• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

ESCUDO RAMIX-30

Regimiento De Artilleria Mixto Nº30

Historial

Origenes de la Artilleria en Ceuta

Los orígenes de las Unidades artilleras de Ceuta se remontan a la conquista portuguesa de la ciudad por D. Juan I, el año 1415 (21 de agosto).

Cuando D. Juan I se retiró a Portugal, dejando a D. Pedro de Meneses la responsabilidad del gobierno de Ceuta, tuvo buen cuidado de dejar artillería en la ciudad, entregando “Huua bombarda e mujta poluora e seuo e pez...” - siendo esta bombarda la primera pieza artillera documentada de la ciudad -También la artillería enemiga fue decisiva a la hora de organizar las defensas de Ceuta, así, al conocer D. Juan III de Portugal que los musulmanes disponían de ella, ordenó una inspección cuidadosa de las defensas de la Ciudad y, considerando insuficientes las obras realizadas por D. Manuel I, dio orden de una reforma total de las mismas - trazándose el canal marítimo, existente hoy día -.La organización artillera, durante los siglos XV y XVI fue:

  • Un Almojarife
  • Un Condestable
  • Bombarderos (200 hasta 1559 y 180 a partir de esa fecha)
  • Una Cuadrilla de Mozos - para maniobrar las piezas, etc-.
  • Piezas de artillería diversa, distribuidas por las murallas de la Plaza - 78 piezas en el año 1550

Con Felipe II Ceuta mantuvo su dependencia de la corona portuguesa, por lo que no afectó de forma directa a la orgánica de las Unidades de la guarnición, incluida la Artillería.

La nueva situación favoreció a que, como la Ciudad se encontraba en situación precaria, tanto en medios humanos como materiales, fuese reforzada con tropas castellanas, pues se temían ataques de los ingleses y, según informó Jorge Seco, visitador mandado por su Majestad en el año 1586 “Su almacén de armas de artillería y municiones se encontraba muy desbaratado y en completo desorden, los arcabuces llenos de herrumbre..... E tudo entanta desorden e tan mal tratado que nao parecía casa de almasem”. Ante las preguntas del visitador el Almojarife esgrimió la falta de fondos y de hombres.

Entre los años 1630 / 1640, el número de bombarderos era de 100 - entre los que se encontraban los polvoristas y los armeros -.

Se llegó al final del Siglo XVII con la orgánica artillera siguiente:

  • Una Compañía de Artilleros.
  • Una Compañía de Minadores (creada en 1698).

Ambas Unidades permanecían subordinadas al Almojarife de las Municiones.

El 2 de mayo de 1710 el rey Felipe V, promulgó una nueva Ordenanza, por la que se organizó el Regimiento Real de Artillería de España, inicialmente dotado de tres Batallones a doce Compañías cada uno (ocho de Fusileros, tres de Artilleros y una de Minadores) el tercer Batallón fue asignado al Ejército de Andalucía y las guarniciones africanas - entre ellas Ceuta -. Este Tercer Batallón fue disuelto en 1717, reorganizado en 1718, y vuelto a disolver de manera definitiva en 1721.

En tiempos de Carlos III se unifican las tres clases de Artillería - Estado Mayor, Regimiento Real y Compañías Provinciales - , para ello el Rey promulgó, el 29 de enero de 1762, el “Reglamento de Nuevo Pie, en que S.M. manda que se establezca el Real Cuerpo de Artillería”, obra del Conde de Gazola. En este Reglamento, con base a los dos Batallones del regimiento y a las cinco Compañías Provinciales existentes, se organizan cuatro Batallones y una Compañía de Caballeros Cadetes y, cada Batallón, además de su Plana Mayor, contaría con siete Compañías, todas de Artilleros o Bombarderos indistintamente, a excepción de dos, una del Primer Batallón y otra del Cuarto que serían de Minadores.

El Segundo Batallón se ubicó en el Departamento de Artillería de Sevilla, atendiendo Andalucía, Extremadura, Melilla, Ceuta y Peñón de Alhucemas. Permaneciendo en la Plaza de Ceuta las consabidas Compañías de Artilleros y Minadores.

