• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Noticias

miércoles 10 de diciembre de 2014

Número: 127

Combate en ambiente subterráneo.

Cuevas de Sierra Alamilla

El binomio avanza cauteloso (Foto BRILEG / Bg. Canelo)

Cuevas de Sierra Alamilla

La progresión es lenta (Foto BRILEG / Bg. Canelo)

 La Brigada de La Legión ha recibido la misión de constituir Unidades experimentales para el desarrollo de procedimientos de combate en ambiente subterráneo. Por ello se ha puesto en marcha el programa PICAS (Preparación Integral para el Combate en Ambiente Subterráneo) que pretende definir las líneas maestras de la instrucción y adiestramiento en este tipo de entornos (minas, cuevas, túneles, alcantarillas…). Dos Secciones del Tercio Don Juan de Austria, una de cada Bandera (VII “Valenzuela” y VIII “Colón”), han sido designadas como unidades piloto para realizar los primeros ejercicios y experiencias sobre la base de los cuales obtener lecciones aprendidas. Estas enseñanzas serán la base para el ulterior de desarrollo de programas de instrucción y adiestramiento, normas operativas y, en su caso, publicaciones doctrinales.

 

La Brigada de La Legión, desde hace algún tiempo, viene dedicando un importante esfuerzo a la preparación para el combate en zonas urbanizadas. Sin embargo este esfuerzo se ha centrado principalmente en dos dimensiones: el combate en superficie (reconocimiento, ocupación y defensa de edificaciones y zonas urbanizadas) y residualmente en las alturas (control de azoteas, técnicas de entrada “desde arriba”, observación y localización de objetivos, francotiradores…). La tercera dimensión, el subsuelo, se encuentra todavía en un incipiente estado de desarrollo. Por ello se considera que este puede ser el momento oportuno para  emprender acciones tendentes a impulsar la preparación en este tipo de espacios subterráneos (sótanos, túneles, alcantarillas…) y así completar las tres dimensiones del entorno urbano.

 

Abundando en el tema, encontramos otra razón adicional que parece apoyar la conveniencia de dedicar cierta atención a esta modalidad de combate (espacios cerrados y subsuelo). Las lecciones aprendidas en lucha COIN nos han mostrado como los grupos insurgentes suelen utilizar espacios subterráneos (tanto en ciudades como en campo abierto) como lugares de vida, puestos de mando, zulos de armamento o simplemente refugio. En el entorno operativo actual y futuro, será cada vez más frecuente el uso por parte del enemigo asimétrico de espacios subterráneos, naturales o artificiales, con redes de túneles y galerías, con la finalidad de evitar la superioridad tecnológica propia para la vigilancia y observación, y evitar el enfrentamiento directo.