• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo de la Unidad

Brigada "Galicia" VII

Noticias

viernes 31 de mayo de 2019

Número:

El Batallón San Quintín en ambiente desértico

Combate en el subsuelo.

Combate en el subsuelo.

Movimientos en zona desertica.

Movimientos en zona desertica.

Puesto de vigilancia en COP.

Puesto de vigilancia en COP.

Hay algunos escenarios que por sus características resultan especialmente hostiles y complicados para el desarrollo de operaciones militares, entre ellos el desierto y el subsuelo.

Es precisamente en estos escenarios donde personal del Batallón de Infantería Protegida «San Quintín» I/3, del Regimiento de Infantería «Príncipe» nº3 perteneciente a la Brigada «Galicia» VII (BRILAT), han desarrollado un ejercicio en el Campo de Maniobras y Tiro (CMT) «Álvarez de Sotomayor» (Viator, Almería).

 Aprovechando las posibilidades que ofrece este CMT, se llevaron a cabo cometidos de instrucción y adiestramiento que no se pueden realizar en los CMT habituales próximos al Acuartelamiento «Cabo Noval» en Asturias: combate en subsuelo, contrainsurgencia y combate generalizado en ambiente desértico/semidesértico, ocupación, defensa y ejecución de un plan de fuegos desde un Puesto de Observación Avanzado (COP en sus siglas en Inglés), etc...Además, se aprovecharon las instalaciones del polígono de combate en zonas urbanizadas, con unas posibilidades muy distintas (poblado enemigo, edificaciones con varias alturas, subsuelo integrado en el polígono, disposición y número de edificaciones muy variado,…), así mismo se llevó a cabo una integración de las Unidades en los distintos ejercicios con enlaces tácticos, apoyo de fuego, jalonamientos e intercambio de información, entre otros.

 Otro factor que ha favorecido enormemente el adiestramiento ha sido el total desconocimiento de la zona e instalaciones de ejecución, al no ser una zona de adiestramiento habitual para los participantes en el ejercicio. Esto, unido a la necesaria «compresión» de las actividades para el máximo aprovechamiento del tiempo disponible y las incidencias imprevistas, ha potenciado la capacidad de adaptación y conducción a todos los niveles. La motivación del personal ejecutante también se ve incrementada con esa variedad de escenarios y ejercicios tácticos, lo cual es un factor importante.

Como reza el artículo 7 del Decálogo BRILAT:

«Estaré siempre dispuesto y preparado para entrar en combate».