• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo de la Fuerza Logística Operativa

Fuerza Logística Operativa (FLO)

Noticias

jueves 23 de mayo de 2019

Número: 087

La AALOG 21 despide en el acto de Honras Fúnebres al cabo 1.º José Martínez Casares

Acto de Honras Fúnebres

Acto de Honras Fúnebres

Entega de Bandera y condecoración a la familia

Entega de Bandera y condecoración a la familia

Acto de Honras Fúnebres

Acto de Honras Fúnebres

 

El domingo 12 de mayo, en un acto presidido por el coronel Rebollo Martínez, jefe de la Agrupación de Apoyo Logístico n.º 21 (AALOG 21), se celebraron las Honras Fúnebres al cabo 1.º José Martínez Casares.

El cabo 1.º Casares, especialista en armamento (MMA) y con una relación de carácter permanente en el ET, ingresó el mes de febrero de 1990 en el Instituto Politécnico n.º 1 del Ejército de Tierra, siendo su primer destino el Centro de Mantenimiento de Sistemas Acorazados n.º1. En diciembre de 1994 pasó a prestar sus servicios en Granada, en el Grupo de Mantenimiento de la AALOG 22 y, posteriormente, desde enero de 2011 tras adaptaciones orgánicas, al Grupo de Transporte de la AALOG 21 (Granada). Ha sido en estas dos unidades donde ha forjado su trayectoria militar. Actualmente, estaba encuadrado en la Compañía de Transporte Mixto del Grupo de Transporte.

Durante sus casi 30 años de servicio ha participado en cuatro misiones: en la antigua Yugoslavia, dos veces en Kosovo y una en Bosnia y Herzegovina, y por último Afganistán. Además de las medallas en operaciones de mantenimiento de la paz fue acreedor de las siguientes recompensas: tres cruces al mérito militar, una mención honorífica, cruz de bronce y cruz de plata a la constancia en el servicio.

El cabo 1.º Casares siempre destacó por su trato afable, su alegría, su nobleza y su compromiso con la unidad; además era muy cercano a sus compañeros y subordinados. Tenía un inquebrantable amor a España y un afán de servicio que forjó en unidades logísticas y que transmitió a su familia y a todos los que tuvieron el honor de compartir con él todos estos años. Su compromiso con los demás llevó a su mujer a entregar sus órganos como a él le hubiera gustado. Fue un ejemplo en vida y su recuerdo permanecerá imborrable en nuestra unidad.

Estaba casado, tenía tres hijos y falleció a los 46 años.