• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

personal

REALES ORDENANZAS DEL EJÉRCITO DE TIERRA

TRATADO QUINTO

De los honores y ceremonias

 

 

TITULO XIX

De los actos solemnes y su ceremonial

 

 

Artículo 415

En conmemoración de efemérides relevantes de la vida nacional y militar o con ocasión de acontecimientos significativos, las Fuerzas Armadas celebrarán actos solemnes que, en su desarrollo, se ajustarán al ceremonial que dispone este Tratado y a las prescripciones del Reglamento correspondiente, quedando a la iniciativa de quien los organice las normas de detalle exigidas por el lugar, las características de los participantes y otros condicionamientos. Los honores y ceremonias se simplificarán o suspenderán cuando circunstancias excepcionales lo aconsejen.

Artículo 416

Las principales ceremonias militares se realizarán con motivo de los actos del juramento y honores a la Bandera de España y su entrega a Unidades; paradas y desfiles; honores a las autoridades; tomas de posesión de mando, entrega de despachos, títulos o diplomas e imposición de condecoraciones; honras fúnebres y homenaje a los que dieron su vida por la Patria; festividades de los Santos Patronos y otras conmemoraciones relevantes de carácter nacional o castrense.

Artículo 417

Las Unidades y Centros podrán realizar también, previa autorización del Mando correspondiente, ceremonias de carácter particular con ocasión de festividades locales y efemérides y tradiciones propias.

Artículo 418

El Ejército conservará con respeto todas aquellas tradiciones, usos y costumbres que mantengan vivo su espíritu y perpetúen el recuerdo de su historia.

Artículo 419

Se evitará la proliferación de actos y se procurará en lo posible su coincidencia a fin de no entorpecería misión principal de las Unidades. El ceremonial será sencillo y su duración se ajustará a lo estrictamente necesario para no restarles solemnidad.

Artículo 420

Las ceremonias se desarrollarán, como norma general, atendiendo al siguiente orden: formación y revista por el mando de la fuerza, incorporación de la Bandera, si procede, recepción de la Autoridad que presida, realización del acto propiamente dicho, desfile si corresponde, despedida de la Bandera y retirada de las fuerzas.

Artículo 421

La Autoridad o Mando que tenga la responsabilidad de organizar el acto dictará una orden en la que precisará su finalidad, condiciones de ejecución y normas logísticas de coordinación y de seguridad.

Artículo 422

Cuando la solemnidad y las circunstancias lo aconsejen, la Autoridad que presida o el Jefe de la Unidad o Centro dirigirá una alocución resaltando el significado del acto y los valores morales y militares que encierra.

Artículo 423

Las ceremonias militares de especial contenido espiritual podrán ir precedidas de los actos religiosos que por tradición correspondan.

Con la debida antelación, se hará advertencia de que aquellos que no profesen la correspondiente religión quedan dispensados de asistir al acto religioso.

Artículo 424

Las ceremonias en que intervengan fuerzas de más de un Ejército serán presididas por la Autoridad expresamente designada para ello o, en su defecto, por el Oficial General o Particular más antiguo de los presentes con mando sobre alguna de las Unidades participantes.

Artículo 425

Por razón de las características de los medios empleados, el orden de formación en parada será: Unidades a pie, Unidades a caballo y a lomo y Unidades sobre vehículos.

En los desfiles, este orden se podrá alterar cuando razones técnicas así lo aconsejen.

El desfile de las Unidades en vuelo deberá coordinarse con el de las demás fuerzas.

Artículo 426

Cuando concurran fuerzas de más de un Ejército, dentro de lo señalado en el artículo anterior y siempre ocupando el puesto de cabeza la Guardia Real, el Ejército que organice el desfile o parada cederá el puesto preferente a las fuerzas participantes de los otros dos, cuyo orden relativo será inverso al de la entidad de las fuerzas que participen.

En el Ejército de Tierra, el orden general será: Unidades de Infantería, Caballería, Artillería, Ingenieros, Intendencia, Sanidad, Farmacia, Veterinaria y demás Unidades, cerrando el desfile las de la Guardia Civil.

