• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

escudo de la unidad

Brigada 'Aragón' I

Noticias

lunes 28 de agosto de 2017

Número: 29

Medalla de oro a golpe de puño

Hugo Pérez, medalla de oro en boxeo olímpico <71Kg (Foto:Ofcom BRI I)

Hugo Pérez, medalla de oro en boxeo olímpico <71Kg (Foto:Ofcom BRI I)

Hugo Pérez, durante el combate en la WPFG 2017

Hugo Pérez, durante el combate en la WPFG 2017

Una gran recompensa para un gran sacrificio

Una gran recompensa para un gran sacrificio

El sargento Hugo Pérez Gutiérrez se lleva la medalla de oro en la modalidad de Boxeo Olímpico (<71  kg) en la competición mundial WPFG (World Police and Fire Games), una competición conocida como las olimpiadas de policías y bomberos, que en este mes de agosto se ha celebrado en la metrópolis estadounidense de Los Ángeles,  y en la que han participado más de 10.000 atletas de las fuerzas del orden y de seguridad de todo el mundo.

Hugo Pérez, sargento de la Compañía de Transmisiones del Batallón de Cuartel General de la Brigada “Aragón” I, conjuga sus capacidades técnicas en las redes tácticas militares con sus entrenamientos de boxeo, K1 o kickboxing,…. Desde los 19 años lleva practicando y compitiendo en diferentes disciplinas de artes marciales, y sus últimos logros han sido medalla de plata en boxeo olímpico (<81 kg) en el europeo EPFG (European Police and Fire Games) celebrado en 2016 en Huelva, y la medalla de oro en un torneo de FIDAM (Federación Internacional de Artes Marciales) de K1 en mayo de este año en Zaragoza.

Hasta llegar a la competición mundial WPFG, Hugo viajó en solitario a Bulgaria para entrenar en el centro de alto rendimiento Pulev training Center de Sofía. También lo hizo a Estados Unidos, para entrenar en el gimnasio Johny Tocco’s de las Vegas, y al famoso Wild Card Boxing de Hollywood. Finalmente completó su entrenamiento en el gimnasio Zona Norte de Tijuana (México). Su aventura en solitario no acabó ahí, ya que se presentó a la competición sin entrenador y sin personal en esquina  por lo que el combinado filipino se prestó a ayudarle en sus combates. En agradecimiento, Hugo les regaló la bandera española que siempre llevó consigo, y que exhibió con orgullo durante todo su periplo de entrenamientos y competición.

“Me llevo muchas experiencias y un ambiente de competición lleno de compañerismo y fraternidad” apuntaba Hugo con la mirada de quien ha vivido una gran aventura.

En la Brigada “Aragón” tenemos sensación de orgullo por contar en nuestras filas con un guerrero de esta magnitud en todos los sentidos, que afronta su vida a golpe de puño y  que tiene a la Compañía de Transmisiones I totalmente volcada con su púgil y con ganas de seguir viéndole conseguir muchos más logros.