurar la zona; y con distintivo blanco, al capitán Matilla y al sargento Patiño, que se encontraban de servicio la madrugada del suceso e intervinieron en la operación.

El acto de imposición se celebró en la base “General Morillo” de Figueirido (Pontevedra), sede del Cuartel General de la Brigada “Galicia” VII, la unidad que aportaba el grueso — en concreto, su Regimiento de Infantería “Isabel la Católica” nº 29— a la rotación donde estaban encuadrados los condecorados.

“Tomar una decisión en un contexto tan difícil demuestra la altísima preparación de nuestras Fuerzas Armadas, que son un orgullo cuando participan en misiones de paz. Gracias a ellos, en Koulikoro no se produjo una masacre”, destacó Robles, quien añadió que intervenciones como la de Malí ponen de relieve “la profesionalidad, generosidad y preparación” de las Fuerzas Armadas españolas.

Reacción impecable

Los soldados Dávalos y Gómez se encontraban dando seguridad en la zona de acceso de la base de Koulikoro en la madrugada del 24 de febrero, como parte de la Fuerza de Protección liderada por el Ejército de Tierra español en la que se integraban también infantes de Marina y militares checos.

Fueron los primeros en hacer frente a un ataque complejo en dos fases que se desencadenó a las 3 de la madrugada. La primera acción se produjo cuando los terroristas trataron de hacer explosionar una camioneta en el acceso principal a las instalaciones y fueron neutralizados con la ametralladora del vehículo Lince que se encontraba allí dando protección.

Tras la rápida reacción de los militares españoles, un segundo vehículo que tenía previsto haber accedido al campamento para explosionar allí y causar más víctimas, lo hizo fuera, aunque hirió a dos soldados malienses que fueron rápidamente atendidos por los servicios médicos. El ataque se acompañó de fuego de fusilería, que se prolongó hasta pasadas las cuatro de la madrugada, cuando se dio por controlado el incidente.

Autoridades presentes

Durante el acto, la ministra ha estado acompañada por el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares; el subsecretario de este Departamento, Alejo de la Torre; el delegado del Gobierno en Galicia, Francisco Javier Losada; el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda; el teniente general de la Fuerza Terrestre, Juan Gómez de Salazar; y el jefe de la Brigada “Galicia” VII, general Antonio Romero, entre otras autoridades civiles y militares.