Durante el reinado de Carlos IV se produjeron varias reformas, entre ellas, las que afectaron a la orgánica de la Plaza fueron las de 1802 y 1806. La Ordenanza de Artillería aprobada el 22 de julio de 1802 indicaba que, de las tres Compañías Fijas dos de ellas se situarían en Ceuta - la tercera en Mallorca - además, se segregaría la Compañía de Minadores; la reorganización de 1806 transformó las Compañías Fijas de Ceuta en Brigada.

El 7 de junio de 1823 se dictaron normas para la reorganización del Ejército, pero no es hasta el 23 de abril de 1824 cuando se procedió a la reorganización de la Artillería, subsistiendo hasta entonces sólo dos Compañías a caballo, formadas por Unidades realistas. El 28 de diciembre de 1825 se organizó la Artillería en: tres Regimientos, de a dos Batallones; cuatro Batallones más - a cuatro Compañías por Batallón - ; dos Escuadrones a caballo - de tres Compañías - ; Cinco Compañías de Obreros y una Compañía de Tren por cada Batallón; ademas, las Brigadas de Mallorca y Ceuta y 15 Compañías Fijas de Artillería. Subsistiendo la Artillería de la Guardia Real. 

Con la regencia de la Reina María Cristina dio comienzo la Guerra Carlista y con ella la necesidad de adecuar la organización de la Artillería, que no afectó de forma importante a la orgánica de la artillería ceutí. Fue la reorganización llevada a cabo al finalizar la guerra - en 1841 - la que afectó la composición de la Unidad artillera de Ceuta, desapareciendo la Brigada - permaneciendo las dos Compañías de artilleros, en cumplimiento a la disposición del 1 de agosto de 1842. Un año después, el Gobierno Provisional que sustituyó a la Regencia, dispuso el 30 de agosto la organización de la Artillería en cinco Departamentos - cada una con un Regimiento - y cinco Brigadas Fijas - de a cuatro Baterías - , entre ellas la Brigada de Ceuta.

En  1848, la guarnición era reducida, con 4365 hombres, casi todos de Infantería, excepto 3 Baterías de Artillería - dos en Ceuta y una en Melilla - , una Compañía de Pontoneros y un Escuadrón de Caballería - estos últimos en Ceuta - . Además no se disponía de Artillería de Campaña, pues las tres Baterías eran de Sitio y Posición. En marzo del mismo año se incrementó la guarnición ceutí con 2 Batallones ( 700 hombres cada uno ) y en mayo se crearon dos Escuadrones de Caballería ( cada uno con 108 hombres ), destinando uno a Ceuta y el otro a Melilla; pero continuaba la Capitanía General sin Artillería de Campaña.

La ciudad, tal como indicó Madoz en su Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico (1845-1850), durante el tiempo que fue sede de la Capitanía, presentaba tres recintos defensivos fortificados, así:

  • Primer recinto: de Este a Oeste, comprendía todo el monte Hacho, estando guarnecido con una muralla a lo largo de la playa Norte y un camino cubierto - entre las Baterías del Sachal y del Desnarigado - componiendo las defensas varios fuertes y baterías, denominándose estos San Amaro, Torremocha, Pineo gordo, el Sauciño, Sta. Catalina, Punta de la Almina, el Desnarigado, Torrecilla, la Palmera, el Quemadero y el Sachal. En la cúspide de la montaña del Hacho, reconstruida el año 1771, se encontraba la Ciudadela.
  • Segundo recinto: Desde la Cortadura del Valle hasta el primer foso - llamado de la Almina - . Las fortificaciones de este recinto consistían en, la muralla Norte - reconstruida en 1741 - , un muro y las Baterías de S. Sebastián, San Pedro el Alto, los Abastos, Escuela Práctica, Rastrillo - Nuevo, el Molino, San Gerónimo, Fuente Caballos, San Carlos y San José.
  • Tercer recinto y obras exteriores: Correspondiente a la zona mas estrecha, entre el Foso Almina y el Foso de las Murallas reales - navegable -. Las Baterías que lo guarnecían eran, Sala de Armas, San Juan de Dios, San Francisco el Alto, La Brecha, Espigón de la Rivera, Primera Puerta, el Albacar - o Segunda Puerta -, Baluarte y Torreón de la Bandera, Cortina de la Muralla real, Baluarte y Torreón de la Coraza y Coraza - baja; además, en el exterior existen una serie de fortificaciones, a las que se distinguía con el nombre de Plaza de Armas, cuyas obras eran, San Pedro el Bajo, Santa Ana, Tenazón de la Valenciana, Rebellines de San Pablo y de San Ignacio, Espigón de África, Contraguardia de Santiago y su Caballero, Contraguardia de San Javier, Fuerte de San Antonio, Lunetas de San Felipe, de la Reina y de San Luis y Fuerte San Jorge.
  • La Artillería de guarnición de la Plaza era, como se dijo, de dos Baterías y, el Diccionario de Madoz indicaba que, “ la fuerza material y personal de que debe constar esta Plaza para su defensa en estado habitual de observación, es de 112 piezas de distintos calibres, montadas; 33.600 proyectiles; 136.100 libras de pólvora; 333 artilleros y 2.654 hombres de caballería e infantería; en el de sitio, 182 piezas; 141.100 proyectiles; 570.933 1/3 libras de pólvora; 646 artilleros; 100 zapadores y 5019 hombres de caballería e infantería; y al pie de guerra marítima 175 piezas; 122.500 proyectiles; 647.300 libras de pólvora; 525 artilleros; 50 zapadores; y 5.555 hombres de caballería e infantería... Para el servicio de la plaza hay una maestranza de artillería, situada en la plaza de Cuarteles en un edificio del Estado...”.

