• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo de las FAMET

Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra

Organización y misión

Las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) son un conjunto orgánico de unidades de combate, apoyo al combate y apoyo logístico al combate, dotadas de aeronaves, puestas bajo un mando único para constituir organizaciones operativas de entidad y composición variable que en cada caso se determinen en función de la misión asignada, adiestradas y equipadas para llevar a cabo acciones desde el espacio aéreo próximo al suelo.    
 

Organización

Misión de las FAMET:

Aumentar la capacidad operativa de las Unidades Terrestres facilitando y prolongando el ejercicio del Mando, mediante acciones de combate, de apoyo al combate y de apoyo logístico al combate ejecutadas, generalmente, en el espacio aéreo próximo al suelo.

Al clasificar funcionalmente las unidades del Ejército de Tierra, existen de tres tipos de unidades en las que los helicópteros constituyen el componente más importante.
Estos tres tipos de unidades son:
Unidades aeromóviles:
Clasificadas como unidades de combate ligeras, estas unidades están compuestas por unidades de helicópteros de diferentes características (ataque, reconocimiento, maniobra y transporte) y unidades ligeras provistas de un apoyo logístico específico y un sistema de mando y control propio integrado en el del escalón superior.
Los helicópteros les confieren las características de rapidez, alcance, flexibilidad y movilidad, que unidas a una elevada potencia de fuego las convierte en unidades muy aptas para su empleo a grandes distancias.
Estas características las capacitan para realizar operaciones en profundidad, próximas y en retaguardia, siendo su empleo más frecuente en actitud ofensiva.
Las misiones principales que pueden cumplir son las de interdicción, incursiones, operaciones de asalto aéreo, de reconocimiento y seguridad, acciones de retardo y desgaste, inserción de elementos de operaciones especiales y operaciones de helicópteros en apoyo a otras unidades de superficie. Además, su movilidad y rapidez de ejecución permiten su empleo en la ocupación y presencia inmediata en puntos o localidades en situaciones de gestión de crisis.
Unidades de helicópteros de ataque:
Están constituidas por helicópteros equipados con una amplia gama de armamento y son aptas para llevar a cabo acciones autónomas profundas para neutralizar o destruir medios enemigos.
Sus características principales son la movilidad, la velocidad, la flexibilidad, la potencia de fuego y una gran facilidad para establecer y romper el contacto. Son capaces de operar desde zonas inaccesibles a otros medios por su independencia del obstáculo terrestre para el movimiento.
Las condiciones meteorológicas adversas y la necesidad de un apoyo logístico voluminoso y complejo pueden condicionar sus operaciones.
En el nivel operacional, pueden considerarse el medio más rápido en manos del mando para alcanzar y mantener la iniciativa, mediante acciones en profundidad en las que se combine la velocidad y la sorpresa. Igualmente permiten al mando hacer frente, con urgencia, a una acción enemiga de envergadura.
En el nivel táctico, participarán en acciones en las que predomine el movimiento y la existencia de espacios libres y tengan la finalidad de lograr el desgaste o la destrucción del enemigo, pudiendo emplearse también en misiones de reconocimiento, ya que su movilidad y medios de detección les permite proporcionar inteligencia con oportunidad en todo el campo de batalla.
Sus posibilidades de despliegue en las inmediaciones de las unidades terrestres, así como su precisión y potencia de fuego, hacen de estas unidades un eficaz medio de apoyos de fuego en circunstancias en las que no se pueden emplear otros medios.
Unidades de helicópteros de maniobra, reconocimiento y de transporte:
Están dotadas de una amplia variedad de medios que les permiten contribuir a facilitar el desarrollo, en mayor o menor grado, de todas las operaciones.
La finalidad del empleo de sus medios determina la existencia de unidades de helicópteros:
 
· De maniobra.
· De reconocimiento.
· De transporte.
 
Los helicópteros de maniobra sirven de base para la constitución de agrupamientos de asalto aéreo en unión de unidades ligeras y de otras unidades de helicópteros.
 
Los helicópteros de reconocimiento proporcionan una amplia gama de posibilidades para la exploración, el reconocimiento y la seguridad, permitiendo detectar e identificar las fuerzas enemigas en todo el campo de batalla.
 
Los helicópteros de transporte permiten realizar el apoyo logístico necesario para el sostenimiento de la organización operativa que se constituya.
 
Las organizaciones operativas constituidas sobre la base de estos tipos de unidades han de contar con las capacidades necesarias para el cumplimiento de las misiones que se les encomienden.
 
La versatilidad, la movilidad, la flexibilidad y la rapidez en la ejecución de las misiones encomendadas a las unidades de helicópteros5, permiten obtener frecuentemente la sorpresa en su actuación.
 
Estas características hacen de las unidades de helicópteros un medio eficaz en todo tipo de operaciones.