Cuando razones orgánicas o funcionales aconsejen la constitución de diversas agrupaciones, se respetarán, dentro de cada una de ellas, los órdenes de prioridad fijados en los párrafos anteriores.

Artículo 427

Cuando desfilen los alumnos de las Academias de formación de Oficiales y Suboficiales, lo harán en cabeza de la formación o inmediatamente detrás de la Guardia Real, precisamente por ese orden y, dentro de él, según lo establecido en el artículo anterior.

Artículo 428

Para destacar la trascendencia y significado del juramento ante la Bandera se celebrará un acto solemne y público presidido por un autoridad militar.

El Jefe de la Unidad o Centro tomará e juramento mediante la siguiente fórmula .¡Soldados! ¿Juráis por Dios o por vuestro honor y prometéis a España, besando con unción su Bandera, obedecer y respetar al Rey a vuestros Jefes, no abandonarles nunca y derramar, si es preciso, en defensa de la soberanía e independencia de la Patria, de su unidad e integridad territorial y del ordenamiento constitucional, hasta la última gota de vuestra sangre?".

Los soldados contestarán: "¡Sí, lo juramos!".

El que tomó el juramento replicará: "Si así lo hacéis la Patria os lo agradecerá y premiará, y si no, mereceréis su desprecio y su castigo, como indignos hijos de ella", y añadirá: "Soldados, ¡Viva España! y ¡Viva el Rey!", que serán contestados con los correspondientes iViva!".

A continuación podrá intervenir el capellán militar, que, si lo hiciere, pronunciará la siguiente invocación: "Ruego a Dios que os ayude a cumplir lo que habéis jurado y prometido."

En la fórmula del juramento la expresión "Soldados" podrá ser sustituida por la que convenga, de conformidad con la condición militar de los que juran.

Artículo 429

Tendrán Bandera o Estandarte, desde el momento de su constitución, las Unidades y Centros que reúnan las condiciones reglamentariamente establecidas. Para su entrega oficial se celebrará una ceremonia solemne, en la que tomarán parte, además de la Unidad que va a recibirla, representaciones de otras Unidades y, si es posible, de otros Ejércitos.

La Bandera será entregada al Jefe de la Unidad o Centro que, tras recibirla, se dirigirá a la formación mediante la siguiente fórmula: "Soldados, la Bandera es el símbolo de la Patria inmortal; los que tenemos el honor de estar alistados bajo ella estamos obligados a defenderla hasta perder la vida. Soldados, en garantía de que juráis y prometéis entregaros a su servicio ... (ordenará los movimientos de armas reglamentarios para que su Unidad efectúe una salva de honor)".

Terminada la descarga y descansadas las al-mas dirá: "Soldados, ¡Viva España!", que será contestado con el correspondiente "iViva!".

Cuando la Bandera sea donada por alguna Institución, la entrega se realizará por un representante de la misma.

Artículo 430

La entrega de mando de una Unidad o Centro tendrá lugar en una ceremonia solemne presidida por la Autoridad militar que se designe, en la que formará la Unidad completa con su Bandera.

El Mando saliente ordenará el movimiento de armas sobre el hombro y a continuación la Autoridad que presida el acto dará posesión al entrante mediante la siguiente fórmula: "De orden de Su Majestad el Rey, se reconocerá al ... (empleo y nombre) como ... (Jefe o Director) del ... (Unidad o Centro), respetándole y obedeciéndole en todo lo que mandare concerniente al servicio. ¡Viva España!". Será contestado con el correspondiente "¡Viva!". Cuando la Autoridad diga la frase De orden de Su Majestad el Rey", saludarán tanto ella como los mandos saliente y entrante y todos los restantes de la formación hasta nivel Sección.

A partir de ese momento el nuevo Jefe ostenta el Mando de la Unidad o Centro, y para hacerlo patente ordenará deshacer el movimiento de armas.

La toma de posesión del Mando se publicará en la Orden de la Unidad correspondiente.

Artículo 431

En la entrega de mando de una Gran Unidad o de Mandos Superiores, la formación se llevará a efecto con la totalidad o con una representación de las fuerzas a sus órdenes siguiendo las mismas formalidades.