Finalizada la guerra de Marruecos, la artillería ceutí sufriría reorganizaciones orgánicas, similares del resto de España. Es precisamente el año 1860 cuando la Brigada Fija de África tomó el nombre de Batallón y sus Baterías se denominaron Compañías. Además con la desaparición de los antiguos Departamentos y la creación de las Comandancias Generales en los Distritos Militares - en que se dividió la Península - y con el despliegue de las fuerzas del Cuerpo, en 1862, el Batallón Fijo de África se convertiría en el 4º Batallón Fijo de Ceuta, dependiente del Distrito de Granada. En 1864, los Batallones Fijos de Málaga y Ceuta constituyeron una nueva Unidad orgánica, el 7º Regimiento a Pie. A partir de ese momento Ceuta recibió un nuevo empuje, construyéndose unas fortificaciones neomedievales artilladas - torreones fronterizos - y los fuertes de Benzú y del Príncipe Alfonso, en sustitución de los reductos construidos en la contienda de 1859/60, con la finalidad de control y defensa del campo exterior, además se comenzó a reorganizar la defensa de costa de la Ciudad (Batería del Desnarigado, etc ... .)

Durante el año 1866 se volvió a reorganizar la Artillería, disolviendo los Regimientos 5º y 6º a Pie y pasando el 7º - uno de sus Batallones Fijos era el de Ceuta - a ser el nuevo 5º. En 1867 se modificó la orgánica artillera, suprimiendose el 5º a Pie, quedando las seis Compañías de Artillería de Ceuta dependientes de la Comandancia de Artillería Exenta de Ceuta.

Durante el año 1883, reinando Alfonso XII, los Regimientos a Pie se transformaron en 10 Batallones de Plaza. El 26 de diciembre de 1884 se dió una nueva organización al Cuerpo de Artillería, creándose, entre otras unidades, nueve Batallones de Plaza, uno de ellos,   - el 3º -desplegado en Ceuta. En el año 1896, en el que Ceuta contaba con un Batallón - alojado en el entonces nuevo Cuartel de Artillería, situado en la parte posterior de las murallas del foso navegable - y un Parque de Artillería de pequeñas dimensiones, que no se correspondía con las necesidades reales de la plaza. Existían tres recintos fortificados y una línea fronteriza:

  • El primero, yendo del interior al exterior, comprendía todo el monte Hacho desde la Cortadura del Valle - incluyendo la fortaleza del Hacho y las baterías de S. Amaro, Torre Mocha, Pino Gordo, El Sauciño, Santa Catalina, Punta de la Almina, El Desnarigado, Torrecilla, La Palmera, El Quemadero y El Sarchal.
  • El segundo, entre la citada Cortadura del Valle y el foso de la Almina - con las antiguas baterías de S. Sebastián, San Pedro el Alto, los Abastos, Escuela Práctica, Rastrillo nuevo, el Molino, San Jerónimo, Fuente Caballos, San Carlos y San José - ; el tercer recinto, desde el anterior foso de la Almina hasta las Murallas Reales - con las fortificaciones de la Sala de Armas, San Juan de Dios, San Francisco Alto, La Brecha, Espigón de la Rivera, Primera Puerta, El Albacar o Segunda Puerta, Baluarte y Torreón de la Bandera, Cortina de la Muralla Real, Baluarte y Torreón de la Coraza y Coraza baja, además, las fortificaciones del frente de Tierra situadas en la parte occidental del foso.
  • Y por último, la línea fronteriza - con el Serrallo como cuartel principal, Torres de Piniés, Francisco de Asís, el Renegado, Yebel-Anyera, Mendizábal, Aranguren y la Torre-fuerte de Benzú, todas llevadas a cabo a partir de 1860 -.   

