• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Palacio de Buenavista

Escalera de honor y vestíbulo

Vista de la escalera

Vista de la escalera

 Vestíbulo

Vestíbulo

La entrada principal al palacio es por la escalera de honor construida por el Ejército en 1816, cuando se hace cargo por primera vez del edificio.

De un solo tiro, con dos descansos intermedios, sus peldaños son de una sola pieza en granito, al igual que las cuatro imponentes columnas de orden toscano que encontramos en la subida. La balaustrada en jaspe gris es sin duda unos de los elementos más destacados de esta escalera. Sobre los pedestales que le dan inicio reposan dos candelabros de bronce dorado originarios de 1882. Este fue el año en el que se instaló en el palacio de luz eléctrica, siendo uno de los primeros edificios públicos de Madrid en dotarse de la nueva energía.

El final de la escalera, rematada con dos pedestales sobre los que descansan sendos jarrones de bronce fundidos en la Real Maestranza de Artillería de Sevilla en 1880, nos da acceso al vestíbulo o distribuidor.

La parte frontal está decorada con un excelente tapiz del siglo XVII titulado Victoria de Tito, perteneciente a la serie Tito y Vespasiano procedente de los fondos del Museo Nacional del Prado. En una de las esquinas de la estancia podemos disfrutar de un magnifico busto del Gran Capitán realizado en broce pavonado sobre una escultura original de Amutio (Museo del Ejército). A ambos lados y sobre sendas mesas estilo imperio encontramos dos relojes franceses siglo XIX pertenecientes a la colección del palacio que cuenta con ochenta y siete relojes de distintos estilos y procedencias.

Las paredes del vestíbulo, revestidas con mármol, están decoradas con columnas de orden jónico.

Sobre la escalera podemos ver una corona de laurel rodeada de nombres que corresponden a batallas libradas por el Ejército español a lo largo de su historia, un homenaje a todos nuestros caídos.