• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo SUIGENOR

Cuarta Subinspección General del Ejército (Noroeste)

Noticias

lunes 26 de febrero de 2018

Número: 02

Recuperación de un águila real ibérica en la Base El Empecinado

Suelta del águila real ibérica en la Base El Empecinado

Momento de la suelta del águila real ibérica

Los amplios espacios donde se ubican las bases y campos de maniobras de las fuerzas armadas constituyen con frecuencia santuarios para un gran número de especies animales, muchas de ellas amparadas en figuras legales de protección y en cualquier caso todas ellas parte del patrimonio nacional. No es extraño que en el transcurso de los ejercicios o simplemente como consecuencia de la actividad diaria de las unidades nos encontremos con algún animal en aprietos. Este el el caso del águila real ibérica, (aquila chrysaetoshomeyeri),  que fue hallada herida por el personal de la Unidad de Seguridad en la Base El Empecinado, el día 13 de agosto del pasado año. Esta situación no ha sido puntual, ya que eventualidades similares se habían producido con anterioridad, pero desgraciadamente no con un final tan grato.

Después de ser recogida, y como tal y como se hizo en anteriores ocasiones con otros animales, fue trasladada al Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) de la Junta de Castilla y León en Valladolid. En este centro fue atendida por el personal de los servicios veterinarios del citado centro en colaboración del servicio veterinario de la Unidad de Servicios de la Base El Empecinado. Tras un periodo de recuperación que ha durado hasta el pasado día 23 de febrero, afortunadamente y totalmente restablecida, ha sido devuelta a su medio natural en perfecto estado, donde esperamos siga viviendo y procreando durante muchos años.

Como se ha mencionado, no siempre se tiene la suerte de recuperar a los animales. En el transcurso del pasado año también se realizaron actuaciones similares con un búho real (bubo bubo) y un azor (accipiter gentilis). Sin embrago el resultado final no fue tan afortunado. Las causas de estos fracasos son diversas (gravedad de los daños, adaptación en su recuperación en cautividad, etc.). La inmediatez con la que se llevan a cabo las actuaciones es común en todos los casos, gracias sobre todo al compromiso e implicación de todo el personal.