En Ceuta, durante el año 1897, se estaba procediendo a una gran modernización de los materiales de dotación, así, Tello Amondareyn, en su libro “Ceuta, llave principal del Estrecho” comenta el nuevo artillado de la Ciudad, indicando que este es superior al de Gibraltar, sin menosprecio de este último, y continúa detallando: “Nuestros cañones, como dice muy buen el Sr. Bentabol, de los mejores sistemas Krupp y Ordóñez y de los calibres mas grandes que se conocen, están emplazados en baterías de a dos piezas, perfectamente situadas... .

Sus baterías son completamente invisibles al exterior, desde donde no se percibe más que el talud natural que forma el terreno. En cambio, todas ellas tienen magníficas y profundas casamatas, revestidas de fortísimos murallones, en las cuales hallan seguro alojamiento las Tropas: los almacenes de proyectiles y pólvora, como todas las dependencias, están construidas a prueba de bomba, y se hallan perfectamente a cubierto de los fuegos del enemigo...

Y ahora, ..., he aquí breve reseña de las modernas baterías.

Hay cuatro de grueso calibre con ocho piezas y seis auxiliares del sistema Krupp, de 26 y 30,06 centímetros, que baten las bahías N y S, en los sitios llamados Valdeaguas, Torremocha, Pintor y Punta Negra (Puntilla).

Bía. de Punta Negra - La Puntilla - .

Existen también 11 baterías de Obuses con tiro de elevación de 21 centímetros, en los puntos estratégicos siguientes: Acho (N y S), San Antonio, Obispo, Sala de Armas y Cuatro Caminos. (Todo al Norte).

Cuenta además con 12 piezas de hierro rayado y sunchado de 15 centímetros en San José, San Carlos, Quemadero (Todas al S.). En la Muralla Real, hay varias piezas de bronce, lisas, que van a sustituirse con otras modernas.

La Batería de Valdeaguas cíñela un muro aspillerado, capaz de albergar buen número de combatientes y de dar cabida a piezas pequeñas de tiro rápido que se pueden utilizar contra desembarques, y en iguales condiciones se encuentran las de Torremocha, Pintor y Punta Negra.

D. Alfonso XII, de gloriosa memoria, fue obsequiado por el gran fabricante Krupp, con una batería de campaña de 7 centímetros completa y muy rica. Cuando S.M. visitó en 1879 las Plaza de Ceuta - honra que hasta entonces no había dispensado a la Ciudad ningún monarca español - vio que hacía falta artillería de ese calibre, y apenas regresó a Madrid ordenó que el valioso regalo fuese al Parque de dicha Plaza.

Y allí está, y por cierto que esas piezas dan resultado excelente”.

Así termina la relación, bastante detallista, del artillado ceutí, pero añade Tello una pormenorizada aclaración de las fortificaciones de la línea fronteriza, con los nuevos fuertes - construidas en las inmediaciones o sobre los solares de antiguos reductos de la guerra hispano-marroquí - , indicando:“Sirve de llave a esta línea, que forma el campo exterior de la Plaza. El Serrallo, cuartel principal en el que hay albergue para 500 hombres y emplazamiento para dos piezas de artillería: de él dependen el fuerte del Príncipe Alfonso, donde caben 300 individuos, y existen dos cañones de 10 centímetros; la Torre-Fuerte de Isabel II, capaz para 60 soldados y dos cañones de 8 y uno de 12 centímetros; las Torres de Piniés, Francisco de Asís, El Renegado, Gebel-Anyera, Mendizábal y Aranguren, en cada una de las cuales pueden encerrarse 30 o 40 plazas, y por fin la Torre-Fuerte de Benzú, en el que, si es preciso, se alojarían 100 soldados..., la mas importante de todas las que forman la zona de vigilancia sobre el campo marroquí. También tiene emplazamiento para cada pieza, ...”

