• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

Noticias

lunes 18 de mayo de 2015

Número: 44

Mando de Adiestramiento y Doctrina.

Los Valores en la Enseñanza Militar.

Importancia del valor de Conformidad: Disciplina, Honor, Amor Al Servicio, Espíritu De Sacrificio y Responsabilidad.

Importancia del valor de Conformidad: Disciplina, Honor, Amor Al Servicio, Espíritu De Sacrificio y Responsabilidad.

La formación de los líderes militares es uno de los aspectos clave para el Ejército.

La formación de los líderes militares es uno de los aspectos clave para el Ejército.

La Subdirección de Investigación de la Dirección de Doctrina estudia las diversas formas de liderazgo en el Ejército de Tierra. La finalidad fundamental de la investigación es poder “identificar, concretar y definir el Modelo de Liderazgo” eficaz en el Ejército de Tierra. 

A nivel individual, los valores representan las metas motivacionales de los individuos que les sirven como principio guía en sus vidas y aportan información valiosa acerca de las conductas, actitudes y formas de ser de las personas. Cuando tratamos de explicar por qué los individuos se comportan de una manera determinada, solemos hacerlo a partir de las actitudes como creencias, rasgos de personalidad o normas. Las actitudes son predisposiciones aprendidas para evaluar un objeto como comportamiento o evento específico, como deseable o indeseable. Se busca un modelo de liderazgo que facilite a los Jefes de las Unidades, en los distintos niveles de jerarquía, un ejercicio de mando eficiente que logre el apoyo consciente y la cooperación activa de todos sus subordinados, para hacer frente a situaciones diversas, complejas e imprevisibles por las que se caracterizan los conflictos actuales. El análisis del liderazgo en una organización debe necesariamente complementarse con el estudio de los valores de sus líderes. El conocimiento de los valores del líder permite predecir sus comportamientos, intereses y actitudes, características del que ejerce el mando, las cuales influyen sobre el rendimiento de los subordinados, sus niveles de satisfacción y su compromiso con la organización.

Las Fuerzas Armadas son consideradas como depositarias de “valores permanentes” provistos de una gran capacidad para salvar los obstáculos que puedan acontecer en cada momento histórico. Dentro del Ejército, los valores generan una “verdadera uniformidad psíquica” que favorece la cohesión dentro de la organización.

Respecto a la enseñanza, el “Decálogo del cadete” de la Academia General Militar (2008) recoge los diez valores fundamentales que debe tener un militar y que sirven como guías de conducta para los cadetes. Este decálogo incluye cinco valores de Conformidad (Disciplina, Honor, Amor Al Servicio, Espíritu De Sacrificio y Responsabilidad); dos valores de Benevolencia (Lealtad y Compañerismo); cuatro valores de Universalismo (Amor a la Patria, Ejemplo, Justicia y Abnegación); dos valores de Estimulación (Vocación, Valor) y dos de Logro (Prestigio y Espíritu de superación).

La formación de los líderes militares es uno de los aspectos clave para el Ejército. “Ejercer un liderazgo ejemplar basado en la iniciativa, la creatividad y el análisis de situaciones complejas y ser un referente constante en el ejercicio de la virtudes militares” es una exigencia para los mandos del Ejército de Tierra.

Actualmente, el Ejército de Tierra español se encuentra en un proceso de reforma de la enseñanza, en el que el liderazgo es un factor a considerar a lo largo del desarrollo de la carrera profesional en todos los empleos militares. La formación militar no pretende solamente procurar la adquisición de destrezas, habilidades y conocimientos técnico-tácticos, implica igualmente un proceso activo de socialización en un entorno particular con rutinas muy estrictas y establecidas de antemano, que requieren una continua adaptación de las personas que desean formar parte del Ejército.

En cuanto al método, se trabajó con muestras intencionales de alumnos pertenecientes a la enseñanza militar de formación de oficiales y de suboficiales. El cuestionario formaba parte de una batería de pruebas que se administró con la intención de obtener información acerca de los estilos de liderazgo, los valores y otras variables antecedentes y resultado. Se realizó una adaptación del contenido de los ítems según el empleo de algunos términos en la cultura militar y un pequeño estudio piloto con 22 sujetos, todos ellos militares de las tres categorías de oficiales, suboficiales y tropa, para asegurar la correcta interpretación de los ítems. Se divide la muestra en dos grupos.

Ambos subgrupos valoran la confianza en su propio criterio (Autodirección: Iniciativa, Flexibilidad, Capacidad de adaptación, Capacidad de decisión, Innovación, Confianza en sí mismo…) y el bienestar de su grupo de pertenencia (Benevolencia: Lealtad, Compañerismo, Cohesión, Fidelidad, Unidad, Generosidad, Honestidad…) pero tienen como últimas motivaciones aspectos que puedan relacionarse con el poderío, la supremacía, el dominio o la imposición de su estatus superior y el compromiso con los usos, costumbres e ideas que establece la cultura tradicional.

El trabajo concluye destacando que el conocimiento del modo de ser de los miembros de una organización y el grado en que comparten sus valores culturales, resulta un tema crucial en cualquier momento histórico. Pero es en la coyuntura social actual, caracterizada por el pluralismo de las sociedades, el relativismo moral o el debilitamiento de las creencias religiosas, en el que el estudio de los valores de las instituciones y sus componentes cobra mayor interés.

Las Fuerzas Armadas no son ajenas a estas circunstancias, su interés se centra no solo en definir sus propios valores, sino también en mantenerlos, promoverlos y divulgarlos. En una aproximación al estudio de los valores desde el método científico, se ha realizado un examen de los valores del ET, que se inició con un análisis de contenido de leyes y otros documentos relevantes para la Institución militar. Los resultados de este primer análisis quedaron reflejados en el documento Los valores militares en el Ejército de Tierra que permitió identificar, relacionar y encuadrar en categorías, según su significado y acciones que persiguen, unos ochenta valores militares.

Así se llega a la conclusión general de que la preparación para la acción del mando, la iniciativa y la creatividad, el buen funcionamiento de la unidad y la protección de los derechos fundamentales y las libertades, son los principales motivos que guían las conductas de los futuros mandos del Ejército.