• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo AGM

Academia General Militar.

Noticias

lunes 29 de octubre de 2018

Número: 2018-23

Conferencia Cátedra Cervantes sobre Ética y Moral.

La conferenciante

Dª Adela Cortina Orts impartiendo la conferencia AGM:OCS Y RI

Momento de la conferencia

Momento de la conferencia. AGM: OCS Y RI

“Los militares tienen un bien muy serio que ofrecer a la sociedad para que sea mejor: la defensa y la protección”

                              

     La catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Adela Cortina, ha impartido una conferencia en la Cátedra Miguel de Cervantes sobre ´Ética y Moral`. En su intervención ha explicado para qué sirve la ética. “Por ejemplo –ha señalado–, para abaratar costes porque cuando se actúa éticamente hay confianza, que es la clave de un país, abarata costes y permite que el dinero se pueda utilizar en educación o sanidad”. Además, ha proseguido, “sirve para que la gente se forje un carácter en la vida y, en la sociedad, para tratar de ver cuáles son esos mínimos de justicia que todos debemos compartir y que conforman el capital ético de los pueblos”.

     Sobre la distinción entre ética y moral, Adela Cortino ha señalado que “es filosófica, pero significan etimológicamente lo mismo. La moral consiste en forjarse un carácter porque la gente nace con un temperamento, pero con las decisiones que se toman a lo largo de la vida se forja el carácter. Quien se acostumbra a tomar decisiones justas acaba generando una predisposición a la justicia; la ética trata, fundamentalmente, de forjar la predisposición hacia unos valores superiores”.

      Por último, la ponente ha destacado que valores como libertad, igualdad o solidaridad “son los que básicamente compartimos todos los españoles porque creemos en ellos y nos gustaría que formaran nuestro capital ético. Un país, para ir adelante, necesita ese tipo de capital y hay que hacerlo en todas las profesiones y esferas de la vida social”. En ese sentido, ha concluido, “la profesión militar aporta un bien a la sociedad, a su defensa y promoción. Lo mejor que pueden pensar los cadetes es que ellos tienen un bien muy serio que ofrecer a la sociedad que son la defensa, la protección y la ayuda para que esa sociedad sea mejor”.