Durante el año 1897, a propuesta de la Sección de Artillería, se dictaron normas para el artillado de las Costas, por las que se disponía que los servicios de exploración y vigilancia de los frentes de mar estuvieran a cargo del Cuerpo de Artillería.

En el año 1899 se produjeron diversas mejoras en la artillería española y en Ceuta las Baterías del 3º Batallón quedan reducidas a cinco, ya que causó baja en la Unidad la Batería destacada en el Campo de Gibraltar. Al año siguiente se produjo un cambio de denominación, pasando a llamarse la Unidad artillera “Batallón de Artillería de la Plaza de Ceuta”.

En 1903, el Ejército Español queda constituido por 7 Cuerpos de Ejército y cada uno formado por 2 Divisiones y cada una de ellas dotada de un Regimiento de Artillería. Desde el dos de noviembre de 1904, la Artillería se componía de 17 Regimientos de Campaña, un Grupo de Montaña en el Campo de Gibraltar, 17 Comandancias de Plaza (una de ellas en Ceuta), 7 Secciones de Obreros para los Parques Móviles, 14 Depósitos de Reserva, 9 Parques Regionales y 13 Depósitos de Armamento (en este momento el Batallón de Ceuta adoptó el nombre de Tropas de Artillería de Plaza, recibiendo agregada una Batería de Montaña del Grupo asignado al Campo de Gibraltar). El año 1909 cesó la agregación de la Batería de Montaña y quedó en la Ciudad un Grupo Mixto, compuesto por una Batería de Montaña y otra Montada. El 25 de junio de 1910 se constituyó el Regimiento Mixto de Artillería, siendo la base del mismo el Grupo Mixto 

Como consecuencia del Tratado hispano-francés, de 27 de noviembre de 1912, se crearían dos zonas de influencia, una francesa de 572.000 Km/2 y otra española de 28.000 Km/2 ( península de la Yebala - inmediaciones de Ceuta - y el Rif). Es precisamente durante el año 1912 cuando se independizó el Regimiento Mixto de la Comandancia de Artillería (permaneciendo en esta situación hasta el año 1916 - en plena I Guerra Mundial - , momento en el que el Regimiento Mixto volvería a pertenecer a la Comandancia de Artillería).

Durante el año 1917 cuando se reorganizó el Ejército - 22 de septiembre - y el Regimiento Mixto de nuevo se independizó de la Comandancia de Artillería. Al año siguiente se llevó a cabo una nueva organización del Ejército, contemplada en la Ley de Bases de 29 de julio de 1918. El año 1921 se produjo un cambio en la orgánica artillera de la ciudad de Ceuta, denominandose Comandancia Mixta de Plaza, Posición, Costa y Parque Móvil a los componentes artilleros de la misma, con excepción del Regimiento Mixto. Es precisamente en el año 1923 cuando el Regimiento Mixto es convertido en Regimiento de Montaña y se produjo una nueva integración en la Comandancia Principal de Artillería, Plaza, Posición, Costa y Parque Móvil - nueva denominación de la Comandancia artillera -.

En el año 1924 se produjo una leve modificación en la orgánica de la Artillería de Ceuta, pasando la Comandancia Mixta a un desdoblamiento, por una parte la Comandancia Principal - con el Regimiento de Montaña - y Parque de Artillería y por otra el Regimiento de Costa y Posición ( ambas Unidades artilleras bajo el mando unificado de un Coronel).

El 4 de septiembre de 1925, murió heroicamente el Teniente de Artillería D. Joaquín Fuentes Pila, que fue condecorado con la Cruz Laureada de la Real y Militar Orden de San Fernando.

A finales del año 1925 y principios de 1926 se modificó de nuevo la orgánica artillera ceutí, llamando a la Unidad : Comandancia ( con la inclusión del Regimiento Mixto de Ceuta - anterior Regimiento de Montaña - , y cuyo Coronel Jefe es designado Comandante Principal), Costa, Posición y Parque de Artillería de Ceuta.

En febrero de 1927, toda la artillería ceutí pasó a denominarse Agrupación de Artillería de Ceuta, desapareciendo la Comandancia Principal y sus funciones de Órgano superior de Artillería en el Protectorado pasaron a ser llevadas a cabo por el Inspector de Artillería de Marruecos.

