• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes

miércoles 30 de octubre de 2019

Número: 92

El plan del Ejército en Baleares

Cuando se cumple un año de las inundaciones en San Lorenzo (Mallorca) —en octubre de 2018—, muy pocos en la zona olvidan a las víctimas de la riada y los múltiples daños ocasionados. Y, con ello, también es difícil borrar aquella imagen del apoyo prestado, en la que quedó reflejada la gran labor del Ejército durante esos días.

 

 

 

La actuación no es casual ni improvisada, y con lleva mucho esfuerzo y preparación para poder afrontar este tipo de situaciones. La Comandancia General de Baleares (COMGEBAL) aplica el Plan Vigilante Balear —entre el 15 de mayo y el 15 de septiembre—. Con ello busca estar preparada y saber cómo tienen que dirigirse las actuaciones para prestar el apoyo a las autoridades involucradas.

El Plan sirve de adiestramiento para las unidades y de instrucción para el personal. De este modo se consigue que, en caso de emergencia, el apoyo prestado sea lo más eficaz posible, así como tener un conocimiento previo de las zonas más vulnerables o cuándo dotar de medios materiales.

La iniciativa partió de la COMGEBAL y fue su actual jefe, el general Cifuentes, quien lo puso en marcha en el año 2016. Desde entonces se ha ido consolidando y diversificando; actualmente, centra sus esfuerzos en diferentes ámbitos.

Durante la activación del Plan Vigilante Balear se pasa de la fase de preparación a la de disponibilidad. Los cuatro ejes principales son realizar acciones de presencia militar en las islas, incrementar el conocimiento de la situación, desarrollar actividades de preservación del medio ambiente y aumentar la visibilidad del Ejército entre la población civil.

El radio de acción del Plan Vigilante Balear llega a las islas de Mallorca, Menorca, Ibiza y Cabrera. Durante los cuatro meses se fija un destacamento permanente en la isla de Cabrera y en cabo Pinar (Mallorca). Además, se establece una presencia semipermanente en los campos de maniobras y tiro, así como en el resto de zonas de instrucción.

 

La coordinación es fundamental dentro del Plan Vigilante Balear. Por ello, la Sección de Preparación del Estado Mayor se encarga de hacer «un seguimiento de las actividades del archipiélago, en contacto con las autoridades civiles», explica el comandante Cherino, jefe de la Sección. Todos los esfuerzos se centran en que Baleares tenga un plan para garantizar la eficacia en caso de que sea necesario.

 

El Plan sirve de adiestramiento

para las unidades y de

instrucción para el personal

 

 

PATRULLAS PARA ESTAR MÁS CERCA

Con el objetivo de incrementar el conocimiento sobre la zona y establecer contacto con las autoridades civiles, se establecen patrullas a pie y motorizadas con periodicidad semanal. «Este año hemos centrado más las actuaciones en los puntos críticos de las inundaciones del año pasado», expone el teniente Rojo, jefe de la patrulla motorizada.

El conocimiento previo del terreno les permite mayor rapidez en caso de que se requiera una actuación. Por ello el itinerario va cambiando en cada una de las patrullas. «Se contacta previamente con Guardia Civil y la Policía Municipal de los municipios para informarles de la presencia en su término», argumenta. Una vez allí se vuelve a tratar con ellos, para la puesta en común de información sobre la zona.

Además de las patrullas a pie o de las motorizadas, también se realizan patrullas de oficiales, que hacen un estudio más concreto; en este caso, con una periodicidad mensual.

UN DÍA CON LA PATRULLA

El equipo de Tierra se ha querido sumar al convoy de la patrulla motorizada para conocer cómo es su trabajo un día cualquiera. La primera parada es la localidad de Buñola. Allí se encuentra un agente esperando la llegada: «Nos avisaron de que vendrían, este tipo de actuaciones son importantes para ganar fluidez en la comunicación», señala. La ruta sigue y la siguiente parada es el municipio de Marrachí. Allí se trata con el inspector la situación de la zona. «Cuando hay solidaridad y coordinación, el trabajo es mejor», afirma. La patrulla motorizada favorece un mayor conocimiento de la zona y el contacto con las autoridades civiles, algo que se complementa con las realizadas a pie y las de oficiales.