En el caso de Centros y Organisrnos que n cuenten con fuerzas, la entrega de mando realizará en el lugar del mismo que se estime más apropiado.

La toma de posesión del Mando se publicará en la Orden correspondiente.

Artículo 432

El designado para mandar una Unidad nivel inferior a las citadas en los dos artículos anteriores se le dará a conocer por su Mando inmediato superior ante la Unidad que vaya a mandar en su primera formación con armas.

En el caso de Oficiales y Suboficiales destinados en una Unidad tipo Compañía serán presentados ante ella por su Capitán.

Se utilizará la fórmula siguiente: "De orden del ... (Jefe de Unidad o Centro o Autoridad que haya dispuesto el nombramiento), se reconocerá al ... (empleo o nombre) como Jefe de ... (Unidad), respetándole y obedeciéndole en todo lo que mandare concerniente al servicio. ¡Viva España!". Será contestado con el correspondiente "¡Viva!

Los destinos de Oficiales y Suboficiales sin mando directo de Unidad se darán a conocer exclusivamente en la Orden, requisito que se seguirá también en todos los casos anteriores

Artículo 433

La imposición de condecoraciones se efectuará en una ceremonia especialmente organizada a dicho fin durante la celebración de otro acto solemne.

Cuando se trate de la Cruz Laureada de San Fernando, Medalla Militar y Medallas del Ejército Naval o Aérea, concedidas con carácter individual o colectivo, se hará en un solemne ceremonia especialmente organizada para este fin.

Artículo 434

También se celebrarán actos con motivo de entregas de despachos, nombramientos, título diplomas y despedida de los soldados de cada llamamiento o reemplazo, así como en las festividades de las Fuerzas Armadas.

TITULO XX

De los honores militares 

Artículo 435

Las Fuerzas Armadas serán las encargadas de rendir los honores de ordenanza a la Bandera de España, a sus Majestades los Reyes, a S.A.R. el Príncipe de Asturias y a los Infantes de España; a los poderes del Estado Español definidos por la Constitución, en las personas que los representen; a las Autoridades y Mandos militares en señal de respeto y subordinación, y a las personalidades extranjeras de rango equivalente. Todo ello según lo regulado en el Reglamento de Honores Militares.

Artículo 436

La gradación de los honores se manifiesta por la posición de las armas, la interpretación del Himno Nacional o Marcha de Infantes y por el número de cañonazos y voces de ¡Viva España!

Artículo 437

En relación con la posición del arma y la interpretación del himno o marcha, la escala de honores es la siguiente:

  • Arma presentada e Himno Nacional completo.
  • Arma presentada e Himno Nacional, primera parte completa.
  • Arma presentada e Himno Nacional, primera parte sin repetición.
  • Arma presentada y Marcha de Infantes.
  • Arma sobre el hombro y Marcha de Infantes.
  • Arma descansada y Marcha de Infantes.
  • Arma descansada.
  • Formación sin armas.

Artículo 438

En los saludos al cañón, que sólo se efectuarán por las Unidades y buques que dispongan de los medios apropiados para ello, se seguirá la escala siguiente:

  • 21 cañonazos.
  • 19 cañonazos.
  • 17 cañonazos.
  • 15 cañonazos.
  • 13 cañonazos.
  • 11 cañonazos.

Artículo 439

La escala de saludos a la voz, que únicamente se tributará por los buques de la Armada, es la siguiente:

  • Siete voces.
  • Cinco voces.
  • Cuatro voces.
  • Tres voces.
  • Dos voces.
  • Una voz.

Artículo 440

Las Fuerzas Armadas rendirán honras fúnebres militares en señal de respeto y homenaje a los restos mortales de aquellas personas a las que les corresponda de acuerdo con lo preceptuado en el Reglamento de Honores Militares.

Artículo 441

La gradación de las honras fúnebres se manifestará por la entidad de las fuerzas de escolta y acompañamiento y las de las comisiones participantes, el número de cañonazos, la conducción del féretro en armón de artillería y la cobertura de la carrera que haya de seguir el cortejo.

(Del BOE núm. 285, de 29-11-1983).


Tratado V