• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes

jueves 25 de octubre de 2018

Número: 68

El despegue de una nueva academia

El despegue de una nueva academia

Es la más joven de las Academias del Ejército de Tierra, y, posiblemente, también la más desconocida, pero lo cierto es que la Academia de Aviación del Ejército de Tierra (ACAVIET) es ya una realidad en este curso académico que acaba de comenzar.

 

Escudo de la ACAVIET

Escudo de la ACAVIET

Se une así a las Academias de Infantería, Caballería, Artillería, Ingenieros y Logística como centro de formación militar general y específico para oficiales y suboficiales del Ejército, encargado de la formación de la Especialidad Fundamental (EFUN) Aviación del Ejército de Tierra, creada en 2016.

De hecho, su puesta en marcha es una consecuencia obligada de la aparición de esta nueva Especialidad. Al igual que el resto, que cuentan con su propio centro docente militar de formación de referencia, era necesario que tuvieran la suya los que han optado por el emblema de las alas. Más aún dado el alto grado de complejidad de los actuales sistemas aéreos y del empleo creciente de helicópteros en operaciones, que demanda una preparación específica en técnicas y procedimientos. «Lo que enseñamos aquí está enfocado a responder a las necesidades que tiene el Ejército de Tierra», explica su primer director, coronel Fuentes, para quien ponerse al frente de la nueva Academia era un sueño impensable en su época como teniente recién llegado de Zaragoza, cuando pisó por primera vez la base “Coronel Maté” de Colmenar Viejo (Madrid) para convertirse en piloto.

La Academia como tal es nueva, pero nace a partir del Centro de Enseñanza de Helicópteros, que cambia su denominación. La transformación no es solo de nombre, sino más profunda, en cuanto a la finalidad de la enseñanza y al objeto del conocimiento que imparte. No obstante, el trabajo y la experiencia acumulados en la etapa anterior están resultando claves para poder poner en marcha el nuevo proyecto con éxito. Así lo reconoce el teniente coronel Padilla, jefe del Departamento de Instrucción y Adiestramiento de Vuelo, que asegura que el mayor reto del cambio «es en papel», porque lo que son «los cursos y su estructura están muy consolidados. Lo que hay que cambiar es el formato y adaptarlo a los tiempos que marca el plan de estudios, además de incorporar todas las novedades que vayan surgiendo», añade.

 

UBICACIÓN ATIPICA

La Academia mantiene la misma ubicación que tenía el Centro de Enseñanza de Helicópteros: la base de Colmenar Viejo (Madrid). El hecho de encontrarse dentro de una base y compartir espacio con otras unidades de la Fuerza no es algo muy común. En este caso, entre esas unidades se encuentra el Cuartel General de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra o el Batallón de Helicópteros de Transporte V, por lo que no parece difícil imaginar una convivencia fluida. Lo que la diferencia del resto es que el director no es jefe de la base, y en que la Unidad de Servicios de Base no es orgánica de la ACAVIET.

Acaviet

Los edificios donde se ubican las aulas son los mismos que ya existían. La mayor novedad en cuanto a infraestructuras es la nueva residencia que está acabando de construirse, y cuya entrega está prevista para principios del año que viene. De esta forma, estará lista para alojar a los sargentos alumnos de tercer curso que, mientras, han sido ubicados en la residencia de la base. A ellos se unirán, posiblemente en 2020, los primeros alféreces cadetes de Aviación del Ejército de Tierra, y así funcionará a pleno rendimiento. Ahora, en el caso de los oficiales, al tratarse de enseñanza de perfeccionamiento y no de formación, su régimen de vida no implica estar internos, pero cuando lleguen los alféreces cadetes, sí lo será.

La transformación en Academia también ha llevado aparejada la creación de un Gabinete de Orientación Educativa y de otros puestos habituales en los centros de formación, como el de secretario de la EFUN o el de director del Museo. El director de la ACAVIET se convierte también en Inspector de la EFUN, la persona encargada de velar por el mantenimiento de los valores morales y tradiciones militares de la Especialidad, el ceremonial, la simbología y uniformidad, y la representación institucional.

