• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes

martes 15 de enero de 2019

Número: 73

EL EJÉRCITO AVANZA HACIA LA ERA 4.0

El Centro de Fuerza Futura 2035 ya tiene definidas las principales características y pilares en los que se sustentará el diseño de la Brigada 2035, que entrará en fase experimental en noviembre, en el seno de la Brigada de la Legión, en su base “Álvarez de Sotomayor”, situada en Viator (Almería).

Este proyecto, que se verá facilitado gracias a la adaptación del Ejército de Tierra a la era tecnológica 4.0, es un avance necesario y, a la vez, una oportunidad para ser un Ejército más eficaz e interoperable con sus aliados. Por este motivo, se incorporarán tecnologías emergentes y disruptivas, tales como la robótica, la inteligencia artificial, sistemas aéreos y terrestres con tripulación remota, armas y municiones de gran precisión, etc.

 

En operaciones, la Brigada desplegará un cuartel general con más movilidad y menos personal

 

El nuevo concepto de Brigada no solo conlleva cambios en el empleo de la fuerza y en las estructuras orgánicas, sino también y, sobre todo, un cambio de mentalidad. Uno de los pilares clave es la visión estratégica del proyecto, que trata a la Brigada como un único sistema de combate. Esto significa la necesidad de disponer de capacidades completas, es decir, contar, sucesivamente, con Brigadas completamente preparadas para el combate, en vez de tener a todas las Brigadas dotadas, simultáneamente, de medias capacidades. Además, la adquisición de partidas más pequeñas, a largo plazo, contribuirá a una mejor gestión y a un ahorro económico, ya que la velocidad a la que actualmente se producen los cambios tecnológicos y las mejoras en los materiales, provoca que estos queden obsoletos a medio plazo. Por este motivo, todas las Brigadas del Ejército de Tierra serán transformadas para adoptar el nuevo modelo de forma secuencial y rotatoria, según adquieran la capacidad de combate integral, de manera que las últimas en recibir materiales y tecnologías serán las más actualizadas.

4.0

La Brigada 2035 se concibe como una unidad expedicionaria que, con una nueva organización y cultura, tecnologías avanzadas y procedimientos acordes a estas, imprime un mayor ritmo tanto a la toma de decisiones como a la ejecución de las operaciones. Desplegará un cuartel general liviano, con más movilidad, menos personal y redundante, cuyas tareas serán, en buen número, realizadas a distancia —bien desde territorio nacional o fuera de teatro (reachback)—. Su acción se desarrollará simultáneamente en los dominios terrestre, aéreo y cibernético. Por otra parte, las estructuras orgánicas que se organicen deberán estar preparadas —gracias al logro de su cohesión mediante la instrucción en tiempos de paz— para hacer una transición rápida y ser empleadas como operativas.

 

El Ejército ajusta el paso a la nueva era tecnológica 4.0, con el objetivo principal de la Brigada 2035

 

Las nuevas tecnologías —además de aumentar las capacidades de combate con menos personal y menor huella logística, y de mejorar la interoperabilidad de la gran unidad— permitirán también el dominio de la maniobra de la información (con una red propia de comunicaciones que integrará medios tecnológicos con un mayor número de sensores). Los principales grupos de tecnologías que potenciarán las nuevas Brigadas serán las nuevas generaciones de RPAS (Sistema Aéreo Tripulado Remotamente), vehículos de vigilancia terrestre (VVT), vehículos de exploración y reconocimiento terrestre (VERT), sistemas autónomos terrestres, sistemas antidrones, inteligencia artificial, plataformas VCR (Vehículos de Combate de Ruedas) 8x8 y sistemas de mando y control avanzados,basados en sistemas satelitales.

 

Nuevo concepto BRIEX 2035

Organización

  • Menor huella logística
  • Mejora de la interoperabilidad
  • Estructura orgánica= operativa

Tecnología

  • Incorporación tecnologías avanzadas: emergentes y disruptivas
  • Capacidad para el dominio de la maniobra de la información

Concepto (Doctrina)

  • Modelo expedicionario
  • Mayor velocidad de la guerra (decisión, ejecución)
  • Multi- dominio (terrestre, aéreo, cibernetico)
  • Mando Orientado a la Misión (Mission Command)
  • Protección (decepción, ocultación)

73_ejercito_avanza_era_4.0_0173_ejercito_avanza_era_4.0_02

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TECNOLOGÍA Y PERSONAL

 

Los cambios sociales que se produzcan en el horizonte 2035 tendrán reflejo en el diseño de la Brigada 35. Las modificaciones de personal serán compensadas por las tecnologías emergentes y disruptivas del momento (nuevas generaciones de robótica, inteligencia artificial, nanotecnología, etc.). El resultado final será una Brigada con más capacidad de combate (potencia de fuego, movilidad, protección, etc.). Con variaciones de recursos humanos en sus estructuras, el concepto de empleo de la fuerza sufrirá cambios, tanto a la hora de realizar la tradicional maniobra cinética (fuego y maniobra) como al llevar a cabo actividades de la información (en las dimensiones virtual y cognitiva) de carácter no letal y en ocasiones intangibles. En horizontes más cercanos, como puede ser el 2024, y mientras la Brigada se halla en proceso de incorporación de las nuevas adquisiciones de tecnologías, se mantendrá todavía, sensiblemente, el mismo número de personal que en la actualidad.

