• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

escudo BHELMA VI

Batallón de Helicópteros de Maniobra VI

Historial

Nacimiento del BHELMA VI

La gestación de la Unidad, inicialmente BHELCAN, comienza en marzo de 1979, aunque posteriormente se paraliza hasta diciembre de 1984, fecha en la que el proyecto se reactiva de nuevo para culminar con la llegada de los primeros helicópteros, al mando del entonces Cte. D. Ignacio Topete de Grassa, al Puerto de Santa Cruz de Tenerife el 26 de abril de 1986. Esa fecha, en la que se completó el traslado desde la Península en el ferry "Ciudad de Zaragoza", es la que se ha tomado como la del Aniversario del Batallón. Por lo tanto, en abril del año 2011 el BHELMA VI cumplirá el XXV Aniversario de su presencia en las Islas Canarias.

Inicialmente tras un estudio previo del Archipiélago, se decidió ubicar al BHELCAN en el Acuartelamiento Los Rodeos, compartiendo éste con el entonces Grupo de Artillería Antiaérea II/93, utilizando un viejo hangar del Ejército del Aire que fue remozado para su uso. Posteriormente, en mayo de 1993, el Batallón se trasladó a sus nuevas instalaciones sitas en el mismo Acuartelamiento de Los Rodeos, más próximas al Aeropuerto de Tenerife Norte.

La primera misión de vuelo realizada por el entonces BHELCAN, fue la preparación, ensayos y participación en el desfile militar organizado con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, que se celebró el 24 de mayo de 1986 en la Avenida Anaga de Santa Cruz de Tenerife y que estuvo presidido por Sus Majestades los Reyes de España. En esa solemne ocasión todos los helicópteros de dotación en el Batallón (seis BO-105), surcaron los cielos de la capital tinerfeña integrados en el desfile aéreo junto con otros efectivos del Ejército del Aire y la Armada.

Desembarco de un helicóptero

Misiones y particularidades de la Unidad

La misión original de la Unidad, apoyo a las unidades de la entonces Zona Militar de Canarias, se amplió también al ámbito civil debido a la escasez de helicópteros que por aquel entonces operaban en el Archipiélago, medios de una importancia sustancial en un espacio geográfico discontinuo. Por lo tanto la llegada de la Unidad a la isla de Tenerife tuvo gran relevancia a nivel social.

Los condicionamientos propios de la insularidad, el alejamiento de los órganos logísticos, las condiciones ambientales adversas para el mantenimiento de las aeronaves, las particulares condiciones meteorológicas y geográficas del Archipiélago y las peculiaridades del apoyo a unidades militares ubicadas en las diversas islas, hicieron que la organización, medios y procedimientos de la Unidad experimentaran diversos cambios para adaptarse a estas características, convirtiéndose en un Batallón de Helicópteros de Maniobra con una impronta propia.

Esta diferenciación se debe a que la Unidad realiza la práctica totalidad de sus vuelos en espacio aéreo controlado (TMA Canarias), al ámbito geográfico particular de operación que exige unos procedimientos específicos de vuelo y supervivencia en el mar y también a su dedicación prácticamente exclusiva de apoyo a las unidades del Mando de Canarias. Estos factores exigen disponer de helicópteros polivalentes para el cumplimiento de la variedad de misiones asignadas y medios de apoyo con capacidad de ser proyectados rápidamente a otras islas.

Así, a lo largo de su historia, el BHELMA VI ha venido realizando colaboraciones con la práctica totalidad de las unidades desplegadas en el Archipiélago, desempeñando los cometidos propios de los batallones de helicópteros de maniobra, entre los que citaremos:

  • Helitransporte de personal y operaciones aeromóviles
  • Apoyos por el fuego a las unidades de maniobra
  • Corrección de tiro de Artillería
  • Helitransporte de cargas (piezas de Artillería y material de Ingenieros)
  • Evacuaciones sanitarias
  • Puesto de mando aeromóvil
  • Operaciones nocturnas (con empleo de GVN)
  • Prácticas con Artillería Antiaérea
  • Relé para unidades de Transmisiones
  • Apoyo a unidades de Infantería de Marina
  • Colaboraciones con el Ejército del Aire
  • Instrucción conjunta y apoyo a la Unidad Militar de Emergencias en catástrofes: incendios forestales, seísmos, inundaciones, etc.
  • Colaboración con otros organismos como: Guardia Civil, Antiguo ICONA, Protección Civil, AENA,Ayuntamientos, etc.

Durante estos casi 25 años se ha hecho un importante esfuerzo para cumplir con éxito estas misiones, adecuando las aeronaves y mejorando la infraestructura. Así, los helicópteros del BHELMA VI se han sometido a distintas modificaciones para su modernización y aumento de sus capacidades, sobre todo en los aspectos de vuelo nocturno, navegación, enlace y supervivencia en el mar.

Misiones en el extranjero

A principios de la década de los noventa el Ejército de Tierra inició su andadura internacional con la participación en misiones internacionales fuera de nuestras fronteras. Inicialmente, el BHELMA VI no participó en estas misiones por estar ubicado en el Archipiélago y dar apoyo a unidades de las entonces denominadas de “Defensa de Área”. No obstante y con el paso del tiempo, se empezó a integrar tripulaciones y personal de apoyo del BHELMA VI en las distintas unidades de helicópteros que generaba FAMET con los batallones de helicópteros de maniobra de la Península, fundamentalmente para la Unidad de Helicópteros Española en Bosnia i Herzegovina (SPAHEL).

Finalmente en 2004, el BHELMA VI genera y prepara por primera vez una unidad de helicópteros al completo para la operación C-S en Bosnia i Herzegovina (SPAHEL XX). Posteriormente, en 2005 genera y prepara una segunda unidad para la misma operación (SPAHEL XXII).

Además, el Batallón continuó integrando personal en agrupaciones y unidades de helicópteros para la mayoría de las operaciones internacionales en las que ha participado el Ejército Español. De esta forma, a lo largo de su historia, el escudo del BHELMA VI ha estado presente en Bosnia i Herzegovina, en Kosovo, Afganistán, Irak, Kirguizistán, Mali y Líbano.

Tres años después de generar la última unidad y debido al despliegue continuado de dos y hasta tres unidades de helicópteros de FAMET en misiones internacionales, en 2008 se vuelve a requerir a BHELMA VI para contribuir al esfuerzo de FAMET. Así, desde agosto de 2008 y hasta junio de 2009 el Batallón despliega dos unidades de helicópteros - LISPUHEL IV y V, formadas por 2 HU-10 y 28 PAX por rotación en la Misión de Naciones Unidas en el Líbano ("Operación Libre Hidalgo"), dando cobertura a esta operación durante diez meses consecutivos.

Tras un breve paréntesis de nueve meses, el BHELMA VI inició en marzo de 2010 un nuevo periodo de despliegue en el Líbano, esta vez más exigente, generando tres unidades de helicópteros consecutivas - LISPUHEL VIII, LISPUHEL IX y LISPUHEL X, esta vez formadas por 1 HU-18, 1 HU-10 y 27 PAX por rotación­-, el apoyo a la operación fue de catorce meses y finalizó en mayo de 2011.

Por otro lado, y tras el proceso de transformación al helicóptero Superpuma en el que se encuentra inmersa la Unidad desde Mayo a Diciembre de 2013 el BHELMA VI aportó al último contingente de helicópteros del Ejército de Tierra desplegado en Afganistán (ASPUHEL XXXIII – ISAF), un importante número de personal (pilotos, mecánicos, aviónicos y operadores de abordo).

 

1  2  >  >>