Al término del año 1927 la Agrupación de Artillería recobraría el nombre de Comandancia de Artillería de Ceuta.

En diciembre de 1932, la Artillería tuvo una transformación que supondría, para la guarnición de Ceuta, un nuevo cambio de denominación, pasando a llamarse Agrupación de Artillería de Ceuta.

La constitución del Regimiento de Artillería de Campaña nº 30 (Regimiento de Artillería Divisionario nº 30), en septiembre de 1.939, se realizó por disolución de la citada Agrupación de Artillería de Ceuta, cuyas Unidades, mas otras Baterías sueltas procedentes de la Península y de Melilla, se reúnen para formar Grupos del Regimiento con materiales homogéneos, ubicándose en Tetuán (Plana Mayor y 2 Grupos) y Ceuta (1 Grupo). 

Esta reorganización supuso la creación, en el Norte de Marruecos, además del mencionado Regimiento nº 30, de los Regimientos de Artillería nº 31 y nº 32 (Melilla), como Regimientos de las correspondientes Divisiones de Infantería, del Regimiento de Artillería para CE. Nº 49, y del Regimiento de Costa nº 4, todos en base a las ya citadas Agrupaciones de Artillería de Ceuta y Melilla.

El 4 de Diciembre del año 1.940 se hizo entrega del nuevo estandarte del Regimiento de Artillería nº 30.

En 1.957 el Regimiento de Artillería nº 30 absorbe progresivamente gran parte de las Unidades de Artillería de Tetuán, Ceuta y Larache, como son el Regimiento nº 31, y en 1.960 el Regimiento nº 51, sucesor del nº 49 de CE.

En agosto de 1.959 la Plana Mayor del Regimiento de Artillería nº 30 se repliega desde el acuartelamiento de Sania Ramel en Tetuán al cuartel de la Puntilla en Ceuta, donde había permanecido un Grupo del Regimiento. Por otra parte en 1.960 las distintas Unidades de Costa y Antiaéreas se integran en el Regimiento Mixto nº 8 con sede también en Ceuta.

Con la reorganización del Ejército en el año 1965, la orgánica artillera ceutí era:

  • Regimiento de Artillería de Campaña nº 30: nueva denominación del Regimiento de Artillería nº 30, igual que la de 1943.
  • Agrupación Mixta de Artillería de Ceuta: - procedente del Regimiento Mixto nº 8 - , dependiente del Regimiento de Artillería nº 5 (Algeciras).

Por último, el 17 de marzo de 1966: se constituyó el Regimiento Mixto de Artillería nº30, dotado de materiales de Campaña, Costa y Antiaéreo, procedentes del Regimiento de Artillería de Campaña nº 30 y de la Agrupación Mixta de Artillería de Ceuta. Con ello se unificaba el mando de las Unidades del Arma de Artillería de la guarnición ceutí, siendo depositario del historial de las Unidades de Artillería Antiaérea de Ceuta.

No se produciría merma alguna en la orgánica del Regimiento Mixto de Artillería nº 30 hasta septiembre del año 1985, fecha en la que se independizó el Grupo de Artillería Antiaérea del Regimiento - con la nueva denominación de Grupo de Artillería Antiaérea Ligero nº VI - . El Regimiento sufrió una reducción en su orgánica el 20 de noviembre de 1991, con la supresión de un Grupo de Artillería de Campaña.

En el mes de julio del año 1996 se produjo una nueva segregación, la del Grupo de Costa - que pasó a denominarse Grupo de Artillería de Costa de Ceuta - y que supuso el cambio de denominación del Regimiento, llamándose de nuevo Regimiento de Artillería de Campaña nº 30 - con dos Grupos de Artillería de Campaña; con Obuses de 155/23 remolcados -.      

Como consecuencia de lo establecido en la Norma General 05/07, el 31 de Diciembre de 2007 queda disuelta la Batería de Localización y Adquisición de Objetivos.

En febrero de 2008 y en virtud de los establecido en la NG 02/08, se crea el Regimiento Mixto de Artillería Nº. 30, sobre la base del Regimiento de Artillería  de Campaña Nº. 30 y del Grupo de Artillería Antiaérea VI, quedando ubicado el Mando, y Plana Mayor, junto con parte de sus unidades en el Acuartelamiento “Teniente Fuentes Pila” y el resto en "El Hacho" .