• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes

miércoles 17 de julio de 2019

Número: 85

Así en la Tierra como en el cielo

La capacidad paracaidista  forma  parte del ADN de la Brigada Almogávares VI, pero su aportación para la VJTF de 2020 se materializa en una Bandera, con apoyos de Artillería y Zapadores.

 

85_asi_en_la_tierra_como_en_el_cielo_04

 

LA BRIGADA “ALMOGÁVARES” VI cuenta con una capacidad que forma parte de su propia idiosincrasia como unidad del Ejército de Tierra: la paracaidista. Dicha singularidad no se consigue a costa de sacrificar otros aspectos, sino que es un extra que se suma al resto de aptitudes que debe reunir todo combatiente.

Lo prueba el hecho de que la Brigada pueda ser designada para misiones que nada tienen que ver con saltos ni infiltraciones paracaidistas, como la que tiene ahora entre manos: su aportación a la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN (VJTF, en sus siglas en inglés), que estará en fase de disponibilidad a lo largo de 2020.

 

85_asi_en_la_tierra_como_en_el_cielo_05

 

En concreto, la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas sumará a esta Fuerza —que está liderada en su parte terrestre por la 21ª Brigada Mecanizada de Montaña del Ejército polaco —la Bandera de Infantería Protegida “Roger de Lauria” II/4, dotada de la movilidad táctica y protección que brindan vehículos como los Lince, los RG-31 o los VAMTAC; una Batería del Grupo de Artillería de Campaña VI y una Compañía del Batallón de Zapadores VI. Este conjunto de fuerzas de entidad Grupo Táctico ha dedicado el primer semestre del año a la fase de adiestramiento nacional, cuya culminación era el ejercicio de Evaluación/Certificación al que se enfrentaron, a finales del mes de mayo, en el Centro de Adiestramiento de Chinchilla (Albacete).

Previamente a la salida al campo de maniobras se había superado la fase administrativa, consistente en una Revista de Organización del personal alistado, así como del material, armamento y vehículos, además de la parte documental, en la base “Príncipe” (Madrid) y en el acuartelamiento “Santa Bárbara” (Javalí Nuevo, Murcia), los días 15 y 16 de mayo.

La revista fue efectuada por parte de un equipo evaluador, compuesto por personal del Estado Mayor de la Brigada, según los criterios marcados por OTAN para este tipo de procedimientos. Para verificarlo, les acompañó un observador del Cuartel General del Mando Componente Terrestre de la OTAN, ubicado en Izmir(Turquía), procedente del Ejército búlgaro. A él se unió otro compañero, del Ejército de Estados Unidos, durante la evaluación del nivel de adiestramiento que tuvo lugar en “Chinchilla”, en la que la Bandera de maniobra y todos sus apoyos ejecutaron operaciones ofensivas/defensivas. La ambientación en la que desarrollaron sus acciones fue un escenario convencional/híbrido ubicado en Europa central, en la línea de anteriores ediciones.

La Brigada polaca se encontrará con las unidades que, en caso de ser activada la VJTF 2020, tendría bajo su mando, en su propio país, en el mes de junio, para el ejercicio  “Dragón”,ya dentro de la fase de adiestramiento internacional. Habitualmente, esta comienza en el segundo semestre del año previo al de entrada en disponibilidad (o stand-by),en esta ocasión se ha adelantado al inicio del verano. Eso hace que no sea una preparación al uso, indica el coronel Herrero, jefe del Regimiento “Nápoles” nº 4 y director del ejercicio. A pesar de que los plazos se han acortado, las unidades de la Brigada están preparadas para afrontar la nueva fase, en la que la Plana Mayor de la Bandera acudirá a Polonia para integrarse en células de respuesta en un ejercicio conjunto.

 

"PAQUETE" PREPARADO

Bandera de Maniobra

85_asi_en_la_tierra_como_en_el_cielo_03

 

La unidad tipo batallón ligero-protegido que la Brigada “Almogávares” aporta a las fuerzas terrestres de la VJTF 2020 está formada por personal de la Bandera “Roger de Lauria”, del Regimiento de Infantería “Nápoles” nº 4 de Paracaidistas, más una compañía de la Bandera “Ortiz de Zárate”, del Regimiento de Infantería “Zaragoza” nº 5; también se integra una compañía portuguesa. Cuenta con medios MRAP como el Lince y el RG-31, y vehículos VAMTAC y BMR.