 

FORO FUERZA 2035

 

Cualquier usuario que tenga acceso a la red interna del Ejército de Tierra podrá participar incorporando comentarios, información, nuevos enfoques o cualquier otro aporte que ayude en el proceso de desarrollo y experimentación de la Fuerza 2035, pinchando en el enlace Foros Fuerza 2035. También se ha puesto a disposición de todos los usuarios de la intranet el correo electrónico Fuerza_2035@mde.es, al que se podrán enviar mensajes relativos a la Fuerza 2035 y a la Brigada Experimental, cuyo contenido no tenga cabida en el foro. Igualmente, se ha creado el Portal Fuerza 2035, donde se publicará toda la información relativa a la Fuerza 2035 y desde el que también se podrá acceder al Foro Fuerza 2035.

 

 

EL APOYO LOGÍSTICO EN LAS NUEVAS BRIGADAS

En el horizonte de 2035, la organización logística diseñada para una operación deberá basarse en el sistema de apoyo logístico existente en territorio nacional, por lo que ambos deberán ser compatibles y normalizados. La variedad de escenarios de actuación pondrá a la logística ante retos contrapuestos. Unas veces apoyará a una fuerza dispersa en grandes espacios, con una amenaza también dispersa, difusa, discontinua y cambiante; mientras que, otras, será necesario enfrentarse a un adversario similar a las fuerzas propias, con capacidad de interferir en la maniobra logística mediante fuegos y la degradación de los sistemas de información y comunicaciones.

Ante las primeras, la logística se basará en el conocimiento de la situación y la anticipación de la demanda, el envío directo y la gestión del flujo de recursos; ante las segundas, será necesaria una logística en la que la existencia de niveles en los diferentes escalones será clave para hacer frente a las acciones contra la logística propia.

En el entorno operativo, la capacidad para adaptarse a las necesidades imprevistas del combate se conseguirá mediante la iniciativa de los mandos, el impulso del apoyo desde retaguardia (reachback) y la modularidad en la organización. Además, el sistema de apoyo logístico deberá disponer de una infraestructura de mando y control e información que permita el tratamiento de un gran volumen de datos, fuertemente protegido por sistemas de seguridad de la información y cibernéticos.

 

SENSORIZACIÓN E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Por otra parte, el apoyo logístico futuro deberá anticiparse a las necesidades más aún que en la actualidad, lo que conseguirá gracias a la sensorización, el tratamiento de datos apoyado en inteligencia artificial, el trabajo en red, el seguimiento de flujos de recursos y actividades logísticas en tiempo real, así como por medio de la disponibilidad de personal experto en el análisis e interpretación de datos logísticos.

El flujo de información que requerirá la gestión logística será tan importante como el flujo de recursos. Por eso, la automatización de las peticiones de apoyo será la norma general. Esto adelantará el suministro, acortará los plazos de respuesta y potenciará los envíos directos y selectivos.

 

La anticipación de necesidades será clave para el apoyo logístico en el futuro

 

Asimismo, la robotización y la automatización —con sistemas remotos terrestres y aéreos— permitirán reducir la cantidad de personal requerida para determinadas operaciones (la conducción de vehículos y la preparación de cargas y su manejo, por ejemplo).

Otra cuestión a tener en cuenta es la creciente complejidad de los nuevos sistemas de armas. Esto requerirá una actualización de la preparación de los especialistas en mantenimiento, el apoyo en ocasiones de personal de escalones superiores mediante asesoramiento a distancia (telemantenimiento), o la posibilidad de llevar a cabo ensayos virtuales de reparaciones.

Por su parte, la sensorización de los sistemas permitirá la anticipación de las necesidades, mediante la generación de datos de consumo de recursos y la predicción de averías, lo que evitará que las pequeñas unidades tengan que tramitar las peticiones como hasta ahora. Por otro lado, deberá buscarse una mayor fiabilidad de los materiales, la  simplificación de las tareas de mantenimiento y la puesta en común de repuestos para reducir los tiempos de mantenimiento a vanguardia y que el material esté operativo en el menor tiempo posible.

Además, para reducir la huella logística de las pequeñas unidades y, por tanto, su vulnerabilidad, se apostará por tecnologías relativas a la eficiencia energética de los sistemas, combustibles alternativos, municiones de precisión o innovación en la obtención de agua, entre otras.

También se potenciará la fabricación aditiva para la obtención de determinados repuestos cuando los tiempos de transporte resulten excesivos, así como la fabricación de determinados componentes para ejecutar tareas de mantenimiento expedito (Battle Damage Repair) a vanguardia.

Finalmente, la previsible dispersión de las unidades, junto con las dificultades de evacuación y la necesidad de reducir las bajas propias, impondrán disponer de mayores capacidades de estabilización a vanguardia, lo que supondrá una mayor especialización del personal facultativo y una cualificación sanitaria más exigente del personal no facultativo.