• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo RI Palma 47

Regimiento de Infantería Palma nº 47

Noticias

miércoles 1 de agosto de 2018

Número: 006

Plan Vigilante Balear

"Estamos por el Medioambiente"

 

El interés creciente por el patrimonio natural y las buenas prácticas del Ejército en materia medioambiental ya fueron puestas de manifiesto en la alocución de la toma de mando del General Cifuentes, como Comandante General de Baleares, en la que marcó como una de las tres áreas de actuación preferente durante su mandato la del medioambiente.

Actualmente contamos con zonas de instrucción y adiestramiento de especial atención medioambiental como son el Campo de Maniobras y Tiro Jaime II de Palma, Cabo Pinar en Alcudia, Rafaubeitx y Banco de Ibiza en Calvia, Santa Magdalena en Inca y el archipiélago de Cabrera, propiedad del Ministerio de Defensa desde hace más de 100 años y Parque Nacional desde hace 27 años. Estas áreas de especial protección medioambiental se nos muestran hoy en un estado de conservación notablemente mejor que el de parajes semejantes que fueron dedicados a otras actividades humanas, sumando un total de casi 500 hectáreas sin contar las 1570 ha, del archipiélago de Cabrera.

Con objeto de aumentar el conocimiento, preservar el medioambiente y servir de alerta temprana ante incidencias, la Comandancia General de Baleares elaboró en el año 2016 el Plan “Vigilante Balear”, plan que por tercer año consecutivo se ha puesto en marcha durante la época estival.

VIGILANTE BALEAR RI47

Este Plan contempla la ejecución de las siguientes actividades:

Desde mediados del mes de mayo hasta mediados del mes de septiembre, la presencia militar en la Isla de Cabrera se realiza con un destacamento, que además de los cometidos de instrucción y mantenimiento, colabora con el personal del Parque Nacional para la preservación del medioambiente y la detección de cualquier indicio de incendio Forestal.

El destacamento permanente de Cabo Pinar realiza labores de vigilancia para controlar que en la zona no se pone en riesgo el medio ambiente.

Se realizan patrullas periódicas que contribuyen de forma activa a la preservación del medioambiente efectuando labores de vigilancia en las zonas de Santa Magdalena en Inca y Rafaubeitx/Banco de Ibiza en Calvia

Con objeto de hacer extensiva esta vigilancia a otras zonas de Mallorca, de propiedad NO militar, se efectúan Patrullas de reconocimiento, con una periodicidad semanal, por aquellos itinerarios, zonas o instalaciones que se determinan previamente.

Se realiza una patrulla de oficial, con periodicidad mensual en zonas a determinar, dentro de la Isla de Mallorca, Menorca e Ibiza con objeto de actualizar itinerarios y caminos, posibles asentamientos de unidades, zonas complicadas para paso de vehículos, etc.

Mensualmente se realiza una marcha a pie de las Unidades de la Comandancia por distintas zonas de Mallorca.

Se facilita a las unidades de la UME que se preposicionan durante la campaña de lucha contra incendios forestales, todo aquello que precisen para su buen funcionamiento.

Se ha creado un centro de coordinación en este Cuartel General para el control de las actividades reflejadas en el Plan Vigilante Balear.

Dentro de este Plan y debido a nuestra carácter insular, con la finalidad de ayudar, proteger y apoyar a la población civil como consecuencia de catástrofes de origen natural, ya sean meteorológicas, sísmicas u otra índole y de las provocadas por el hombre, como incendios forestales, contaminación de cualquier tipo, etc, y en colaboración con la Unidad Militar de Emergencias (UME) se ha creado anexo al Plan Vigilante Balear un Módulo de Apoyo a Emergencias que permitirá, en un primer momento disponer de capacidades de diversa índole, sobre el terreno, tanto humanas como materiales, mientras se produce el desplazamiento y despliegue de la UME desde su Base en Valencia, así como reforzar y complementar las capacidades de esta Unidad tras el despliegue.

Las capacidades aportadas por la Comandancia General de Baleares van desde favorecer la comunicación entre organismos, transporte y asistencia de personal damnificado, traslados y evacuación de heridos, asistencia sanitaria primaria, tratamiento veterinario, análisis de contaminantes, apoyo logístico de mantenimiento, recuperación de vehículos al movimiento de tierras o análisis de la información.

El módulo incluye la instalación, sobre el terreno, de un centro temporal de acogida a damnificados donde se proporcionaría una asistencia inicial de alojamiento temporal, alimentación, acomodación y seguridad, para su posterior traslado a otros centros de la administración pública.

Estos módulos tienen una disponibilidad de veinticuatro horas durante los siete días de la semana, dentro del Plan Vigilante Balear

Durante el periodo de activación del Plan suelen intervenir alrededor de 500 militares, un centenar de vehículos, recorriéndose 1.500 km aproximadamente.

Con todas estas medidas, queda patentela voluntad de la Comandancia General de Baleares de ser un elemento más en la preservación del medio ambiente en el archipiélago y servir de alerta temprana ante incidencias.