• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

BRICAN. XVI

Brigada "CANARIAS" XVI

Historial

CREACIÓN DE LA BRIGADA

La Brigada  “Canarias” XVI tiene su origen en el Real Decreto de 20 de agosto de 1.904 por el que se Reorganizan las Tropas y Servicios del Ejército en las Islas Canarias. Por este Real Decreto se crea el Gobierno Militar de las islas orientales (Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote) con sede en Las Palmas de Gran Canaria cuyo Mando correspondía a un General de División que era, a su vez, Subinspector de las tropas activas, de las reservas y del reclutamiento en el territorio de su Mando.

Mapa de Leonardo Torriani

Finalizada la Guerra Civil, el Gobernador Militar, de empleo General de Brigada, se constituye, además, como Jefe de Tropas de Las Palmas de Gran Canaria y de la provincia, manteniendo similares atribuciones y despliegue territorial.

En febrero de 1.971 se modifica el empleo del General Jefe de Tropas a General de División, sin que ello suponga una variación de sus cometidos.

A lo largo de estos años ha sufrido numerosos cambios de denominación tales como Jefatura de Tropas de Gran Canaria, Jefatura de Tropas de Las Palmas de Gran Canaria, Segunda Jefatura de Tropas de las Islas Canarias y Jefatura de Tropas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote o Jefatura de Tropas de Las Palmas.

PALACIO MILITAR DE LAS PALMAS

Según lo ordenado en la N.G. 07/02 del EME. sobre Adaptaciones Orgánicas del Ejército para 2.002, el 1 de enero de 2.003 las Unidades dependientes de la Jefatura de Tropas de Santa Cruz de Tenerife pasan a depender orgánicamente de la Jefatura de Tropas de Las Palmas, ampliándose la responsabilidad territorial de esta última a todo el archipiélago canario.

Según lo dispuesto en la N.G. 03/04 del EME. sobre Adaptaciones Orgánicas del Ejército para 2.005 y previsiones para 2.006 la Jefatura de Tropas de Las Palmas se transforma en Jefatura de Tropas del Mando de Canarias.

Como consecuencia de la N.G. 05/07 del EME. sobre Adaptaciones Orgánicas para el ET. en 2.007 con fecha 01 de febrero de 2.008 se lleva a cabo la transformación, por adopción de su plantilla reglamentaria del Cuartel General de la Jefatura de Tropas del Mando de Canarias en Cuartel General de la Brigada de Infantería Ligera de Canarias.

Edificio de Cuartel General

Conforme a lo dispuesto en la N.G. 02/08 del EME. sobre Adaptaciones Orgánicas para el ET. para el año 2008 se modifica la denominación de la Brigada pasando a denominarse Brigada de Infantería Ligera “Canarias” XVI.

Con arreglo a lo establecido en el Real Decreto 872/2014, de 10 de octubre y en conformidad con la Orden DEF/166/2015, de 21 de enero, se aprueba la organización del Ejército de Tierra, en su artículo 22 se cambia la denominación de la  BRILCAN XVI por Brigada «Canarias» XVI.

 

TOMA DE POSESION DEL GENERAL JEFE DE LA BRIGADA

En virtud de lo dispuesto en la Orden 430/03798/16; B.O.D. núm 55 de 21 de Marzo de 2016, con esta fecha se hace entrega del Mando de la Unidad al General de Brigada D. Venancio Aguado de Diego

ESCUDO

DESCRIPCIÓN Y JUSTIFICACIÓN DEL ESCUDO DE LA BRIGADA “CANARIAS” XVI.
Timbre

Corona Real

Descripción Escudo Central

Cortado: Primero: En campo de gules (rojo), castillo de oro mazonado de sable y aclarado de azur (azul). Segundo: En campo de azur (azul), siete islas de plata, colocadas en cuatro fajas: dos, dos, y una, ésta mayor que las demás.

Justificación

El campo de gules representa el sacrificio y la sangre derramada en defensa del archipiélago por parte de las unidades de guarnición en las Islas Canarias, el castillo representa la vigilancia y defensa del archipiélago canario, misión inicial y de la que son herederas las Unidades de esta Brigada.

El campo de azur representa al mar donde está ubicado el archipiélago que da nombre a la Brigada, y representadaslas siete islas principales del mismo.

Atributos

Bastón y sable simbolizan el Mando, en color dorado, acotados al escudo, siguiendo las diagonales imaginarias del rectángulo en el que está inscrito.