• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo Regimiento de Infantería

Regimiento de Infantería "Tercio Viejo de Sicilia" Nº 67

Noticias

viernes 8 de junio de 2018

Número: 003

Por tierra, mar y aire.

Histórico Salto Paracaidista en San Sebastián, Donostia, en el acuartelamiento Loyola, durante el Día de las Fuerzas Armadas

Histórico Salto Paracaidista en San Sebastián, Donostia, en el acuartelamiento Loyola, durante el Día de las Fuerzas Armadas

Histórico. Este es el único adjetivo con el que se puede resumir el sentir de los 1479 visitantes, incluidos 360 niños, que el sábado 2 de junio se acercaron a descubrir las novedades que ha organizado el Tercio Viejo de Sicilia con motivo de la celebración del día de las Fuerzas Armadas.

Histórico por la cantidad de invitados que tuvimos, Guardia Civil, Armada, Ejército del Aire, Yeguada Militar de Lore-Toki y la colaboración de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército del Aire. Histórico por el número de amigos que entraron en el Acuartelamiento Loyola, el doble que el año pasado.

Histórico por la cantidad de medios puestos al alcance de los ciudadanos, dos embarcaciones, un robot desactivador de explosivos, un simulador aéreo de combate, dos potros y nuestra estrella, un Helicóptero NH-90 “Caimán” que probablemente ha sido lo más fotografiado.

Pero sin desmerecer a ninguno de los que participamos en esta jornada de puertas abiertas, histórico ha sido el salto en modo manual que ha protagonizado una escuadrilla de paracaidistas del Ejército del Aire, el primer salto militar en nuestra ciudad: con el fondo musical “obertura 1812” de Tchaikovsky y las indicaciones del relator, cuatro puntitos comenzaron a divisarse en la altura después de saltar desde un avión modelo T-12. Durante tres minutos fueron deslizándose suavemente mientras desplegaban la bandera de percha del Tercio Viejo de Sicilia y una enorme enseña nacional visible desde todo San Sebastián. Arropados por los edificios del patio de armas Miguel de Cervantes rebosantes de público y sus aplausos, uno a uno tocaron tierra al lado de nuestro escudo. Nuestra bandera fue entregada poco después al coronel jefe del Regimiento para que fuera expuesta en la Sala Histórica junto a otros recuerdos que conmemoren la efeméride.

No sería justo dejar de nombrar a todos los que con su amabilidad y sonrisa hicieron inolvidable este día, desde el personal que enseñaba los materiales expuestos a la banda de guerra que amenizaba con sus interpretaciones, los pintacaras, el pincha música, los cocineros de la paella, los de seguridad, los que anotaban los tiempos a los niños en la pista de aplicación, los acompañantes de la prensa, los artistas del gabinete multimedia, los encargados de la Sala Histórica y al propio sol que quiso salir cuando el día anterior marcaba un 90% de probabilidades de lluvia. En definitiva gracias a todos los que de alguna manera han contribuido a llevar a los donostiarras el día de las Fuerzas Armadas por tierra, mar y aire.