 

La Academia es nueva, pero nace a partir del cambio de denominación del Centro de Enseñanza de Helicópteros

 

REFERENTE EN RPAS

Además de formar pilotos y especialistas, la Academia también tiene la responsabilidad de la preparación de los operadores de los Sistemas Aéreos Pilotados de forma Remota (RPAS), unos medios de relevancia creciente. La ACAVIET hereda la experiencia que en este campo tenía su predecesor, que impartió los cursos para operar el sistema de la Plataforma Autónoma Sensorizada de Inteligencia (PASI), el primer modelo en llegar, y el de otros que llegaron después. Pero ahora, como Academia, incluso se ha adelantado a la llegada de algunos nuevos modelos de estos sistemas, impartiendo cursos que están a falta solo de realizar la fase de vuelo, para la que se necesita contar con el aparato. De esta forma, se asegura la entrada en servicio de los mismos en un tiempo mínimo.

 

LA JOYA: EL CENTRO DE SIMULACIÓN

Uno de los pilares que apoyan la magnífica formación con la que cuentan los pilotos del Ejército de Tierra es el Centro de Simulación de Helicópteros de la ACAVIET. Cualquier sesión que se imparta en el curso, puede ser realizada en el simulador y/o los entrenadores (que son, básicamente, como los simuladores pero sin movimiento) de los que dispone. Además de apoyar la enseñanza de los futuros pilotos, hace lo propio con la instrucción y el adiestramiento del personal de las unidades de helicópteros.

Acaviet

El centro cuenta con tres sedes: la principal es la de Colmenar Viejo, donde se encuentran los simuladores y entrenadores de todos los modelos de helicóptero en dotación, salvo el del Tigre —que se encuentra en la sede de Almagro— y el del NH-90 —que se recibirá próximamente en la base de Agoncillo (La Rioja)—. En la actualidad, la empresa Indra, fabricante de los simuladores, está trabajando para mejorar la interoperabilidad de los sistemas y poder conectar las tres sedes, de tal manera que todos los helicópteros puedan volar juntos en una misma sesión, lo que supondría un salto más para un centro que ya es referente. Tal como explica su jefe, teniente coronel Fernández, el centro de simulación «en cuanto a tecnología, es lo más puntero que hay en España, tanto a nivel militar como civil, y también es equiparable a los mejores del mundo».

 

AULA DE DOCENCIA DIRIGIDA

Esa tecnología de alto nivel también se traslada a las aulas; el centro cuenta con unas de enseñanza asistida por ordenador o CBT (Computer Based Training). En ellas, los especialistas en mantenimiento de aeronaves pueden seguir la clase con ayuda de un profesor y de un asistente que muestra y explica, a través de fichas detalladas, todas las partes y elementos de la mayoría de los modelos de helicóptero en dotación.

 

HABLAN LOS ALUMNOS

  • Hay que estudiar mucho, pero se disfruta, porque todo está orientado a la práctica. La teoría y la práctica están muy compensadas.

    Tte Pardo de Santayana. Curso de Piloto para oficiales

  • Aquí no vienes solo pensando en aprobar, porque luego tienes que coger el helicóptero, y, al principio, en el aire se pasa muy mal.

    Sargento Amate. Curso de Mantenimiento de Aeronaves

  • Ya en la Básica "me picó" lo de los helicópteros. La verdad es que estoy muy contento con la formación que estamos recibiendo.

    Sargento Vila. Curso de Piloto para suboficiales

     

 

PRESTIGIO INTERNACIONAL

La Academia participa en un máster de ensayos de vuelo de la Universidad Politécnica de Madrid, vigente desde 2014, que resulta de gran interés para el Ejército y que solo ofrecen ocho escuelas en el mundo. Gracias a él, puede contar con pilotos e ingenieros con la formación necesaria para afrontar los procesos de pruebas necesarios para la adquisición de las aeronaves, lo que agiliza el proceso y ofrece mayores garantías.

Además, cuenta con una sección delegada en Le Luc (Francia), con dos profesores que participan en la formación de pilotos de Tigre y NH-90 españoles y franceses, y tiene en marcha su integración en el Multinational Helicopters Training Center de la Agencia Europea de Defensa. Todos ellos, motivos de sobra para poder afirmar que esta Academia ha nacido con un pan bajo el brazo.

 

LEGISLACIÓN

  • Real Decreto 711/2010, de 28 de mayo. En él se incluye la nueva Especialidad Fundamental Helicópteros, pero solo para suboficiales.
  • Real Decreto 595/2016, de 2 de diciembre, por el que se modifica la denominación Helicópteros por la de Aviación del Ejército, y como tal Especialidad Fundamental incluye también a los oficiales.
  • Real Decreto 894/2017, de 6 de octubre, por el que se modifica la denominación del Centro de Enseñanza de Helicópteros al de Academia de Aviación del Ejército de Tierra.

 

Acaviet

Acaviet