 

Presencia en Cabrera

La isla de Cabrera, actual Parque Nacional Marítimo Terrestre, fue hasta no hace muchos años un campo de maniobras y tiro dependiente de la Comandancia. En 1979 se realizaron las últimas maniobras militares en la isla. Actualmente, es propiedad del Ministerio de Defensa, aunque al ser Parque Nacional tiene fuertes restricciones para su mantenimiento.

Con la activación del Plan Vigilante Balear, el Ejército refuerza la presencia en la isla mediante un destacamento que realiza rotaciones semanales. Además del mantenimiento de las instalaciones, contribuye a la preservación del medio ambiente y evita el intrusismo en la zona.

El cabo 1º González, ha tenido la oportunidad de estar al mando del primer y el último destacamento del Plan Vigilante Balear 2019 en Cabrera. «Antes de marcharnos realizamos un inventario y destacamos aquellas posibles mejoras que se pueden hacer de cara al próximo año», dice. Además, apunta, que los objetivos se han cumplido de forma exitosa un año más.

El trabajo del Ejército en tierra es fundamental, pero también las labores que se realizan para la limpieza marina. Recientemente, mediante un acuerdo del Consejo de Ministros del 1 de febrero de 2019, se ha ampliado la zona marítima del Parque Nacional. Con ello se incorporan los espacios marinos colindantes. La ampliación prevista tiene una extensión de 80.773,17 hectáreas que, sumadas a las actuales, dan un total de 90.793,95.

 

UN POCO DE HISTORIA

Cabrera pertenece, administrativamente, a Palma de Mallorca, y dista de la isla 17 kilómetros. Numerosos pueblos, como los fenicios, los cartagineses, los romanos o los bizantinos, han empleado este lugar como refugio. El carácter militar de Cabrera la protegió del desarrollo turístico. En 1991 se crea el Parque Nacional Marítimo-Terrestre, y en 2002 Defensa y Medio Ambiente establecen un convenio para regular el uso de las instalaciones militares.

 

 

LIMPIEZA DEL FONDO MARINO

El Ejército también promueve labores de limpieza del fondo marino. Esta actuación es fundamental para la preservación del medio ambiente. El equipo de buceadores, el 18 de septiembre, llevó a cabo la acción en la isla. Se ha desarrollado en tres grupos: uno de limpieza superficial de las playas, otro de aguas poco profundas y buceo en zonas más profundas.

 

 

MÓDULO DE EMERGENCIAS

Con la activación del Plan Vigilante Balear se realizan acciones militares tácticas en apoyo a la Unidad Militar de Emergencias (UME), y se establecen equipos como primer elemento de apoyo, en caso de que sea necesario y hasta el desplazamiento de la UME al lugar. De este modo, la Comandancia establece un módulo de emergencias con el objetivo de ayudar, proteger y apoyar a la población civil como consecuencias de catástrofes de origen natural, ya sean meteorológicas, sísmicas o de otra índole.

El módulo, actualmente, está bajo la supervisión del capitán Andújar, quien manda una de las compañías del Batallón “Filipinas” I/47. Sin embargo, el contacto con la UME es fundamental en todo momento.

Para facilitar la conexión hay un militar que sirve de enlace entre ambos. «Al activar la emergencia ya hay un enlace telefónico constante», comenta el comandante Campos, quien ejerce esa función actualmente.

La intervención se establece en tres equipos en función de la prioridad, con posibilidad de ser activados en tres, seis y nueve horas respectivamente. Van desde el apoyo inicial al de ingenieros, el transporte de damnificados o apoyo logístico.

 

BALANCE DEL PLAN 2019

 

Durante este año, el Plan Vigilante Balear ha tenido el siguiente balance de actuación:

  • Días de presencia permanente en Cabrera: 120
  • Días de presencia permanente en Cabo Pinar: 123
  • Patrullas en campos de maniobras y tiro: 118
  • Patrullas de presencia: 17
  • ŸPatrullas de oficial: 4
  • Patrullas a pie: 9
  • Jornadas de instrucción continuada: 4
  • Jornadas de instrucción dentro del Programa Funcional de Ingenieros: 68
  • Días de apoyo a la UME: 122
  • Alistamiento del módulo de emergencias: 1
  • Limpieza del fondo marino de Cabrera: 1
  • Ejercicios militares en islas menores: 2
  • Jornadas del plan de puesta a punto: 9
  • Patrullas de vigilancia contra incendios: 123