Durante las maniobras en “Chinchilla”, sus compañías realizaron actividades de combate en zonas urbanizadas, tiro con fuego real de armas individuales, colectivas y de los propios vehículos, reconocimiento de itinerarios, acciones ofensivas y defensivas de cara al ejercicio de nivel grupo táctico, en el que desarrollaron una operación completa contra un enemigo convencional. La preparación VJTF nos condiciona a enfrentarnos a un enemigo convencional que, en este caso, es un enemigo mecanizado protegido con medios rueda.

No es la amenaza asimétrica a la que estábamos acostumbrados en los últimos años, destaca el teniente coronel Amezcua, jefe de la II Bandera.

 

ARTILLERÍA

85_asi_en_la_tierra_como_en_el_cielo_02

 

El Grupo de Artillería de Campaña VI aporta una batería de obuses Light Gun 105 mm a la unidad de apoyos de fuego de la VJTF. Durante el ejercicio tipo alfa, practicaron los despliegues de las secciones, el tiro técnico y los cambios de asentamiento, para estar listos para acompañar el avance de la maniobra durante la fase beta, puesto que el apoyo nunca puede convertirse en una carga, subraya el jefe de la batería, capitán Martínez.

 

Para garantizar que fuese así, las piezas practicaron el paso de posición de transporte a posición de tiro& hasta 25 veces al día. Por si esto fuera poco, la sargento Pueyo, jefe de la pieza directriz de su sección, añadió una complicación extra hacerlo con el traje de protección NBQ puesto.

Una oportunidad para que los nuevos artilleros, como los soldados Ramírez y Téllez, en sus primeras maniobras con la pieza, cogiesen soltura en sus puestos como sirviente de cierre y cargador.

 

ZAPADORES

El Batallón de Zapadores VI aporta a la VJTF 2020 una compañía de apoyo con dos secciones de Zapadores y una de Organización del Terreno. Esta última, al frente de la cual está el teniente Naranjo, y dotada de maquinaria de movimiento de tierras, dedicó parte de su instrucción y adiestramiento la creación de asentamientos para unidades de Artillería, una de las misiones que se le podrían encomendar en caso de activación de la VJTF.

 

Asi en el  cielo como en la tierra

 

El Grupo “Sagunto” I del “Lusitania” nº 8, la unidad de Caballería de la Brigada VI, coincidió en tiempo y espacio con las unidades asignadas a la VJTF. Aunque no forma parte del paquete de fuerzas a disposición de la  OTAN y no sería transferido, uno de sus escuadrones forma la Sección de Protección del Elemento de Apoyo Nacional. Por eso, en “Chinchilla” se centraron en «actividades de seguridad de instalaciones, control de accesos, protección de autoridades o escolta de convoyes, todos ellos cometidos específicos de una misión de protección indica el teniente coronel Santiago, jefe del Grupo. A esto se unió la instrucción básica de tripulaciones, un punto necesario dado que el escuadrón cuenta con un número importante de soldados de reciente incorporación a la unidad.

Líderes en su capacidad estrella

El mayor ejercicio conjunto-combinado de infiltración paracaidista que se celebra en Europa lleva sello español. Se trata del Lone Paratrooper organizado y liderado por la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas y que, en su última edición, se desarrolló del 6 al 14 de mayo en la Academia Básica del Aire en La Virgen del Camino (León). Paracaidistas de los Ejércitos de Estados Unidos, Francia, Holanda, Italia, Polonia y Portugal se unieron a los españoles y practicaron e intercambiaron procedimientos de lanzamientos a alta cota —a unos 25.000 pies (alrededor de 8.300 metros)— con empleo de oxígeno, con apertura a alta  cota (HAHO) y a baja cota (HALO). Precisamente, ese es su objetivo  principal: instruir al personal participante en las técnicas de infiltración paracaidista e intercambiar experiencias con militares  de  otros países que emplean  diferentes procedimientos, para favorecer la interoperabilidad en futuras misiones.